Alianzas para potenciar negocios: startups y el rol de las grandes firmas

Cuál es el rol de las grandes firmas en los desafíos que plantea la innovación y el emprendedorismo. El contacto con startups como una vía a través de la cual se busca contribuir a la transformación cultural. Hugo Kantis, director de Prodem, explica por qué es tendencia.

Alianzas para potenciar negocios: startups y el rol de las grandes firmas

En el mundo, son cada vez más las grandes compañías que, como parte de su estrategia de gestión corporativa, trabajan junto con startups, a través de distintos programas, para enfrentar los desafíos que les plantea la innovación, un fenómeno que ha venido creciendo en los últimos años, tal como destaca el economista y especialista en temáticas vinculadas al ecosistema emprendedor Hugo Kantis desde el reporte Grandes empresas + startups= ¿nuevo modelo de innovación?.

Los números lo avalan. "Unas 155 grandes firmas se encuentran trabajando con más de 2000 startups y lo hacen con la motivación principal de encontrar una vía más rápida y más barata para innovar, especialmente, en aquellos campos que exceden los esfuerzos incrementales que suelen encarar con recursos internos de las compañías", detalla el informe. Estas cifras dan cuenta de la magnitud de esta tendencia en América latina. En total, se contabilizan más de 180 iniciativas. Brasil lleva la delantera con 64; Chile con 28; México, 24; la Argentina, 23; Colombia, 11; Perú, 9; Uruguay, 6; Costa Rica, 4; El Salvador, 4; Cuba, 3; y Venezuela, 2.

El marco que potencia este fenómeno es el gran cambio de contexto que atraviesa el mundo conectado y con gran disponibilidad de datos e información, y donde el cambio tecnológico incluye, también, Internet de las Cosas, cloud computing, blockchain, realidad virtual y 5G. "Junto con ello, el costo de crear una empresa digital se ha reducido dramáticamente en los últimos 20 años. Entre 2007 y 2014, el costo unitario de producir un robot industrial cayó de u$s 550.000 a u$s 20.000; una impresora 3D, de u$s 40.000 a u$s 100; un secuenciador de ADN, de u$s 10 millones a u$s 1000", ilustra el reporte este nuevo escenario.

¿Estamos ante una fórmula organizacional de la actividad innovadora nueva y superadora, más apropiada para el escenario actual?, se pregunta Kantis, director de Prodem. El 68% de las empresas top 100 del Forbes Global 500 ya están colaborando con los emprendedores. Algunos ejemplos: Disney, Coca-Cola, Deloitte, Telefónica, Visa y American Express, cita el reporte, que contiene un mapeo regional del fenómeno del corporate venturing (CV) y permite dimensionar el alcance del fenómeno.

"Además, una encuesta de KPMG indica que el 88% de las grandes empresas considera a las startups como una parte esencial de sus estrategias de innovación abierta. Y, según MassChallenge, para el 86% de un panel de 112 grandes empresas la interaccción con startups tiene algún grado de importancia, en tanto que para una de cuatro se trata de una actividad crítica", de acuerdo al relevamiento.

Al pensar en el CV, resulta importante entender los objetivos de las empresas a través de sus diferentes modelos. "No solo se considera a las startups como una fuente de innovación de productos y procesos de la compañía. También hay muchas empresas que buscan renovar una cultura interna que se ha tornado lenta y burocrática", destaca Kantis en el informe. "El contacto con los emprendedores es una vía a través de la cual se busca contribuir a la transformación cultural".

Para alcanzar estos objetivo, las corporaciones implementan distintos tipos de programas: eventos únicos como las competencias o hackatones, espacios de coworking, apoyo (como incubadoras y aceleradoras), alianzas (pilotos, comprar el producto de la startup), inversión (corporate venture capital) y adquisición de startups.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar