Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los hermanos diseñadores que facturan más de $ 2 millones

Lucrecia e Ignacio Boloque fundaron una firma dedicada al diseño y comercialización de zapatos, carteras y accesorios confeccionados en cuero. Facturan $ 2,5 millones y analizan exportar.

Lucrecia e Ignacio Boloque fundaron una firma dedicada al diseño y comercialización de zapatos, carteras y accesorios confeccionados en cuero.

Lucrecia e Ignacio Boloque fundaron una firma dedicada al diseño y comercialización de zapatos, carteras y accesorios confeccionados en cuero.

"Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera", sentenció el poeta José Hernández desde las páginas de Martín Fierro en 1872. Casi un siglo y medio después, los hermanos Lucrecia e Ignacio Boloque honraron la mentada frase.

Es que esta joven diseñadora de Indumentaria encontró dentro del clan familiar al socio ideal que la acompañaría en la aventura de fundar su propia empresa, Lu Boloque, hace cinco años. A través de la marca inspirada en su nombre, Boloque diseña y comercializa zapatos, carteras, accesorios e indumentaria realizada en cuero. 

“Siempre fui de hacer cosas y, como me gustaban, las vendía. Terminé la facultad y me dije: ‘O trabajo en una marca o hago algo propio, y me tentó muchísimo más la idea de hacer algo propio. Y decidí probar, siempre con pasos cortos pero firmes’”, comenta a El Cronista Pyme la emprendedora que, en 2017, facturó $ 2,5 millones y espera este año alcanzar los $ 3,5 millones.

Animarse a más

La pasión por diseñar carteras y zapatos, comenta Boloque, se remonta a los tiempos en los que la joven avanzaba en las diferentes etapas de la carrera de Diseño en la Universidad de Buenos Aires (UBA). “Cuando estaba cursando una materia en la facultad conocí el cuero y me gustó mucho, vi que era un material noble y versátil, ideal para hacer productos de calidad con diseño; que los usuarios lo valoren”, reconoce Boloque.

Su hermano, formado como licenciado en Administración de Empresas, también por la Universidad de Buenos Aires, no dudó en acompañarla y así encontraron juntos una oportunidad para hacer negocios.

“Vimos que había mujeres que buscaban algo por fuera de las grandes marcas, sin resignar calidad y con un diseño propio”, afirma la diseñadora que se encuentra al frente de la compañía que, en la actualidad, emplea a cuatro personas y que recientemente cortó cintas de su primer local en el barrio de Recoleta.

Un negocio familiar

Los pilares del emprendimiento comenzaron a sostenerse a partir de una inversión inicial de $ 8.000, aportados, en calidad de préstamo, por el padre de  los hermanos Boloque. “Como vivía con mi familia, al principio, hacía pocos retiros de dinero y reinvertía para comprar materia prima. Después, mi hermano también hizo un pequeño aporte para seguir creciendo”, comenta Lucrecia, quien recuerda por qué optó por llamar así a su marca: “Me costaba mucho pensar un nombre, todo me parecía que no pegaba, o quedaba muy obvio, hasta que  empecé a ver mi nombre como posibilidad. Me gustó cómo sonaba y sabía que eligiéndolo cargaba con un plus que me caracteriza, que es la exigencia en todo lo que me propongo. Que tu marca lleve tu nombre no es poca cosa, es un compromiso muy grande”.

Lucrecia Boloque, una de las fundadoras

No fue sencillo dar los primeros pasos y llevó un tiempo hasta que la marca logró insertarse en el mercado y llegar al público. Sin embargo, las redes sociales fueron una herramienta que ayudó a impulsar el negocio, sobre todo, en los primeros tiempos. “Invirtiendo en publicidad, logramos llegar a muchos seguidores. Hoy en día, tenemos 170.000 en Facebook y 73.000 en Instagram. Con el diseño se acercaron a nosotros y con la calidad confiamos en que se conviertan en clientas”, agrega Boloque. Sin ir más lejos, Boloque afirma que su primera gran clienta fue su primera venta mayorista, que llegó a ella, por caso, a través de la red social fundada por Mark Zuckerberg.

Pero no todo se debe a la vidriera virtual. Participar de ferias y exposiciones del sector también fue parte de la estrategia. Por caso, estar presente en tres tres oportunidades en Puro Diseño, la feria que se realiza dos veces al año en La Rural, ayudó a ganar visibilidad. “Son cosas que nos sacaron de nuestra zona de confort, que era el showroom, y nos permitió repensarnos para crecer; que es lo que intentamos hacer constantemente”.

Actualmente, Lu Boloque ofrece sus productos, además del local exclusivo, a través del carro de compras online y en el canal mayorista. Mediante este último canal, y también de los pedidos que se realizan desde la web, tiene llegada a varios puntos del interior del país. 

Sus principales competidores son locales que tienen diseños personales y trabajan con cuero. "Pero, también, al tener mucho diseño, creo que hay lugar para que crezcamos todos, siempre y cuando cada uno sea fiel a sus creaciones e intuiciones", afirma la emprendedora que una de las cosas que más la gratifica de su trabajo es cruzarse por la calle con alguna mujer luciendo alguno de sus modelos. 

De cara a 2018, Boloque está desarrollando su línea "petit", que estará enfocada en niñas, y ya sueña con la posibilidad de abrir otro local. Por otra parte, también analiza comenzar a exportar, empezando, en una primera etapa, por los mercados vecinos: Brasil, Chile y Uruguay. Las franquicias, no obstante, no parecerían estar en análisis, por el momento

Tokio Blues

La colección primavera-verano 2018 de Lu Boloque, llamada Tokio, se inspiró en la cultura nipona, afirman desde la compañía nacida en 2013. En los modelos de esta colección, por caso, se podrán encontrar bordados, telas y herrajes que remiten a objetos del país asiático. Así como sus nombres. Por caso, algunos modelos se llaman Hiroshima, Kyoto, Yokohama y Kurashiki, entre otras ciudades del país del sol naciente. 

Los productos de esta temporada cuentan con una gran variedad de calzados (zapatillas, sandalias, slippers, zuecos, plataformas, stilettos, entre otros); carteras, de gran variedad de formatos, diseños y estilos como clutches, mochilas, bandoleras, totebags. También, camperas y accesorios -billeteras, porta documentos y muñequeras.

Por otra parte, también, los clientes se pueden encontrar con la nueva línea cápsula de joyería contemporánea realizada en plata 925. La paleta de color elegida por Boloque acompaña la identidad de la marca, utilizando colores como el negro, nude, mostaza, colorado, blanco y rosa pastel.

Ficha

  • Fundación: 2013.
  • Facturación 2017: $ 2,5 millones.
  • Facturación 2018 (estimada):  
  • $ 3,5 millones.
  • Cantidad de empleados: 4.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar