U$D

MARTES 18/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Bolsonaro habla de renegociación de la deuda y Guedes lo desmiente

El economista dijo que se trató de un malentendido y que lo que quiere es bajar el endeudamiento para disminuir la carga de los intereses. Fue el primer desencuentro entre el presidente electo de Brasil y su futuro ministro de Economía.

El futuro ministro de economía de Brasil, Paulo Guedes, descartó que el gobierno vaya a discutir la renegociación de la deuda pública como había adelantado el presidente electo Jair Bolsonaro en una entrevista el lunes.

Según dijo, lo que se planifica son medidas, como la privatización de empresas estatales, para bajar el volumen de endeudamiento del gobierno y disminuir el importe destinado anualmente al pago de intereses.

“Durante la campaña, dije que teníamos un gasto en intereses demasiado elevado y no es razonable que Brasil gaste u$s 100.000 millones en intereses al año, algo así como reconstruir una Europa cada año. He dicho muchas veces que los intereses son excesivos y lo he hablado muchas veces con el presidente... no existe un problema, lo que existe es preocupación por la deuda”, señaló el economista.

El mandatario electo había asegurado que Guedes era la persona indicada para “conducir una renegociación" de la deuda

“No voy a decir que es impagable, se puede pagar si usted tiene un buen ministro de Economía, como Paulo Guedes que puede conducir esas renegociaciones de forma bastante responsable”, dijo Bolsonaro. Pero el futuro ministro, sin embargo, aseguró que hubo un “malentendido”.

Según los analistas, sin embargo, dicen que no hay temor de que el futuro presidente vaya a conducir algún tipo de renegociación del monto o plazo de las obligaciones, pero revela un temprano desencuentro entre Bolsonaro y su equipo económico.

“Quien nos embarcó en esta deuda monstruosa fue Fernando Henrique Cardoso, cuando en la mitad de su gobierno puso la tasa Selic en el 60% y así nos endeudamos barbaramente”, dijo Bolsonaro. “El propio Lula, cuando asumió en 2003, tenía una deuda de R$ 600.000 millones (u$s 150.000 millones), poca cosa, pero hoy es de R$ 3,7 billones (casi u$s 1 billón)”, sostuvo en la entrevista.

Guedes dijo en cambio que “el gran problema de Brasil en los últimos 30 años es el descontrol del gasto público que fue pagado a través de emisión de moneda, de la inflación”. Afirmó también que el mayor impulsor del gasto público es el sistema previsional, antes incluso que los intereses de la deuda interna. 

“¿Como se para con los intereses de la deuda? Haciendo como las empresas, vende algunos activos y no deja que la deuda crezca”, afirmó.

Guedes también afirmó que está realizando un sondeo entre parlamentarios para verificar cuáles son las posibilidades de aprobación este año de la propuesta de reforma previsional que ya está en discusión en la Cámara de Diputados. Si se constata que no hay espacio para la aprobación del texto, el tema será transferido para el próximo año y el gobierno de Bolsonaro hará una nueva propuesta.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés