El protocolo de las compañías familiares, camino a ser ley

Un proyecto de reforma del Código Civil y Comercial de la Nación aclara cuáles son los aspectos de la consolidación y traspaso generacional en las empresas de familia.

El protocolo de las compañías familiares, camino a ser ley

Un proyecto de reforma del Código Civil y Comercial aclara aspectos de la consolidación y traspaso generacional en las empresas de familia.

Esos cambios apuntas especialmente a respetar la voluntad de los miembros de la familia que son socios en la compañía, a través de una medida muy novedosa que da fuerza de ley al Protocolo Familiar por primera vez en América Latina.

Esta propuesta define el Protocolo Familiar como "un acuerdo de voluntades, o conjunto de acuerdos, que los titulares de una explotación productiva familiar celebran entre sí o con terceros con los que guardan vínculos familiares", comentó Leonardo J. Glikin, Director de CAPS Consultores.

El protocolo puede tener por objeto establecer un código de conducta o un modelo de comunicación y consenso en la toma de decisiones.

La finalidad de este instrumento que hasta ahora no tenía fuerza de ley es la de "gestionar de materia unitaria y preservar a largo plazo la organización corporativa y las relaciones profesionales y económicas entre la familia y la explotación productiva", precisó Glikin.  El especialista añadió que el Protocolo Familiar puede incluir, además, disposiciones referidas a futuros derechos hereditarios y establecer compensaciones en favor de otros herederos. Así, por ejemplo, a través del Protocolo se puede disponer que los futuros titulares de la empresa sólo pueden ser miembros de la familia consanguínea.

En este caso en el que no se aceptan más que miembros de la familia consanguínea, si un cónyuge resultara heredero, tendrá la obligación de vender sus derechos hereditarios a los parientes consanguíneos sobrevivientes.

A su vez, esta clase de acuerdos pueden ser sustentados financieramente a través de un seguro de vida (llamado seguro de continuidad empresaria).

En la interpretación de las cláusulas del protocolo "los jueces privilegiarán el interés en la continuidad de la explotación productiva familiar", dice el proyecto.

Esto significa que, frente a la tensión entre un derecho individual de un heredero, y la posibilidad de continuación de la empresa, los jueces deben resolver la situación problemática en beneficio de ésta, explicó Glikin.

La reforma también establece que, si se realiza una donación, aquellos futuros herederos que hubieran prestado su consentimiento no pueden cuestionarla en el futuro.

De esta forma, el Código Civil y Comercial receptará en la práctica el principio de buena fe y la trascendencia de los actos propios.

También dará seguridad jurídica, por ejemplo, a aquellos herederos que toman la responsabilidad de hacerse cargo de una empresa, y la hacen crecer, incluso en la vida del donante, enfatizó Glikin.

De esta manera, se evitarán los cuestionamientos oportunistas de quienes, en su momento, se consideraron satisfechos con una determinada distribución del patrimonio, y luego, al ver crecer las empresas que recibieron sus hermanos (muchas veces, por el propio esfuerzo de ellos) pretenden desconocer la distribución realizada por los padres, y reclaman, advirtió.

Desde el punto de vista legal, Glikin puso el foco en la reforma al artículo 1010 del Código Civil y Comercial, el más revelador en materia de continuidad de las empresas familiares y en el artículo 2461, que resulta un complemento imprescindible a fin de corporizar en la práctica los derechos de estas compañías.

Todo lo propuesto para la reforma del artículo 1010 sobre el protocolo familiar tiene una manifestación práctica trascendente en el nuevo artículo 2461, que establece que, si se realiza una donación, aquellos futuros herederos que hubieran prestado su consentimiento no pueden cuestionarla en el futuro.

Algunos de los beneficios del protocolo son los siguientes, añadió Glikin:

-Otorga un marco confiable para las relaciones de la familia con la actividad productiva y con el patrimonio familiar.

-Permite detectar conflictos latentes, tanto en la etapa de diagnóstico, como durante el proceso de elaboración.

-Proporciona mecanismos duraderos de resolución de conflictos.

-Brinda previsibilidad a las decisiones empresariales que se adoptan.

-Fija pautas para impulsar el desarrollo personal, pues cada uno de los involucrados tiene reglas claras respecto del impacto en la empresa de sus decisiones de estudio, especialización laboral, etcétera.

-Permite mantener la empresa en la familia.

¿Y cuáles son las cinco claves para entender el proyecto de modificación del Código Civil y Comercial en lo que se refiere a las empresas familiares?, según Glikin.

-Esta será la primera incorporación a la legislación del protocolo familiar, lo que implica un reconocimiento hacia ese instituto, y la posibilidad de difundirlo mucho más.

-Permite pautar el ingreso, la permanencia y el egreso de los miembros de la familia en la empresa familiar.

-Permite establecer un mecanismo de prevención y resolución de conflictos más allá del sistema judicial. Por ejemplo, a través de mediadores y árbitros.

-Torna obligatorios los acuerdos en los que esté involucrado un reparto de la herencia (por ejemplo, a través de una donación a los herederos).

-Permite identificar a quienes van a dirigir la empresa en el futuro, y asegurar que, salvo faltas graves, no han de ser removidos de sus funciones.

Comentarios1
08/04/2019 10:52:06

demasiado sofisticado, que voten primero el nuevo codigo penal y la extinsion de dominio