Trabajo en cuarentena: alquilar o comprar equipos, ¿qué conviene?

Trabajo en cuarentena: alquilar o comprar equipos, ¿qué conviene?

El aislamiento social preventivo y obligatorio, instalado por el Gobierno nacional durante la segunda quincena de marzo, instó a que toda aquella empresa que pudiera continuar con sus operaciones de modo remoto así lo hiciera. Esta situación llevó a que los hogares de cientos de argentinos debieran transformarse, de un día a otro y casi sin mediar preparación, en una oficina.  

Tanto así que, de acuerdo a un reciente informe elaborado por Kantar para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el ecommerce registró un crecimiento en su facturación del 84%, del 38% en órdenes de compra y del 71% en unidades vendidas en abril en comparación con un mes promedio del primer trimestre de 2020. En línea, la categoría de productos electrónicos fue una de las que mayor salto tuvo: según el estudio, la facturación en empresas que comercializan productos electrónicos creció 272% frente a una quincena promedio del primer trimestre. 

Frente a este contexto, y ante la necesidad de que sus colaboradores pudieran tener acceso a determinados equipos que no poseían en sus hogares, hubo pymes que recurrieron al alquiler de dispositivos, opción que algunas firmas proveedoras de tecnología decidieron habilitar durante la situación de aislamiento. 

En este sentido, Ricoh, una compañía que ofrece servicios de consultoría, software y hardware para empresas, ofreció replicar sus soluciones de impresión a través de un sistema de renta de equipos.   

“Entre nuestros clientes y usuarios existen infinidad de pymes a las que les brindamos servicios. La cercanía nos permite ofrecer un servicio que se adapte a las necesidades y mejorar sus procesos, cuidar sus costos, y a su gente. La posibilidad de renta que les brindamos puede ser analizada como una inyección de capital de trabajo ya que una mejora de procesos con la ayuda de un multifuncional aumenta la competitividad en una cadena de valor”, comenta Ricardo Janches, gerente General de Ricoh Argentina. 

El sistema de renta de equipos de la compañía, que emplea de modo directo a 300 personas en el país, consiste en ir pagando mes a mes por la solución en el manejo de documentos que puede constar en dos alternativas denominadas BPS (Basic Printer Service), donde los dispositivos utilizados por el cliente no se encuentran centralizados, desconociendo su utilización y costos.  

“Es probable que en esta instancia el cliente no tenga unificado ni la marca ni el proveedor. Esta situación se produce porque la empresa no toma al manejo de documentos como una parte esencial de su negocio y no percibe como valor agregado el control de procesos y costos. Nuestra especialidad está centrada en el MPS (Management Printer Service) el cual es un servicio que ofrece una administración centralizada de un grupo de dispositivos MFP y Printers. Existe visibilidad y control por parte del cliente que lo ayuda a ahorrar dinero y aumentar la productividad”, comparte Javier Gómez, gerente de Cuentas Directas. 

¿Qué tipo de facilidades puede darles a las pymes el hecho de alquilar equipos? “Nuestras modalidades de renta más utilizada es la de 36 meses, aunque existen otros planes con plazos menores y mayores. Esto facilita el acceso de las pymes a nuestra tecnología ya que no tienen que hacer grandes inversiones y se mantienen a la vanguardia en soluciones en el manejo de documentos abonando la primera cuota a los 30 días de instalado, sin adelantos ni erogaciones previas al uso”, agrega Gómez. 

¿Alquilar o comprar?  

La opción más conveniente dependerá del modelo de negocios. “Si la utilización del equipamiento es para brindar un servicio a terceros, lo más probable es que la modalidad de renta no sea la más conveniente, ya que Ricoh Argentina pasaría a ser un socio oculto del emprendimiento y se pierde competitividad. Para empresas que son usuarios finales de nuestros servicios la renta le permite ir abonando mes a mes, y por sobre todo no inmovilizar capital de trabajo que para una pyme es fundamental en su desarrollo”, cierra Gómez.