El clásico Fiat 600 cumplió 60 años en la Argentina

Hace seis décadas, salió de la línea de montaje el primer Fiat 600 que se fabricó en el país. El entrañable modelo fue un emblema y récord en ventas

El clásico Fiat 600 cumplió 60 años en la Argentina

Se cumplen 60 años del primer "Fitito" de producción nacional, el emblemático Fiat 600 de la marca italiana perteneciente al grupo automovilístico Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

En 1960, el famoso Fiat 600 salió de la línea de montaje de la planta de la localidad de Caseros, provincia de Buenos Aires, y se convirtió en un sinónimo de la motorización masiva de los argentinos.

Ideado por el diseñador italiano Dante Giacosa, el "Fitito", también llamado "Bolita" por su forma, tardó cinco años en ser fabricado en la Argentina desde su presentación internacional en el Salón de Ginebra en 1955. En el medio, llegaron algunas unidades importadas, pero en un volumen reducido.

El mejor regalo de cuarentena para fanáticos: Lego lanzó la Ducati Panigale para armar

Durante esta cuarentena, Lego no perdió el tiempo y lanzó un producto para los motociclistas apasionados. La empresa de juguetes danesa presentó un modelo de la Ducati Panigale V4 R y, de esta forma, se convertirá en la primer motocicleta del segmento Technic.

El Fiat 600 reemplazó al modelo 500, conocido como "Topolino", aunque con un concepto superador en términos de motorización.

El primero que salió de Caseros era de color gris clarito y estaba equipado con un motor trasero de 633 centímetros cúbicos y 21,5 caballos de potencia. Sus puertas se abrían al revés, solución que dejó atrás dos años más tarde. Era una réplica exacta del modelo que se fabricaba en Italia.

Se lo fabricó hasta 1985 en varios países. En total, se produjeron 4.939.642 unidades. En la Argentina, se fabricaron entre 1960 y 1982 304.016 vehículos. En Italia 2.695.197, en la ex Yugoslavia 923.487, en España 814.926, en Alemania 172.000, y en Chile12.000.

Este año, la compañía cumple 101 años en el país. En mayo de 1919, Fiat se radicó en la Argentina, bajo la sociedad comercial FIAT Turín. La primera sucursal de la automotriz en el país estuvo ubicada en las calles Demaría y Godoy Cruz, en el barrio porteño de Palermo.

El hecho de que Fiat saliera de Italia y se radicara en la Argentina como primer destino de internacionalización no fue caprichoso. Fuera del Viejo Continente, la Argentina era una de las economías más florecientes y desarrolladas de América, con una creciente clase media educada, un PBI per cápita envidiable y una alta capacidad de absorber e integrar contingentes de inmigrantes que buscaban forjarse un nuevo futuro y ser partícipes de la transformación cultural y social del país.

En ese contexto, y como correlato de la política gubernamental de aliento al desarrollo de la industria, Fiat encaró la construcción de una planta en la localidad bonaerense de Caseros dedicada al core business de origen: la producción de autos.

Con el apoyo del régimen de promoción automotriz que dictó en 1959 el entonces Presidente de la Nación, Arturo Frondizi, la empresa italiana invirtió u$s 4,5 millones para su arribo al país.

Este ciclo de inversiones y expansión no se detuvo hasta la división de Fiat Concord en dos compañías: Fiat Argentina, con foco en el negocio del auto, y Fiat Diésel, aglutinando a las demás actividades en 1979.

En Caseros, también se fabricó el modelo 1100, pero en 1963 la producción de automóviles de Fiat se mudó a un predio más grande en la zona de El Palomar.

El año pasado, FCA celebró este hito con una cena conmemorativa que tuvo lugar en La Rural, con John Elkann y Mike Manley, Chairman y CEO del grupo, en calidad de anfitriones, y contó con la participación del ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, entre otras personalidades reconocidas.

Shopping