U$D

JUEVES 25/04/2019

Meritocracia

por  MARCELLO VACCARI

Managing director del grupo VACLOG RVA

0
Meritocracia

Lo normal es que a las personas se las contrate por sus habilidades o destrezas y en función de ellas se acuerde un salario. Los niños y adolescentes se preparan durante algunos años, para buscar luego un trabajo. Por eso es muy importante elegir, esforzarse y estudiar (un oficio, una carrera, etc.) que tenga demanda al terminar, que sirva.

La filósofa rusa Ayn Rand hizo un interesante planteo de un mundo extraño donde a los empleados de una fábrica que trabajan según sus habilidades, se los recompensa y paga el salario de acuerdo a sus necesidades. Muy noble, significa que quienes tienen más necesidades, cobran más, independientemente del trabajo que realicen.

¿Cómo podían establecer de manera cierta la capacidad de unos y las necesidades de otros?, Fácil, había que votar en una reunión pública. Para resumir, en ese mundo "ideal" las cosas funcionaban más o menos de la siguiente manera:

-Se les exige más a quienes trabajan más duro y de manera más productiva, son los que generan más riqueza para pagar las necesidades de quienes no logran una cuota de trabajo equivalente a sus necesidades.

-Las personas no podían reclamar su salario como ganancia lícita, nadie tenía derechos de sueldo, su trabajo pertenecía al grupo que decidía sobre las prioridades y cuanto le correspondía a cada uno de necesidades a satisfacer.

-Como la producción de la fábrica disminuyó, porque quienes tenían mayores necesidades trabajaban menos; los más capaces debieron trabajar más horas.

-Para que trabajar de más si el salario básico se cobra igual y además, por ley, nadie podía ser despedido.

-La producción de niños aumentó sustancialmente, los niños no eran una carga para sus padres sino para el grupo que trabajaba para satisfacer las necesidades de otros; además crearon una "asignación infantil" y más niños mayores ingresos.

-La gente traía a los parientes que vivían lejos y cada hermana soltera quedaba embarazada, así obtenían otras asignaciones especiales.

La novela de ficción de la Sra Rand es del año 1957; uno de los personajes principales ser llama Francisco y es el último descendiente de una aristocrática familia Argentina. El libro desnuda como la justicia social se puede convertir en injusticia cuando se acaba la meritocracia y la propiedad privada; ¿para qué estudiar, para qué prepararse, para qué esforzarse, para qué trabajar, para qué superarse, para qué invertir? La rebelión de Atlas lo dice: "Todo el que se respete no quiere verse convertido en vaca lechera de la comunidad". Libro ideal para demagogos en carrera presidencial y para cualquier país.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés