Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Comprar una casa y comer sushi al mismo tiempo, la última moda en Real Estate

En 2011, Francisco Villamayor fundó una agencia inmobiliaria con la que factura $ 3 millones al año. Recientemente, cortó cintas de un espacio que impone tendencia: oficinas, galería y bar para que, mientras los clientes compran una propiedad, puedan ver una muestra de arte y disfrutar de una comida.

Bresson es un espacio basado en oficinas, galería y bar para que, mientras los clientes compran una propiedad, puedan ver una muestra de arte y disfrutar de una comida.

Bresson es un espacio basado en oficinas, galería y bar para que, mientras los clientes compran una propiedad, puedan ver una muestra de arte y disfrutar de una comida.

Los viajes en los que Francisco Villamayor pudo apreciar ciudades cosmopolitas de la talla de París (Francia) y Nueva York (los Estados Unidos) se presentaron como una inspiración para animarse a emprender. Es que este licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Católica Argentina (UCA), con un Executive MBA del IAE Business School, de 40 años, está hoy al frente de Bresson, la inmobiliaria que fundó hace siete años.

"Tengo 100 ideas de negocios desde chico. Una vez que tuve la formación adecuada y experiencia me lancé a la fundación de esta agencia de Real Estate. La idea surgió de la falencia que tiene nuestro país en este campo y de viajar mucho a Francia (mi mujer es parisina) y a los Estados Unidos, donde vi experiencias de servicio diferentes", comenta Villamayor, CEO de la firma en la que trabajan ocho empleados y un equipo de emprendedores inmobiliarios asociados (10, actualmente) en la comercialización de las propiedades.

Villamayor comenzó solo a colocar los cimientos de Bresson. Desde sus inicios, la compañía creció con capital propio, pequeñas sumas que se fueron reinvirtiendo año a año, sin venture capitals o inversores tradicionales. Sin embago, luego, Villamayor salió en busca de talento y capital humano. Actualmente, tres personas lo acompañan en el board, a la hora de tomar decisiones.

En sus primeros años, la esencia de Bresson, que cerró 2017 con una facturación estimada en $ 3 millones, estuvo puesta en el servicio, afirma el emprendedor: "Mejores fotos, mucho asesoramiento al cliente y el concepto de la no exclusividad del contrato para venta. Nos dimos cuenta de que los clientes no querían quedar atados a una agencia específica y por eso nacimos con un formato de venta que no exige exclusividad. Bresson invierte en la comercialización de las propiedades por su propio riesgo y apuesta a vender antes que la competencia".

Después de dos años, Villamayor viajó a Nueva York, donde firmó un acuerdo con Compass Real Estate, una de las grandes agencias de los Estados Unidos, para intercambiar listings que hoy publican en su portal. Al mismo tiempo, hizo un gran sorteo entre todos sus clientes que tenían una propiedad a la venta, bajo el concepto de "Vendé con Bresson y celebramos en Nueva York", y entregaron dos pasajes y estadía en la ciudad que nunca duerme.

Francisco Villamayor, de Bresson.

A fin de 2016, hizo su primer open house, en una casa muy importante de Barrio Parque y en la misma noche tomaron una reserva y se concretó la operación. "Este servicio, open house, es un evento con clientes y colegas a los que invitamos a una visita exclusiva y con la oportunidad de reservar la casa antes que sea publicada en el mercado masivo. Fue el primero de muchos más que hicimos y seguimos haciendo", afirma.

Encontrar un nicho

El emprendedor asegura que apostó por la diferenciación: "Revisamos todos los locales inmobiliarios de nuestro segmento premium y absolutamente ninguno ofrecía algo diferente. Generamos un ambiente de negocios y lifestyle que combinan genial. Tasamos una propiedad por día desde que abrimos, y se trata de inmuebles valiosos", afirma Villamayor.

Entre los servicios que ofrece, el fundamental es la venta de propiedades residenciales en Recoleta, Palermo y Belgrano, así como la búsqueda de estas propiedades para acompañar a los clientes en la compra. "También tenemos una división de inmuebles comerciales para nuestros clientes que nos piden vender o alquilar oficinas o locales que tienen ellos, e hicimos un Joint Venture con Minola, (hoy Bresson & Minola) una inmobiliaria de campos con 50 años de antigüedad que confinada con nuestro perfil y técnicas modernas se complementan muy bien. Marginalmente, hacemos alquileres residenciales o corporativos pero solo para empresas, embajadas o clientes grandes, nuestro fuerte es la venta", comenta.

Recientemente, y tras desembolsar una inversión de u$s 200.000 (mitad, capital propio, mitad crédito bancario), Bresson cortó cintas de un concept store (ver recuadro). Para ello, alquiló una galería de 700 m2 en Callao y Alvear, que restauró por completo.

"El desarrollo incluye la agencia inmobiliaria, una muestra de arte y Henri (el café/sushi/bar) abierto al público. En 2018 lo completaremos con un auditorio. Creamos un lugar especial para el encuentro con clientes, donde poder escucharlos y asesorarlos en otro ambiente, más agradable y muy profesional", sostiene. Incluso, concentrará una oferta académica que armará con universidades y escuelas de negocios, para brindar capacitaciones y presentaciones de arquitectura, real estate, arte y afines.

"Nuestro stock de propiedades se duplicó desde la apertura del local. Lo lógico sería aumentar las ventas en un 100% en el primer semestre y otro 100% en el segundo", concluye Villamayor.

Un espacio heterogéneo

Bresson inauguró en el barrio porteño de Recoleta un nuevo espacio con sus oficinas, el primer concept store con estas características en nuestro país. Concebido para un público premium, reúne Real Estate, arte y un restaurante que ofrece café, almuerzos, sushi y bar. De este modo, en Bresson, mientras compran o venden una propiedad, los clientes pueden ver una muestra de arte y disfrutar de una bebida o comida.

La agencia se llama Bresson, que es un nombre fantasía inspirado en el fotógrafo Henri Cartier Bresson y tiene mucho que ver con la propuesta estética, fotográfica y conceptual del proyecto. "Una presentación perfecta de la propiedad y una atención perfecta en nuestro local son el inicio de un servicio igualmente de excelencia en el proceso de compra venta de inmuebles, con brokers que reciben capacitación continua y trabajan en conjunto en un equipo de ventas de excelencia", sostiene Francisco Villamayor, fundador de Bresson.

Ficha técnica:

Fundación: 2011.

Facturación 2017: $ 3 millones. 

Empleados: 8.

Inversión reciente: u$s 200.000.

Comentarios2
Marcelo Hermes
Marcelo Hermes 16/01/2018 04:55:32

cualquier cosa

Jorge Montero
Jorge Montero 15/01/2018 03:53:04

La boludez al palo