U$D

JUEVES 25/04/2019

El Gobierno asistirá efectos de devaluación en Aerolíneas, pero exige "competitividad"

La nueva conducción de Luis Malvido tiene un listado de 50 puntos de conversación con los sindicatos, que exceden a las paritarias

Dell´Acqua, Malvido y Dietrich, ayer, en un summit en Aerolíneas

Dell´Acqua, Malvido y Dietrich, ayer, en un summit en Aerolíneas

En medio de la fuerte restricción presupuestaria que recorre a la administración pública, la suerte de Aerolíneas Argentinas corría riesgos de fuertes turbulencias. Ya el mes pasado el gerente general Abbot Reynal había alertado que la suba del petróleo significaría un costo extra este año de entre u$s 90 millones y u$s 120 millones, ahogando el sueño de terminar 2018 con la compañía sin subsidios.

Ayer, y en medio de una exitosísima evaluación oficial de la promoción comercial, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se reunió con el saliente presidente de Aerolíneas y director de la compañía Mario Dell´Acqua, y con el flamante titular Luis Malvido para diseñar los planes hacia el futuro: podría haber fondos, pero no serán sin una reestructuración de la compañía.

"Hay enormes oportunidades de mejoras por todos lados. Nuestro desafío es trabajar con la organización para que se entienda esa oportunidad y eso nos permita crecer", comentó Dietrich cuando se lo consultó acerca de las restricciones presupuestarias y los gastos disparados por la coyuntura de la devaluación. "Estamos haciendo un esfuerzo para acompañar a Aerolíneas en la situación generada por la suba de combustibles. Estamos monitoreando los números de la empresa de acá a fin de año, para hacerlo. Pero es un esfuerzo que hacemos como Gobierno, con dinero que es parte de lo que los argentinos pagan en impuestos. Eso es lo que tiene que comprometer más a la organización en ser más competitiva y mejorar sus costos. Esperamos un compromiso", expresó.

¿A qué compromiso se refería? Según las autoridades de Aerolíneas, hay un listado de 50 medidas a negociar con los sindicatos, que excenden las discusiones paritarias, y que son inherentes a la puesta en marcha de una empresa competitiva.

En la semana de debut al frente de la aerolínea de bandera, Luis Malvido aseguró en ese sentido que "hay un potencial enorme, el mercado potencial que todavía no hemos terminado de descubrir. Colombia, Brasil y Perú vuelan 50% más que nosotros. Lo que necesitamos es ser competitivos, en precio y también en la experiencia de vuelo", sostuvo.

Sin embargo, recalcó que la competitividad se da en "la productividad del trabajo. No hemos tocado ninguno de los privilegios que debemos revisar. Y esto no da para más. Para más volumen de mercado, tenemos que sentarnos a conversar", sentenció Malvido.

Aunque permanecerá con un asiento en el directorio, Mario DellAcqua está transfiriendo el mando de la empresa. Pero explicó también lo que considera el límite para el desarrollo de Aerolíneas: "Se fueron acumulando infinitas liberalidades. Es duro, pero hay que rediscutirlas. Son liberalidades que se pusieron en distintas épocas de la empresa. Ahora hay que competir y es así o no podemos seguir adelante, creciendo".

Con una mirada en las discusiones con los siete sindicatos que actúan en el sector, Dell´Acqua reafirmó: "No se pueden tener condiciones fuera del mercado. Si se pretende mantener esos privilegios que nos son sustentables, seremos caros, tendremos pasajes caros y la gente no va a volar con nosotros", agregó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés