U$D

SBS FONDOS
Dólar Banco Nación
/
Merval

Vila y Manzano cerraron la venta del cable Supercanal a tres fondos de inversión

Entre el pago y la inversión prevista, los compradores desembolsarán unos u$s 400 millones. Abarca tendido de red de cable y de internet en 14 provincias

Joost Newbery será el nuevo presidente de Supercanal, y lo secundarán Pablo Venturino y Mariano Gilles

Joost Newbery será el nuevo presidente de Supercanal, y lo secundarán Pablo Venturino y Mariano Gilles

Supercanal, la red de televisión por cable e internet fundada por Daniel Vila en 1985, con presencia en 14 provincias, fue adquirida por CVI Austral LLP, firma bajo control de un grupo inversor a cargo de Carlos Joost Newbery, titular de ICondor y uno de los fundadores de Movicom y CTI Móvil, originalmente del Grupo Clarín.

Aunque la operación se venía negociando desde el año pasado, el cierre de la venta fue informada recién ayer después de arduas negociaciones y un due dilligence extenso, dijeron fuentes del mercado. Los compradores comprometieron una inversión de u$s 400 millones, cifra que incluyen el valor de la compañía y el despliegue de una red de fibra óptica para mejorar el servicio de internet de banda ancha, en vista de la competencia que implica la fusión recientemente aprobada de Telecom y Cablevisión.

Tras el cambio de manos, Supercanal será presidido por Carlos Joost Newbery, acompañado en el directorio por Pablo Venturino y Mariano Giles, socios de White Bridge. Detrás de esta adquisición está el fondo CarVal Investors, creado a fines de los años ´80 por Cargill, que aportó la financiación para concretar la operación.

Según un comunicado del nuevo directorio, esta adquisición se enmarca en "proyecto de innovación tecnológica que generará puestos de trabajo, contribuirá a cerrar la brecha digital y acercará la mejor propuesta de contenidos para los usuarios de Supercanal en 14 provincias.

Las negociaciones que culminaron en la venta de la red de cable con epicentro en Mendoza se habían inicialdo una vez que se destrabó el conflicto por las bandas de 4G que se había adjudicado el grupo Vila-Manzano en 2014 pero un año más tarde, al no concretar el pago, fueron transferidas a la compañía satelital estatal Arsat.

En octubre de 2017, Vila-Manzano acordó con el Enacom desistir de una presentación judicial y aceptar la devolución de u$s 20 millones que el grupo había aportado como caución al momento de presentarse a la licitación.

Precisamente, el 17 de noviembre, un mes después de ese paso, las partes involucradas habían acordado las condiciones para esenciales para la cesión del control del grupo. En las negociaciones de las partes el precio por cada abonado fue materia de discusión, así como las condiciones en que estaban cada uno de los clientes del servicio.

En tanto, la habilitación del llamado cuádruple play (telefonía fija y móvil, internet y TV por parte de un mismo operador) para los conglomerados de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe a partir del 1ero de enero de este año, impulsó que varias empresas cableoperadoras solicitaran permisos para ofrecer telefonía móvil. En este contexto, el Enacom otorgó a Supercanal una licencia de Operador Móvil Virtual (OMV) en el mes de enero.

Por otra parte, la reciente aprobación por parte de Defensa de la Competencia de la fusión entre Cablevisión y Telecom, terminó de dibujar un nuevo mapa de las telecomunicaciones con jugadores bien definidos y un ámbito en el que sólo es posible competir si se cuenta con tecnología de avanzada.

Hoy, la red de Supercanal cuenta con 410.000 usuarios de cable y 83.000 de internet en 14 provincias, desde Tucumán a Tierra del Fuego. El desafío de los nuevos compradores es renovar las conexiones de cablemódem por otras de fibra óptica, una tecnología que ofrece mayor velocidad y calidad en las comunicaciones. Su objetivo es "conectar a un millón de personas (320.000 hogares) para el 2021.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar