Pymes: de qué modo proyectan sus negocios para la "nueva normalidad"

Sufrieron pérdidas, mantuvieron sus persianas bajas y ahora deben pensar cómo volver a levantarlas. Cómo prepararse para lo que viene. 

Pymes: de qué modo proyectan sus negocios para la

Van más de 130 días de cuarentena en la Argentina y, sin importar la fase que aplica en cada zona del país, hombres y mujeres de negocios se vieron afectados de una manera u otra. Sus emprendimientos sufrieron pérdidas, tuvieron que reinventarse, mantuvieron sus persianas bajas y, ahora, deben pensar cómo volver a abrirlas. Un nuevo foco, la mira en las inversiones y cómo satisfacer al público en esta 'nueva normalidad'.

EL IMPACTO AÚN SE VIVE

Wardes es una compañía argentina de 15 empleados que fabrica equipos airless industriales para pulverización de pinturas, poliuretano y poliureas y que un día de los tantos que lleva el confinamiento obligatorio tuvo que cerrar las puertas de su fábrica, sin saber cuándo iba a volver a operar.

"Tuvimos una caída aguda de entre el 50% y el 60% de las ventas mensuales de la compañía. Además, nos generó problemas para importar y exportar, debido a que la fabricación de máquinas necesita de productos de afuera, por lo que la producción se vio afectada, así como tampoco pudimos entrar mercadería que nos quedó trabada del exterior", explica Juan Miguel Pardi, presidente de la empresa, y agrega que se cortó la cadena de pagos, tuvieron cheques rechazados y mucha dificultad de obtención de insumos, debido a que la mayoría de sus proveedores no estaban habilitados para trabajar.

Una situación similar sucedió en Tutelkan, una compañía dedicada a importar y comercializar equipos y repuestos de marcas como Volvo Construction Equipment, Chicago Pneumatic, CIFA, Dressta y SDLG, en la que la actividad se detuvo cero de un día para el otro y afectó, de manera directa, a las ventas y los flujos de fondos. "En el escenario actual, resulta casi imposible poder hacer una previsión futura de cómo se van a desarrollar los meses venideros, siendo que no sabemos si vamos a poder estar o no operativos.

Esto dificulta cualquier tipo de planificación. La redefinición de los objetivos interanuales son casi una utopía y sin estos indicadores básicos es muy difícil poder dar sustento al desarrollo del negocio", indica Guillermo Nowell, director de Operaciones de esta pyme que cuenta con 25 empleados.

Nowell agrega: "Esta fue la primera vez en los cinco años que tiene la empresa que nos hemos visto obligados a demorar el pago de los salarios de nuestros colaboradores ya que, a pesar de haber recibido la asistencia del ATP, sin ingresos reales, resulta imposible, para dos emprendedores que decidieron apostar al país, poder soportar la carga que una estructura de 25 familias demanda".

En Pripei, una plataforma de e-commerce para eventos y experiencias, el negocio cayó 90% en solo un par de semanas, por lo que el tiempo para lograr reinventarse fue muy corto.

"Hablamos con nuestros clientes, cuyos negocios también estaban muy golpeados debido a que están en los rubros de entretenimiento, turismo y gastronomía, para entender cómo podíamos ayudarlos en esta etapa", señala Pablo Sabatella, cofundador y CEO de este equipo de 10 personas.

CÓMO SE REINVENTAN

Cada organización desarrolló un plan a medida, tratando de superar utopías y pensando en cómo iba a desarrollarse la apertura gradual en las diferentes partes del país.

En el caso de Pripei, se organizaron por etapas, en específico tres, y mediante las cuales fueron reinventando diversas cuestiones de su negocio para surfear a la pandemia. Al comienzo del confinamiento, lanzaron una funcionalidad de venta de vouchers y gift cards, con la cual hoy en día varias cadenas de hoteles y gastronómicas pudieron volver a vender.

"Ayuda a nuestros clientes a seguir facturando durante esta etapa, mientras que los consumidores obtienen grandes beneficios y, de alguna manera, ya se imaginan volviendo a viajar y salir", destaca Sabatella, y añade que la segunda etapa se trata de un set de herramientas para poder tener mayor control sobre la apertura de los establecimientos: "Reservas de manera digital, venta de paquetes por anticipado y menús digitales".

Sin embargo, hay casos en los que la posibilidad de reinventarse, u ofrecer diferentes alternativas, no es sencillo por el core del negocio.

"Al tratarse de una industria que no vendemos ni fabricamos productos de venta masiva, y al tener solo un público muy específico no tenemos muchas alternativas para poder satisfacer a nuestros clientes. Dependemos de la reactivación de obras para que ellos mismos puedan comprar los equipos que necesitan", apunta Pardi.

Para Nowell, ningún negocio va a funcionar 100% como siempre. "El mundo cambió y, si no estamos dispuestos a aceptar ese cambio, estaremos cometiendo un yerro capital. Tenemos que estar con la mente abierta para poder aprender cómo será nuestro nuevo negocio, y si la dinámica se mantiene, creo que es algo que no dejaremos de hacer nunca".

LA 'NUEVA NORMALIDAD'

Mucho se habla de la famosa 'nueva normalidad' pero aún hay muchas preguntas alrededor del concepto que ocupa y preocupa a quienes dirigen empresas. Sin mucha idea de cómo será, las compañías deben adaptarse a nuevos protocolos, pedidos de empleados, una economía que sufre y sus negocios con pérdidas a consecuencia de los días que ya pasaron.

"Sería muy poco inteligente de nuestra parte el no aprovechar esta crisis como una oportunidad para aprender algo nuevo y mejorar de cara al futuro. De seguro no podremos mantener todos los cambios que estamos practicando en este momento ya que no sería sustentable para el negocio. Sin embargo, los protocolos de seguridad, por ejemplo, nos han obligado a ser mucho más ordenados en nuestros procedimientos diarios, no solo al comienzo, sino que durante y al finalizar las tareas. Esto yo creo que es quizás la mejor herramienta que vamos a adoptar ya que como pasa en muchas pymes que comienzan con el sueño de dos emprendedores, siempre las situaciones se van resolviendo a diario donde lo urgente muchas veces nos nubla la visión de lo importante", destaca Nowell.

En Wardes, la visión a futuro está puesta en la inversión en infraestructura en un 100%, como consecuencia de ser fabricantes de un producto industrial y de uso muy específico. "Dependemos de la obra pública y privada, si no arrancan esas dos variables económicas, nosotros tampoco podemos hacerlo. De todas maneras, estamos abocados a nuevos desarrollos de nuevas tecnologías de producción y servicios para nuestros clientes", indica Pardi.

En la 'nueva normalidad' de Pripei el foco estará en la tecnología y en un avance sustancial desde el precoronavirus, para así, tener una operación más ágil y una venta y comunicación más optimizadas.

En Pardi están en la búsqueda de nuevos clientes y en la firma se encuentra realizando una ampliación dentro de la empresa para pasar de tener el 75% de producción y 25% de servicios a que sea un 50-50. Así, amplía la posibilidad de tener esos clientes que buscan.

Nowell no cree que sea posible definir un único público a satisfacer en la 'nueva normalidad'. "Hay muchos públicos nuevos que vamos a ir descubriendo conforme avancen los próximos meses. El confinamiento nos llevó a reflexionar sobre lo que considerábamos importante y lo que realmente termina siéndolo, y de esa reflexión se destaca la sustentabilidad. No habrá negocio exitoso en un futuro próximo que no ofrezca una propuesta sustentable con el ambiente y la comunidad".

LAS PROPUESTAS DE LOS BANCOS

El primer paso lo dio el Estado con la creación de la línea de créditos a una tasa del 24% y siguieron los bancos, con algunas líneas de crédito específicas.

El Banco Nación puso a disposición de las mipymes una batería de líneas por un monto de $ 73.500 millones. Las líneas especiales incluyen pago de nómina salarial, créditos para Capital de Trabajo, créditos para cosechas, asistencia a microempresas, inversiones, descuentos de cheques y mora.

El Banco Provincia incrementó los créditos a empresas, amplió el descubierto en cuenta corriente y el financiamiento se puede gestionar online. El monto máximo de descubierto para cada firma equivale al total de los sueldos que paga en un mes a través del banco, y tiene una tasa de 24% anual. A su vez, retomó las colocaciones de las cuatro líneas Repyme.

Desde el Banco Ciudad se crearon líneas específicas, y a tasas promocionales, para asistir el pago de haberes y recomponer capital de trabajo, que incluyen herramientas como el descuento de cheques, y los préstamos amortizables con periodo de gracia que cubra la cuarentena obligatoria. Además, otorgaron a los pequeños contribuyentes diferentes opciones de créditos blandos hasta la posibilidad de la postergación de pagos sobre préstamos personales tanto a los cuentapropistas, como a los empleados de las empresas más afectadas por la emergencia sanitaria.

En Supervielle, desde mediados de marzo, se ofrecen líneas de crédito, descuento de cheques y préstamos con una tasa al 24%, con tres meses de gracia total y nueve pagos mensuales. No se toma en cuenta el destino de este, si es para el pago de sueldos o capital de trabajo, únicamente que esté dirigido a las mipymes que cuenten con certificado vigente.

HSBC Argentina tiene una línea para que las pymes puedan pagar haberes a sus empleados y cubran los cheques diferidos, y para que las empresas de salud puedan comprar insumos y equipamiento médico.

Banco Galicia también puso el foco en mipymes, con servicios virtuales y apuntalando el uso de herramientas como el e-cheq, los depósitos de cheques físicos remotos y a través de terminales de autoservicio.

Desde Santander Argentina lanzaron una nueva línea de créditos para pymes y empresas, destinada a fortalecer el capital de trabajo a través del descuento de cheques, y una línea de créditos para pymes, para la compra de equipamiento tecnológico que les permita promover el teletrabajo.

En ICBC está disponible la oferta de créditos a 24% de tasa, y ofrece a mipymes una línea al 24% para financiar capital de trabajo a 6 meses, y otra línea al 35% a 12 meses. A ello se suma el descuento de cheques a 14%.

En mipymes, Banco Macro colocó más de $ 28.000 millones y cuenta con una línea de garantía del Fogar al 24%.

Shopping