Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Canaletto, el gran pintor de los canales venecianos, emerge en Buckingham Palace

Fue el más importante pintor de paisajes de la ciudad italiana, que suscitó gran interés de los ingleses. Otros artistas sobre la temática se venden bien y cotizan en alza

Hay temas que son los preferidos del mercado de arte y por ello siempre tienen un valor agregado; esto ocurre con las vistas de Venecia, que son intensamente pujadas.

El más importante pintor de las mismas ha sido Giovanni Antonio Canal, más conocido como Canaletto (1697-1768). Su padre era pintor de escenografías teatrales y sus hijos fueron sus ayudantes. Luego de un viaje a Roma y de conocer la obra de Giovanni Paolo Pannini, el joven Canaletto se dedicó a pintar vistas urbanas.

El primer trabajo firmado y fechado es a sus 26 años; se trata de un "Capriccio Arquitectónico", éstas eran vistas inventadas por los pintores.

El único que hacía vistas importantes de Venecia era Luca Carlevarijs (hay fabulosas obras de él en el museo de arte de San Diego, en California), pero cuando apareció Canaletto obtuvo el monopolio del tema.

Sus seguidores y ayudantes son: su sobrino Bernardo Bellotto y Michele Marieschi (quien tiene dos obras en nuestro Museo de Arte Decorativo).

No eran los italianos los interesados en las obras, sino los ingleses. Su mecenas y mayor marchand fue el cónsul inglés Joseph Smith, quién vivía en un Palazzo que fue, durante décadas, el Consulado Argentino en la Ciudad de los canales.

Su gran colección se la vendió en 1762 al Rey Jorge III de Inglaterra, y ahora podemos verla en la Galería de la Reina, al costado del Buckingham Palace en Londres, hasta el mes de octubre en una gran exposición.

La gran venta de sus obras se vió mermada en 1740, cuando estalló la guerra en Austria y los ingleses no viajaron a Venecia, por lo que este genial pintor se fue nueve años a vivir a Inglaterra, donde estaban sus compradores.

Allí, realizó numerosas obras, entre ellas, una de las caballerizas de la Reina que se vendió en 1992 en u$s 17,2 millones (u$s 30 millones de hoy).

En la Wallace Collection de Londres también podemos ver una sala con ocho Canalettos que es inolvidable. Sus obras no son numerosas, solamente salen a la venta cuatro por año. Se dice que trabajaba con "cámara oscura" para reconocer los detalles; trabajaba del natural pero terminaba sus obras en el taller y no se le conocen ayudantes, pero si seguidores como los que señalamos anteriormente.

El otro gran pintor de estos temas fue Francesco Guardi, quien fue mucho mas prolífico. Cerca de 15 de sus obras aparecen en subastas cada año. Francesco no tenía tanto detalle y para distinguir uno de otro aconsejo ver cómo está pintada el agua, ya que en cada uno tiene un tratamiento diferente.

También realizó numerosos grabados al aguafuerte, que es lo que se ofrece en mayor cantidad en el mercado. Muchas de sus obras han sido copiadas y todas las que he conocido en nuestro país eran réplicas de sus obras más famosas.

Su obra más cotizada fue subastada en 2009 en Londres, ciudad donde se vende el 75% de sus pinturas por u$s 33 millones.

El comprador fue el genial compositor Andrew Lloyd Webber. La última obra vendida fue en junio de 2017, una pequeña tela de 41x34cm, que representa la escultura del Colleoni y se vendió en u$s 672.000.

El próximo 1º de febrero salen dos vistas de 47x77cm, por las cuales se piden en Sotheby’s la suma de u$s 4 millones. Su cotización subió un 75% en la última década. Sus seguidores también se pagan muy bien: por obras de Bellotto se ha obtenido u$s 13 millones y por algunas de Guardi, hasta u$s 38 millones.

En el Siglo XIX pintaba en Venecia el francés Félix Ziem; era el preferido de la generación de nuestros abuelos. Más de 300 obras se vendieron en Buenos Aires. Otros geniales pintores de Venecia fueron el peruano Federico del Campo, los españoles Martín Rico y Martín Reyna y también los italianos Rubens Santoro y Antonietta de Brandeis.

Casi todos los pintores argentinos, han trabajado también en Venecia; se destaca la obra de Reinaldo Giudici y Aquiles Badi, algunas vistas de Spilimbergo y últimamente la obra de Juan Lascano, que viaja periódicamente y pinta únicamente del natural, con lo cual ante la gran cantidad de visitantes, hace difícil su tarea. Me encanta Canaletto y Venecia, para mi es: "La più Bella del Mondo"