El nuevo perfil del talento tecnológico

El futuro exige prepararse para el potencial de Internet de las Cosas, AR y VR y diseño de la experiencia, entre otros. Negocios y marcas pueden quedar rezagadas si no planifican el próximo paso con agilidad.

El nuevo perfil del talento tecnológico

En la era de la transformación digital, las disrupciones son constantes y hay que acompañarlas a velocidad. Son contextos donde las tecnologías de punta modifican industrias y negocios exponencialmente. Ya estamos hablando de 5G y los principales players están en una carrera por la creación de dispositivos aún más innovadores. Las expectativas acerca de lo que traerán las nuevas tecnologías exigen prepararse para el potencial que liberarán: Internet de las Cosas, AR y VR, diseño la experiencia, entre muchas otras. Negocios y marcas pueden quedar rezagadas si no planifican el próximo paso con agilidad.

La publicidad y el mundo de los negocios se transforman a tono con los cambios que proponen las tecnologías. A los nuevos hábitos y comportamientos de las personas se le suman nuevas plataformas de contenido, experiencias y canales para la comunicación que multiplican la complejidad de este escenario.

Los perfiles que vienen

En este contexto, en el universo de los talentos se presentan nuevas necesidades. El foco de R/GA está en la intersección del mundo digital y la creatividad, es por eso que se necesita un tipo de profesionales que tengan profundos conocimientos sobre tecnología, por un lado, pero que además tengan la flexibilidad de entender y bajar a la práctica un diseño o un concepto creativo.

¿Cómo es este nuevo perfil de profesional tech? Normalmente, cuando uno piensa en talento tecnológico, supone que se trata de profesionales con un pensamiento estructurado, duro y técnico. Pero, el nuevo perfil tech presenta cualidades particulares: suelen ser inquietos, flexibles y proactivos.

En el caso de R/GA, la calidad de diseño y creatividad son su sello, el plus es la solución robusta que logra llevar esa potencia creativa a la realidad. Se da una comunión muy particular entre desarrolladores y las áreas creativas, donde lo sobresaliente del diseño se complementa de forma extraordinaria con un grupo de profesionales tecnológicos que ponen su máximo esfuerzo por replicarlos en lo concreto.

Para los desarrolladores, nunca es fácil interactuar con el área de diseño/creatividad. Hasta ahora era inusual tener la oportunidad de trabajar en entornos de este tipo, ya que muchas veces el rol de los desarrolladores implica abocarse siempre a un mismo producto o trabajar siempre para el mismo cliente, por ende, después de unos años o incluso menos, la tarea puede resultar monótona y poco desafiante. Pero estos nuevos perfiles de desarrolladores, son más flexibles y se sienten cómodos tanto en la interacción con otras áreas en Buenos Aires como con las oficinas de la red en el resto del mundo (NYC, San Francisco, Portland, Austin, Londres, San Pablo, Chile, etcétera) con las que están en contacto.

En R/GA es usual ver que un desarrollador, el mismo día que ingresa, comience a trabajar en proyectos “marcadores de tendencias” para empresas que lideran el rumbo a nivel mundial como Samsung, Nike, Converse, Marvel y muchas otras. Puedan verlo online y reflejado en todos los medios a nivel mundial al día siguiente. A esa visibilidad que adquiere su trabajo se suma al reconocimiento no sólo de los pares en las oficinas de BA, sino también el de los que están en otras oficinas del mundo.

De manera que el gran reto es contar con talento tecnológico acorde con el desafío, se trata de nuevos perfiles que no tienen limitaciones, si bien pueden ser expertos en una o más tecnologías, son profesionales que no tienen miedo de sentarse y aprender de otros. De esta manera, están actualizados con lo último en la industria y, con este conocimiento, pueden tomar decisiones versátiles sobre qué tecnología usar para cada proyecto.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar