Por la crisis, hasta los autos de ultra lujo se venden con descuento

Mercedes-Benz, la líder del segmento ‘premium’, ofrece incentivos en su marca AMG, de súper deportivos, cuyos precios van de u$s 127.500 a u$s 225.000

Por la crisis, hasta los autos de ultra lujo se venden con descuento

Después de las fuertes caídas de octubre (38,5%, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina) y noviembre (45,9%), la crisis del mercado automotor convirtió al festival de descuentos y bonificaciones, que había dinamizado las ventas en los años previos, en el principal recurso para atenuar el desplome. En ese contexto, ni los autos de lujo parecen quedar al margen. La alemana Mercedes-Benz los implementará en su gama de súper deportivos AMG, con recortes de precios de u$s 10.000 a u$s 40.000, según el modelo.

“La empresa se adapta al contexto actual para tener a la fuerza de ventas de los concesionarios motivada y continuar moviendo los modelos de la marca”, explicó los motivos de la estrategia Christian Kimelman, director de la división Automóviles de la marca de la estrella.

Según el ejecutivo, la respuesta de los clientes fue positiva. “Estamos, actualmente, un punto por arriba de lo que fue 2017. En noviembre, tuvimos un 43% de participación en el segmento de automóviles de alta gama”, señaló. Aseguró que se debe a la incorporación de compradores nuevos, que, antes, optaban por productos de otras marcas.

El deportivo SLC 43, modelo 2018, de u$s 127.500, tiene una bonificación de u$s 25.000, más IVA, por unidad. El GLA 45 AMG 2018, cuyo valor ronda los u$s 113.500, es presentado con un descuento de u$s 20.000 más IVA. Con un precio de u$s 103.500, el A45 AMG, modelo 2019, cuenta con una bonificación hasta u$s 10.000.

El incentivo más alto, u$s 40.000, es para el GLE AMG 63 S, de u$s 225.000. Su versión coupé, de u$s 237.500, tiene una bonificación de u$s 10.000. En tanto, la gama C63 S tiene descuentos de u$s 32.000 (sedán) y u$s 33.000 (coupé). Sus precios de lista superan los u$s 180.000.

Durante 2017, el mercado premium había movido unas 12.000 unidades, entre las entregas de Mercedes-Benz (unas 4000), BMW (3800) y Audi (3500 patentamientos).

“Este año, los resultados en la Argentina no se desarrollaron de acuerdo con las previsiones”, reconoció Kimelman.

Otra de las marcas de lujo que tampoco atraviesa el momento soñado es Maserati. Según Leandro Fara, gerente de Marketing de Modena Auto Sport -la licenciataria de la marca italiana en el país-, el año no fue “malo” pero, tampoco, “maravilloso”. En números, la compañía vendió 25 unidades. “La nuestra es una apuesta a largo plazo, en un país con una macro-economía delicada”, refirió.

Según el tipo de motorización, una Maserati Levante -vehículo utilitario deportivo- puede comenzar en valores de u$s 169.000 y escalar hasta los u$s 240.000.

En el caso de los autos, los valores pueden llegar hasta los u$s 344.000. “No trabajamos con descuentos ni bonificaciones. De entrada, llegamos con precios honestos y márgenes lógicos”, dijo Fara, aunque aclaró: “Eso no quita que pueda llegar a haber una atención en el precio de cierre”.

Las transacciones, apunta Fara, en su mayor medida, son mediante una transferencia electrónica o un depósito en una cuenta recaudadora. “Este año, hemos cerrado algunas operaciones en modalidad leasing”, agrega el ejecutivo de Modena Auto Sport.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí