U$D

MIÉRCOLES 20/03/2019

Paulmann: "Las altas tasas en aeropuertos impiden impulsar la demanda"

El empresario abogó por fijar una tarifa regional, para impulsar el número de pasajeros. No decidió si operará desde El Palomar. "Eso dependerá de la tasa que se cobre", dijo

Paulmann:

La aérea low cost chilena Sky Airline pedirá autorización al Gobierno para volar desde su país a más ciudades argentinas. Sin embargo, no comenzaría a operarlas en breve, ya que, según su CEO, Holger Paulmann, las altas tasas aeroportuarias en el país para vuelos internacionales no ayudan a impulsar la demanda en rutas de corta distancia, como las que ofrece la compañía.

En una entrevista con El Cronista, el empresario aseguró, además, que este año la cantidad de viajeros que transporta la aérea low cost entre ambos países (vuela desde Santiago a Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Rosario) no crecerá, sino que se mantendrá estable, por la menor cantidad de viajes de argentinos a Chile, en virtud de los menores viajes por compras.

"Bajaron un poco las tasas aeroportuarias, pero siguen siendo carísimas; así no se puede estimular mucho a la demanda. Pagamos lo mismo por vuelo desde Santiago que una aérea que viaja a Europa. Se podría crear una tasa para vuelos regionales o al menos considerar los vuelos entre Argentina y Chile como domésticos; los aviones son los mismos que operan en cabotaje; y el costo del aeropuerto también. Promovemos un plan de libre tráfico de personas y bienes entre Argentina y Chile; somos países con ingresos parecidos y gobiernos que piensan hoy similar, deberían ir avanzando en ese sentido", destacó Paulmann, que es sobrino de Horst Paulmann, dueño de Cencosud.

¿Cómo inciden las tasas?

La tasa doméstica en la Argentina es quizás la más baja de América latina, de u$s 3 por tramo. Pero el internacional es de u$s 99 ida y vuelta (con seguridad y todos los servicios incluidos). En Chile, en cambio, cuesta u$s 12 para vuelos domésticos y u$s 30 para internacionales. La tasa de embarque es de 7 a 10% del pasaje en general, pero en la Argentina excede ese porcentaje. No viajan más pasajeros dentro de la Argentina por la banda tarifaria mínima. Dentro de Chile, teníamos la promoción Santiago/La Serena o Concepción a u$s 3 más tasa por tramo, total u$s 15. Para vuelos a la Argentina, promocionamos hace poco tarifas de Santiago a Rosario y Córdoba de u$s 17 por tramo y a Buenos Aires u$s 31 por tramo más tasa, total ida y vuelta sería u$s 34 o u$s 62 (Buenos Aires) más u$s 99 de tasas. En la Comunidad Europea no se cobra más de u$s 30 de tasa. El costo de Intercargo es caro; nuestros aviones usan los mismos equipos que para vuelos domésticos, porque son las mismas aeronaves, A320 o B737, pero pagamos carísimo por un servicio malo. En Rosario no funcionaba bien la escalera para bajar del avión y por un par de metros había que esperar el bus hasta la terminal, que demoró tiempo. Pagamos u$s 900 a Intercargo por vuelo, contra u$s 400 de los domésticos. Nuestras promociones son con valija en mano; despachar por Internet cuesta unos u$s 12. Antes de cobrarlas aparte, el 85% despachaba a bodega; ahora solo el 35%. Así, subir al avión es más rápido. Estamos 30 minutos en tierra, frente a 45 antes, eso permite bajar los costos.

¿Planean operar desde El Palomar, con tasas más bajas?

No está clara la tasa que cobra El Palomar. De ese valor dependerá que volemos desde ahí; si el valor es el mismo, no vale la pena. Si se minimiza la tasa con servicios adecuados en cuanto a seguridad y agilidad, para permitir un flujo más rápido, podríamos hacerlo.

¿Cómo van las ventas?

Este año, vamos a transportar 500.000 personas entre Chile y Argentina, similar a 2017. Pero desde que volamos la cantidad de pasajeros entre los dos países aumentó más del doble, porque generamos una baja en el precio y mayor competencia; las demás aéreas también bajaron tarifas, eso impulsó la demanda.

¿Prevén agregar más rutas a la Argentina?

Es probable que agreguemos más rutas, porque vamos a recibir más aviones, pero se hace difícil hacerlo si no podemos llenar el vuelo por el precio. Pagar u$s 50 por tramo sólo de tasa es mucho dinero y las tarifas mínimas no permiten bajar precios. Cualquier baja genera una demanda mayor, más gente puede acceder a vuelos. Según un estudio de IATA, por cada dólar que se gasta en avión se generan u$s 7 en la economía del destino en turismo. Al bajar tarifas, más gente de menos recursos puede viajar. En Chile, al bajar tarifas crecieron los viajes para visitar familiares y amigos. Vamos a pedir igual nuevas rutas al Gobierno, lo que no quiere decir que la usemos de inmediato. Por ejemplo, Iguazú puede funcionar en temporada.

¿Se nota una caída en los viajes de argentinos a Chile? ¿Crece la demanda de chilenos?

Ropa o tecnología siguen siendo más baratos en Chile, aunque no tanto como antes. Y hay marcas de ropa que aún no están en la Argentina. Pero sí se registra una baja en la demanda de pasajes por turismo de compras. Pero no queremos que viajen a Chile sólo para comprar, sino por otros motivos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés