U$D

JUEVES 21/03/2019

Supuestos explosivos enviados a Obama y Clinton tensan campaña

La policía interceptó paquetes sospechosos para altos funcionarios demócratas mientras avanzan los mitines para los comicios legislativos estadounidenses

El edificio de Time Warner en NY, que aloja a CNN, fue evacuado

El edificio de Time Warner en NY, que aloja a CNN, fue evacuado

La policía interceptó supuestas bombas enviadas al ex presidente de EE.UU., Barack Obama, a la ex candidata presidencial Hillary Clinton y a otros demócratas de alto perfil, en lo que funcionarios de Nueva York calificaron como un acto de terrorismo. Ninguno de los políticos a los que iban dirigidos los paquetes resultó lesionado, y hasta ahora, nadie se atribuyó los envíos ni trascendieron aún indicios policiales de su procedencia.

Estos despachos no fueron un caso aislado, ya que el lunes pasado el multimillonario George Soros, gran aportante de Clinton, había recibido una pequeña bomba en su residencia neoyorquina.

Además, la calendarización de estas amenazas agudiza su efectividad: el próximo 6 de noviembre se celebrarán las elecciones legislativas de medio término en EE.UU., que ya están congregando mitines intensos y polémicos. A esto se le suma la aguda polarización que desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos viene enfrentando a republicanos y demócratas.

Trump condenó los "atroces" intentos de ataque e instó al país a "unirse" para rechazar los "actos o amenazas de violencia política". "Estamos extremadamente enfadados, disgustados, infelices sobre lo que ha ocurrido esta mañana, y llegaremos al fondo de esto", dijo Trump en la Casa Blanca.

"Tenemos que unirnos. Tenemos que unirnos y enviar el mensaje claro, rotundo, inconfundible de que los actos o amenazas de violencia política de cualquier tipo no tienen cabida en Estados Unidos", subrayó.

La oficina de CNN en Nueva York, alojada en el edificio de Time Warner, también recibió un artefacto que parecía una bomba casera, lo que llevó a la policía a evacuar el inmueble.

El gobernador estatal, el demócrata Andrew Cuomo, afirmó que a su oficina también llegó un paquete sospechoso. CNN reportó que Eric Holder, que fue fiscal general con Obama, también fue un objetivo. Los dispositivos enviados por correo tenían la apariencia de bombas de fabricación casera.

"Esto es claramente un acto de terror que intenta minar a nuestra prensa libre y a los líderes de este país a través de actos de violencia", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

CNN es un objetivo frecuente de Trump, que califica de manera habitual a los medios como "enemigos del pueblo" y a la cobertura crítica como "noticias falsas".

Lo sucedido recordó a loes envíos que se produjeron en las semanas posteriores a los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando medios de comunicación y dos senadores recibieron por correo sobres y paquetes con esporas de ántrax que causaron la muerte de cinco personas e infectaron a 17.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés