Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crearon un snack líquido para mascotas y ya facturan $ 6 millones

Tres emprendedores desarrollaron una bebida para perros y gatos, en formato de roll-on. Desde que lanzaron el producto, ya llevan vendidas 85.000 unidades y se encuentran en 1000 puntos de venta. Sus planes para el futuro. 

Pablo Pedace, Montserrat y Diego Granada, de Liq.

Pablo Pedace, Montserrat y Diego Granada, de Liq.

En 2016, y con una inversión inicial de u$s 700.000, Diego Granada, contador; Pablo Pedace, médico veterinario, y Montserrat Granada, también médica veterinaria e hija de Diego, pusieron en marcha Pet Drink. Se trata de una firma que, a un año de su fundación, es la primera, según ellos, que produce bebidas para mascotas. Esto fue a partir del lanzamiento de la marca Liq: un snack líquido para perros y gatos, tal como lo definen. 

¿Por qué "Liq"? Porque es un producto líquido y que la mascota consume lamiendo un roll-on ("Lick", en inglés). 

¿Cómo surgió la idea? "Nacimos para crear productos innovadores que recompensen todo el amor que las mascotas nos brindan diariamente", responde Diego Granada. Y agrega que, como “amantes de las mascotas”, con este primer proyecto se pusieron en mente dos objetivos. El primero de ellos es crear un producto que sus dueños puedan usar como premio para sus mascotas.  

Mientras que el segundo objetivo fue hacer crecer el negocio veterinario con la creación de esta nueva categoría. El resultado de ambas metas es que se incentiva el vínculo entre el dueño y mascota, aseguran los creadores. Y fue justamente por todo esto que optaron por el formato roll-on que, según aseguran los socios, hace que los amos interactúen con sus mascotas.

Cómo comenzó todo

El disparador que llevó a los tres emprendedores a crear Liq fueron dos preguntas muy sencillas: "¿Qué tomo yo?" y "¿Qué toma mi perro o gato". Todo esto, aclara Diego Granada, en un contexto de humanización de perros y gatos que, según él: "Ya son un integrante más de nuestras familias".

Así, los inicios de Pet Drink se remontan al año 2016, cuando entre los tres comenzaron a investigar la categoría de "bebidas para mascotas" y se dieron cuenta que, desde la década de 1970, hubo diferentes intentos fallidos, que van desde cervezas para perros hasta botellas de dos litros con imágenes de perros y gatos.

"Aprendimos de cada una de ellas, y desarrollamos este concepto único en el mundo”, que es el de “Snack Líquido Funcional", dice el contador. En otras palabras, se trata de un producto que, más allá de ser pensado como snack puede ser usado como una recompensa o un premio por parte de los dueños para sus perros y gatos y, que al mismo tiempo, les hace bien y le cuida su salud.

Para poner en marcha lo que empezó como una simple idea, sus fundadores cuentan que tuvieron el apoyo de socios capitalistas, "amantes de los animales, que apostaron al proyecto", detalla Diego. 

Y agrega: "A Pablo lo conozco por ser el veterinario de las mascotas de la familia, y se sumó al proyecto apenas se lo contamos, con mucho entusiasmo y contactos". Mientras que su hija, Montserrat, está finalizando sus estudios, y los acompaña "con toda la fuerza de su juventud y el aporte de las tendencias actuales, en cuanto a rede sociales", dice su padre. 

De todas formas, aclaran los socios de la firma, cada uno de ellos tiene su actividad aparte, aunque, confiesa Diego: "Este proyecto viene absorbiendo cada vez más tiempo de cada uno de nosotros. En ese sentido, pensamos ir sumando gente en cada una de las áreas que vayamos necesitando". 

Hoy, en la compañía trabajan, además de los tres socios, asesores y socios estratégicos, entre los que mencionan al laboratorio, distribuidores, las fábricas de envases y etiquetas, así como también, una agencia de publicidad. De allí que estiman que son no menos de 30 las personas abocadas al proyecto de manera casi exclusiva.

¿Dónde se pueden conseguir los productos de Pet Drink? En cualquier veterinaria y pet shop de todo el país, ya que no cuentan con locales propios. Hasta hace un tiempo, tenían llegada a unos 1000 puntos de venta, y tenían, entre otras metas, duplicar esta cifra para fin de año. 

Una recompensa 

"Es un producto innovador, en una categoría que no existe y que viene a incrementar el negocio de todos los participantes: laboratorios, distribuidores y veterinarios", dice Diego cuando se le pregunta por el diferencial de su producto. 

Dicho sea de paso,  estiman cerrar el año con un volumen de ventas de 85.000 unidades. ¿A qué público apuntan? Claramente, a las mascotas. Puntualmente a perros y gatos. De acuerdo a datos que arrojan los fundadores de la compañía, en la Argentina hay más de 12 millones de mascotas, y más de 6000 veterinarias que podrían demandar sus productos para venderlos al público minorista. De esta manera, el margen para seguir creciendo no parecería menor. 

Por otra parte, se encargan de aclarar que su producto es de venta libre y lo definen como "una recompensa, un premio [para las mascotas] que se puede dar en cualquier momento".

Un largo camino por recorrer

En los pocos meses de vida que lleva la firma, sus productos ya se encuentran disponibles en todo el país y, como adelanta Diego: "Estamos evaluando a los interesado en otros mercados”, al tiempo que detalla: “Hemos recibido propuestas de Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Colombia, Bolivia y hasta de Israel".

Pero además de tener planes para expandirse territorialmente, los socios aseguran que les resta un largo camino por recorrer en cuanto a las funcionalidades de sus productos. Y, entre sus proyectos a futuro, mencionan ofrecer una mayor cantidad de formatos, así como también nuevas funcionalidades: hoy tienen cuatro, tres de perros, para pelo y piel, salud bucal y articular, y una de gatos, para pelo y piel. 

Sumado a esto, además planean ampliar la oferta de su portfolio: "Recién empezamos. Tenemos muchos proyectos, y esperamos poder realizarlos a todos", comenta el contador.

El proyecto en números

Los tres emprendedores lanzaron su producto recién en septiembre de este año. Para ello, contaron con una inversión inicial de u$s 700.000, proveniente de algunos socios que aportaron capital, además del dinero que aportaron los propios fundadores. Sumado a esta suma inicial, para la campaña de lanzamiento destinaron un monto total de u$s 350.000.

En cuanto a la facturación anual –considerando que iniciaron sus actividades en en el último cuatrimestre del año–, los fundadores la calculan en torno a los $ 6 millones mientras que, al estimar el volumen de ventas, prevén cerrar el año con unas 85.000 unidades. 

Por otra parte, el precio de venta sugerido al público es de $ 180 y dura entre 20 y 30 días, según el tamaño del animal y de las veces que se lo suministre.

Venta libre

Diego Granada, contador; Pablo Pedace, médico veterinario, y Montserrat Granada, también médica veterinaria e hija de Diego, son los fundadores de Pet Drink, firma que según aseguran, desarrolló un “concepto único en el mundo, el de Snack Líquido Funcional”. 

Diego Granada se encargan de aclarar que el producto, que lanzaron bajo la marca Liq,  no es un medicamento, sino que se trata de una “recompensa” para perros y gatos que, al mismo tiempo, ayuda “en el tratamiento de las principales afecciones de las mascotas”.

Además, Liq está catalogado como Nutracéutico y es de venta libre, por lo que se puede encontrar en cualquier veterinaria del país y “obviamente”, como enfatizan los socios, cuenta con sus certifiacdos de SENASA.

Por otra parte, el producto no requiere refrigeración y, tal como explican los emprendedores, dura un año en guarda, es decir, cerrado. Por último, este formato es el primero de tres, que ya tienen desarrollados, además de tener en proceso varias funcionalidades más.

Ficha técnica:

Año de fundación: 2016.

Inversión inicial: u$s 700.000.

Empleados: Más de 30.

Volumen de ventas: 85.000 unidades.

Facturación (p) 2017: $ 6 millones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar