Apostar al coworking para crecer

Cuando los emprendedores comienzan a expandir sus negocios, se encuentran ante el gran dilema del espacio. Pros y contras de esta alternativa que gana cada vez más adeptos.

Apostar al coworking para crecer

Las horas de trabajo detrás del escritorio fueron desplazadas por nuevas modalidades y espacios. El coworking se convirtió en una opción para los emprendedores, gracias al ambiente distendido y la interacción con otros profesionales.

"Trabajar en un espacio de este tipo les permite estar con otros que atravesaron lo mismo. Se encuentran acompañados en orientación y cuentan con una infraestructura que les permite tener resueltos temas operativos, concentrándose en lo que le aporta al proyecto", explica Mariana Meller, capacitadora y mentora de emprendedores.

Según HIT Cowork, el 45% de las pymes evalúa trabajar en un coworking y el 60% considera que son mucho más rentables que los espacios tradicionales. Entre los valores agregados que ofrece esta modalidad está el concepto de red.

"Al elegir un espacio de trabajo, si optábamos por la oficina propia, íbamos a tener que resolver trabas, como las garantías que, al ser del interior, no teníamos", explica Pamela Scheurer, cofounder & CTO Nubimetrics, un Saas Big Data & Predictive Analytics Solutions. "Teníamos que pensar en el desembolso inicial, el mobiliario y cómo resolver la provisión de servicios. El coworking nos permitía focalizarnos en el negocio".

Quienes trabajan en coworks coinciden en que la felicidad es un pilar al elegir dónde pasar la mayor parte del tiempo. "Tuvimos en claro que nuestro lugar de trabajo no iba a ser un espacio de oficinas normal", señala Sebastián Cadenas, CEO de Increase, que potencia los negocios a través de soluciones tecnológicas.

Sebastián Luna, CFO y founder de Checkteams, sistema informático basado en AI para la industria logística y de transporte, conocía el concepto del espacio colaborativo: "Para reducir costos y empezar una start-up era la solución óptima. Con el tiempo, aproveché el contacto que se genera entre los emprendedores para encontrar soluciones a problemas de programación, mejorar la imagen de marca y no cometer errores que otros a mi lado ya habían cometido".

La posibilidad de compartir los espacios con otras firmas genera una sinergia que permite potenciar el negocio. "Trabajar de forma cercana a alguien a quien le ofrecés el producto, o viceversa, hace que todo sea más fluido", dice Scheurer.

Con 22 socios y 40 empleados, Increase logró nuevos clientes, partners y mejoras por ser parte de Area3, el cowork que eligieron. "Area3 es partner de Google for Entrepreneurs y estuvimos presentes en más de 3 de sus eventos en Estados Unidos", expone Cadenas, cuya firma facturó casi $ 30 millones en 2017 y espera que en este año ese valor se supere más de 200%.

Hacer negocios en un espacio de coworking es inevitable. "Contratamos una agencia de marketing y diseño web que opera en nuestro espacio. Además, compartimos el espacio con una consultora que brinda servicios de desarrollo de canales de e-commerce con quienes hicimos un acuerdo de partnership", comenta Scheurer que, gracias a una inversión de u$s 2 millones que lleva hasta la fecha, lidera una firma que creció 500% en 2017 y 300% en lo que va de 2018, con más de 3000 clientes y una facturación proyectada de u$s 3 millones para este año.

"Somos dos socios y tenemos cuatro empleados y nos manejamos en el mismo lugar donde lo hace una empresa con 300 personas dentro del ámbito local", aclara Luna. La diversidad es uno de los valores agregados que poseen los coworks, donde diferentes servicios se fusionan en un mismo lugar.

En We Work, el 22% de las empresas Fortune 500 forman parte del espacio que brindan. "Tenemos industrias muy diversas, desde plataformas y servicios online, empresas de fintech, medios de comunicación, hotelería y energía renovable, hasta agencias de comunicación y servicios profesionales como oficinas de contadores y abogados. Una de las modalidades que en América latina se está haciendo más común son los salones de belleza y barberías", especifica Carlos Gareis, general Manager Argentina de We Work, que hoy tiene más de 260.000 miembros en 23 países y 75 ciudades.

Cadenas cuenta que los precios en los espacios de coworking varían entre u$s 120 y u$s 350 y explica que "para hacer el análisis de los ahorros hay que hacer la sumatoria del alquiler, los costos de mantenimiento, servicios, expensas y seguridad, más el prorrateo de todo el mobiliario. Las curvas se cruzan en algún punto y dependen de la cantidad de empleados".

Para Scheurer, hay una diferencia en la economía explícita que se trasluce al hacer la comparación entre este espacio y el monto que se debería pagar de forma adelantada por el alquiler de una oficina. "Nos mudamos de la sucursal Villa Crespo de la Maquinita a la sucursal Hollywood de la misma empresa debido a que, en 6 meses, crecimos 50% en cantidad de empleados y el espacio nos quedó chico". Además, destaca que la mudanza solo tomó dos horas para estar operativos en el nuevo espacio.

Nubimetrics, con 12 empleados y sus dos fundadores en Buenos Aires también tienen un espacio en Jujuy- paga $ 5000 + IVA por cada puesto de trabajo en una oficina cerrada.

Los espacios de coworking crecen en todo el mundo. "Crean comunidades y el capital social es el mejor activo que tienen; en un futuro podríamos pensar en que sean lugar de encuentro entre inversores y emprendedores, futuras incubadoras, facilitadoras de negocios, decidir estar en un espacio de coworking no será cuestión de ahorro de costos sino de captura de oportunidades", afirma Scheurer.

We Work es uno de los ejemplos del crecimiento del fenómeno en el país. "La idea es que cada edificio se convierta en una comunidad para hacer crecer negocios y ser exitosos. En 2016 cerramos con 86.000 miembros y 11 países; en 2017, 186.000 miembros en 23 países, y este año pretendemos hacerlo con más del doble", expone Gareis.

Cómo encontrar el mejor espacio

El año pasado, Agustín Gaynor cofundó Go Working, una web que, al estilo Airbnb, permite a los espacios ofrecer sus servicios, y a los emprendedores y pymes encontrar la mejor opción que se adecue para hacer crecer sus negocios. ¿Cómo? A través de mapas, precios, descripción, fotos, calificación y opiniones.

Entre los espacios más destacados de Capital Federal se encuentran We Work, Área 3, La Maquinita, Urban Station, Belephant, Deck-CO e Hit. En Mar del Plata funcionan Indie, Dorregus y Loft. En Córdoba, Brooklyn, Capital, Casa Fader, Co-Innova, Flug y Worka!.

En otras provincias se puede encontrar a Linka Space e Ideast (Mendoza), Central (Salta), El Hormiguero (Chubut), Freedom y REQ (Santa Fe).

Antes y después

Hay quienes creen que el crecimiento exponencial de una firma requiere, por default, un lugar autónomo. “Cuando el volumen de información y su importancia se elevan, hay que buscar privacidad. Al momento de ser pocos, casi no existen divisiones pero, en una pyme con más colaboradores, se comienzan a marcar las diferencias y el cowork no se puede aprovechar de la misma manera”, dice Carlos Gareis, general Manager Argentina de We Work.

El antes y el después en el cowork es, para algunos negocios, un abismo. “Muchas veces vemos que los miembros, de todos los tamaños e industrias, entran con prejuicios de probar algo nuevo. Sin embargo, al momento de vivir este ecosistema, su perspectiva cambia. El poder de la comunidad se hace presente y ellos son testigos del poder que tiene colaborar para llegar a nuevas metas”, revela Gareis.

Comentarios1
Luis Mazarello
Luis Mazarello 01/11/2018 11:38:59

Excelente y amplia información.