Cómo es el negocio de importar ideas y adaptarlas al mercado argentino

Cómo es el negocio de importar ideas del exterior y adaptarlas al mercado argentino.

Cómo es el negocio de importar ideas del exterior y adaptarlas al mercado argentino.

El cambio generacional y la globalización vinieron a resolver el mayor reto de un emprendedor: tener una buena idea. Caracterizados por tendencias cortoplacistas, el millennial también es flexible y emprendedor. Nos encontramos frente a una generación disruptiva y que, según Deloitte para 2025, estará dominando en un 75% el mercado profesional.

Viajar es una de las actividades centrales en las que invierten los jóvenes. También le asignan valor a tener un negocio de su propia creación, tendencia que les valió el nombre "millennipreneurs", término acuñado por el BNP Paribas en su informe sobre emprendedores 2017. Y en un contexto en el que los millennials rompen las fronteras, comienza a ganar terreno la importación de ideas.

Esto, ¿es inspiración o copia? Marcos Santivañez Vieyra, quien lidera el Área de Propiedad Intelectual, Privacidad y Nuevas Tecnologías de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, explica: "La idea como concepto no es susceptible de apropiación por una persona, ya que por definición nunca es exclusiva. Lo que la propiedad intelectual protege es la expresión de esa idea en un producto o servicio, pero no la idea en sí misma". Y agrega: "Siempre hay alguien que origina una idea y muchos que los siguen. El mercado funciona así y fomenta la competencia".

En diciembre de 2017 y con una inversión de u$s 50.000, Martín Latronico y Iara Severino lanzaron Cairo Bags, emprendimiento de venta de carteras que ofrece la oportunidad de personalizar el producto con un sistema de correas y solapas desmontables. La empresa, que cerró su primer trimestre con una facturación de $ 700.000, acaba de estrenar tienda online y evalúa la apertura de su primer local.

Martín Latronico y Iara Severino, de Cairo Bags.

El emprendimiento ofrece cinco modelos de carteras de cuero con más de 1000 combinaciones posibles. Este concepto de moda lo desarrollaron en 9 meses, tras un viaje por Europa. "En la industria europea, está afianzado el concepto de customizar productos", explica Latronico. Severino observa: "En Europa, notamos que el cliente está cansado de la democratización de la moda y que valora estar involucrado en el proceso. Cuando llegamos a Milán, pensamos en aplicar el concepto a carteras".

La apuesta rindió frutos. Inauguraron la temporada en la galería Las Alondras, de Cariló, compartiendo espacio con otras marcas. La pareja dice: "Las mujeres se engancharon al poder imaginar su cartera pensando cómo combinarla. La experiencia en la costa sirvió de termómetro".

La idea detrás de Cream Roll surgió de vacaciones. En 2016, Matías Lonardi y Matías White descubrieron en las calles tailandesas una forma de hacer helado a partir de líquido sobre planchas a - 30° grados para luego servirlo en forma de rollito. De vuelta al país, vieron que el modelo era tendencia en ciudades como Nueva York, Miami y Londres. Y decidieron replicarlo en la Argentina.

En su primer año, el emprendimiento triplicó en facturación su inversión inicial de $ 220.000. Hoy, sus productos se comercializan en eventos y se hallan próximos a la apertura de su primer local. "Replico ideas que veo afuera y las adapto al mercado local", explica Lonardi, que proyecta terminar el año con un plan de venta de 150 franquicias y apertura de otros tres locales propios.

Matías Lonardi y Matías White, de Cream Roll.

Los socios coinciden en que el fuerte de su negocio está en que el cliente pueda participar del proceso: "El cliente quiere vivir una experiencia", explica Lonardi. Al producto se le puede agregar Ferrero Rocher, Kit Kat o frutas, entre otros, para darle el sabor final.

No es la primera vez que Lombardi se inspira en modelos del exterior. En 2016, con Guido Holzstein y Nicolás Torchio, había fundado Treggo, una app de servicio de mensajería. ¿Lo novedoso? Replicando el modelo Uber, están disponibles las 24 horas con una flota que incluye autos, bicicletas, camionetas y drones.

El cliente ingresa la dirección, confirma la cotización del trayecto y espera que uno de los mensajeros acepte la operación. El usuario recibe los datos del conductor y una firma digitalizada al completar el traslado. La plataforma realiza unas 500 operaciones al mes con entregas en GBA, Córdoba y Rosario. La empresa facturó $ 4,57 millones en 2017.

Consultado sobre cuáles fueron las trabas que debieron enfrentar, Latronico menciona el transmitir el concepto a los proveedores: "Las marroquinerías están acostumbradas a entregar productos terminados y se les complicaba seguir nuestras planillas de producción. Finalmente se convirtieron en nuestros aliados".

Por su parte, Lonardi menciona que hallar la clave para que el producto a base de crema soporte las bajas temperaturas y pueda salir en forma de rollito sin quebrarse no fue sencillo: "Pasamos más de un mes y medio probando mezclas. Hablamos con maestros heladeros italianos pero las recetas del helado tradicional no nos daban resultado", indica.

Holzstein, cofundador de la plataforma Treggo, disponible vía web y a través de apps para iOS y Android, explica que su mayor desafío fue encontrar un equilibrio entre la oferta y la demanda: "Al ser un modelo libre en el cual los mensajeros pueden tomar o rechazar envíos fue importante entender que el negocio requiere un equilibrio".

El staff de Treggo.

Pero emprender con un concepto distinto tiene sus beneficios. Para los creadores de Treggo fue no tener competencia: "Somos la única plataforma en Latam que permite solicitar una moto, auto o mini flete en el momento durante las 24 hs con seguimiento en tiempo real".

Cream Roll no tuvo que realizar mayores esfuerzos para instalarlo. "La recepción del público fue increíble. Tenemos 12 pedidos de franquicias para Buenos Aires y el interior", comenta Lonardi.

El mundo está lleno de ideas esperando que las vayan a buscar. Santivañez Vieyra recomienda: "Cuando la pyme tiene una idea que puede resultar innovadora en el país lo primero que debería hacer es una inversión en asesoramiento jurídico. Desarrollamos estrategias de protección de propiedad intelectual".

Para 2025, se espera que el 75% de la fuerza profesional esté dominada por millennials, según un informe privado reciente. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar