U$D

SÁBADO 15/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Los reaseguros, con buenas perspectivas

A nivel global, el sector viene batiendo récords con un crecimiento de más del 60% frente a los últimos 10 años, según datos del mercado. Cómo impactan las volatilidades futuras que puede sufrir el negocio. Qué deparará 2018.

Los reaseguros, con buenas perspectivas

Durante 2016, las primas de seguros globales crecieron 3,1 por ciento en términos reales, resultado que confirma que la industria aseguradora a nivel mundial es sólida, según el informe Sigma, de Swiss Re.

El crecimiento mostrado por el sector asegurador global estuvo impulsado principalmente por la colocación de primas de No Vida en los mercados avanzados y emergentes, mientras que las de Vida reportaron contracción. Hubo un ligero freno, en el ramo Vida durante 2016, ya que las primas se desaceleraron 2,5 por ciento.

Alcides Ricardes, CEO de Risk Group Argentina, explicó que "en 2016, a nivel global, tuvo un año récord en capacidad global de reaseguros, con un pico de u$s 600 millones, un 60% más que los últimos 10 años; un año técnico de ganancias para los reaseguradores con un índice combinado del 92% y un retorno del capital del 9%".

Son buenos indicadores pero, en algún punto, son ajustados y con cierta rigidez respecto de las volatilidades futuras que pueden sufrir el negocio.

Mirá también

El seguro de los juicios

Las cauciones coparon tribunales. Cuáles son los motivos, modos de uso y otras aplicaciones, más allá de los litigios.

El ejecutivo añadió que el escenario es de capitales globales de baja tasa de interés motivando que la industria del seguro resulte atractiva para los inversores. "Hay mucho excedente de capital alojado en el sector".

Según Ricardes, estamos inmersos en este ciclo blando desde hace muchísimos años. "Los propios aseguradores esperan un cambio. Durante 2015 y parte de 2016, se han visto muchas sinergias entre compañías aseguradoras, fusiones y adquisiciones con el afán de buscar multiplicar portafolios".

Ricardes señaló que " si bien no llegó este cambio de ciclo, tenemos pautas de cambios en el mercado de capitales, gran interés de los inversores en el sector asegurador, cambios económicos, políticos y regulatorios que están sucediendo a nivel global. A estos factores se suma la volatilidad propia de los riesgos de catástrofes naturales. Unos u$s 170 millones fueron las pérdidas totales por desastres naturales en 2016, un 55% más que en 2015. 2016 también fue el año en promedio de los mayores desastres de los últimos 10 años y el sexto de los últimos 25 años".

Tampoco se visualizan cambios significativos ni hechos que cambien esta tendencia de ciclo blando en el corto plazo que ya lleva 20 años. Los cambios están más ligados a los efectos financieros que de rentabilidad técnica de la industria de seguros y reaseguros global.

Mercados emergentes

Munich Re sostiene en la misma línea que, pese a un entorno a nivel económico de características hostiles, la industria aseguradora a nivel global puede respirar tranquila y es altamente probable que la industria global vea un ligero aumento de su crecimiento en 2018.

Esta mejora, destaca la reaseguradora, se observa en unas perspectivas económicas más alentadoras en los Estados Unidos y en muchos mercados emergentes que compensarán factores negativos como el declive del crecimiento en el mercado chino. A más largo plazo, los mercados emergentes de Asia tienen el mayor potencial de crecimiento y su participación se espera esté a la par de Europa Occidental.

A grandes rasgos, se estima que el sector de seguros global habrá crecido 4,5% (3% en términos reales, es decir, ajustado por la inflación) en 2017 y 2018. Las primas de la industria evolucionarán en línea con la economía global, que debería mostrar un crecimiento real del 2,9% en 2017 y de 3,1% en 2018. "El crecimiento previsto de las primas será, por lo tanto, ligeramente superior al de 2016 y superará significativamente la tasa media de crecimiento de casi el 2% durante los últimos diez años", sintetiza el informe.

Se prevé una aceleración del negocio a lo largo de 2017-2018, tanto en los mercados desarrollados como en los emergentes, siendo este último bloque el que lidere la senda del crecimiento, en la medida en que en esos países la brecha de protección del seguro es aún amplia y las necesidades de convergencia resultarán en crecimientos mayores.

Por último, es de destacar que la previsión de desempeño del negocio No Vida sea menos vigorosa (aunque positiva) que el desempeño total del sector a lo largo de los siguientes dos años. Esto sugiere que buena parte del impulso del crecimiento de las primas a nivel global estará implícitamente relacionado con el negocio del seguro de Vida, a partir del previsible repunte durante 2017-2018 en los tipos de interés de largo plazo a nivel global y, especialmente, entre los países desarrollados.

La Fundación Mapfre, en su informe "Panorama económico y asegurador", un estudio sobre las perspectivas macroeconómicas, financieras y del sector asegurador, destaca la consolidación de la visión de generar un espacio de políticas públicas en el que la política fiscal ayude a restablecer el equilibrio.

En un entorno económico marcado por los síntomas del llamado "estancamiento secular" (bajo crecimiento y bajos tipos de interés), las economías desarrolladas parecen buscar cómo dar un nuevo impulso al crecimiento económico. En el caso de la industria global del seguro, se prevé una aceleración del negocio asegurador a lo largo de 2017-2018, tanto en los mercados desarrollados como en los emergentes. Este último bloque será el que lidere la senda del crecimiento. Esta previsión es consistente con la elasticidad positiva general del incremento de las primas globales ante el eventual repunte de los tipos de interés y de la inflación.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés