Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Por un mundo sin esclavitud laboral

Creada en 2012 por el magnate australiano Andrew Forrest, esta Fundación que trabaja en varios países tiene como misión erradicar el trabajo infantil y la "esclavitud moderna". La clave, según el empresario, es trabajar en conjunto.

Por un mundo sin esclavitud laboral

A los 55 años, Andrew Forrest es uno de los empresarios más ricos de Australia, pero también uno de los filántropos más destacados de ese país. En 1994 fundó su primera compañía minera, Anaconda Nickel, y hoy es dueño de un conglomerado que incluye una metalúrgica, cría de ganado y producción de alimentos.

Pero Forrest es también fundador de Walk Free, una orgnización sin fines de lucro dedicada a combatir el trabajo infantil y la esclavitud laboral moderna. "Es el flagelo más grande de nuestros tiempos. Tuve la oportunidad de verlo en mi actividad como empresario, y decidí que iba a luchar contra esto", contó a Socialmente Responsables durante su visita a Buenos Aires para participar de la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil, que se llevó a cabo del 14 al 16 de noviembre.

De la conferencia internacional participaron autoridades locales como el presidente Mauricio Macri, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, directivos de la CGT , empresarios y referentes religiosos del cristianismo, judaísmo, hinduismo, las iglesias musulmanas, ortodoxas y evangélicas, entre otras instituciones.  

Para terminar con la esclavitud es preciso trabajar entre los gobiernos, las religiones, las empresas y la sociedad civil", comentó el empresario.

Su fundación trabaja esencialmente en la detección del trabajo infantil, explotación laboral y tráfico de personas y en 2013 lanzó el Global Slavery Index, un ranking de 162 países basado en la combinación de la medición de tres facores: estimado de la esclavitud moderna por habitante, matrimonio infantil y tráfico de personas. El índice estima que existen 29 millones de esclavos alrededor del mundo, casi la mitad en India y Pakistán.

A principio de 2014, Forrest anunció un trato con este último país para eliminar dos millones de puestos esclavos a cambio de una oportunidad de convertir miles de millones de toneladas de carbón barato en energía.

Según el último reporte, elaborado junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al menos 11 millones de niños sufren de explotación laboral en América Latina.

En el mundo, según este estudio que se difundió durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York en septiembre, la esclavitud laboral alcanza la escalofriante cifra de 152 millones de niños entre 5 y 17 años.

Además, según el mismo reporte, las actividades con mayor trabajo infantil son la agricultura (70,9%) sector de servicios (17,1%) e industria (11,9%). El trabajo estima que, para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) establecidos por Naciones Unidas en 2015, "habría que destinar un 0,3% del PBI de los países latinoamericanos y caribeños para acabar con la práctica en la región de aquí al 2025".

Actualmente, el término "trabajo infantil" se refiere a aquel tipo de trabajo que priva a los niños de la posibilidad de jugar y estudiar, es potencialmente peligroso para su salud y bienestar físico y emocional, o interfiere en su educación.

Según la OIT, "no todas las tareas realizadas por los niños deben clasificarse como trabajo infantil. La participación de los niños o los adolescentes en trabajos que no atentan contra su salud y su desarrollo personal ni interfieren con su escolarización se considera positiva. Entre otras actividades: la ayuda que prestan a sus padres en el hogar, la colaboración en un negocio familiar o las tareas que realizan fuera del horario escolar o durante las vacaciones para ganar dinero de bolsillo. Este tipo de actividades son provechosas para su desarrollo personal, y les proporcionan experiencia y preparación para insertarse en la sociedad adulta.

En la Argentina, según Walk Free, la esclavitud laboral afecta a un 0,4% de la población, lo que equivale a unas 175 mil personas, principalmente en tareas agrícolas y la industria textil. Sin embargo, "el país hizo un gran progreso al establecer, en 2016, un Plan Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y un Programa de regulación del Trabajo Adolescente 2016- 2020", destacó esta ONG.

"Todas las medidas que se puedan tomar para combatir este flagelo, como transparentar la cadena de proveedores, regular y controlar a las empresas, son positivas porque nos ayudan a construir un mundo mejor", concluyó el filántropo.

Un flagelo global

152 millones de niños entre 5 y 17 años son víctimas de la explotación laboral, según un reporte de Walk Free, la OIT y la Organización Mundial para las Migraciones (OIM).  

11 millones de niños sufren el trabajo infantil en América latina.

La agricultura (70,9%) el sector de servicios (17,1%)  y la industria, principalmente textil y de confecciones (11,9%) son las actividades donde se presenta mayor trabajo infantil

0,3% del PBI de los países latinoamericanos y caribeños debería destinarse a combatir esta práctica para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) establecidos por Naciones Unidas en 2015, uno de cuyos puntos, el 8.7 se refiere a la "eliminación de todas las formas de trabajo infantil".

Identikit

- Nombre: Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (Fundapaz)

- Inicio de actividades: 1973

- Objetivo: promover el desarrollo humano de comunidades originarias y campesinas en el Norte Argentino

- Alcance: programas en el norte de Santa Fe, Formosa, Chaco, Salta y Jujuy

- Contacto: www.fundapaz.org.ar