Viernes  07 de Junio de 2019

"Peso real": pros y contras de la moneda común que sueñan Macri y Bolsonaro

Se trata de un proyecto que debe ser aprobado por los parlamentos de ambos países. El proyecto demanda una convergencia fiscal y monetaria y crear un banco central supranacional. Qué opina el mercado.

"Peso real": pros y contras de la moneda común que sueñan Macri y Bolsonaro

Una moneda común entre Brasil y la Argentina de la que hasta se barajó un nombre para bautizarla: "Peso real".

La idea puede parecer descabellada en un país con una moneda que se deprecia a pasos agigantados desde hace un año y con una historia de devaluaciones detrás. Un peso argentino que sufre embates por el malestar local, así como también por los vientos que le pegan desde lo internacional. 

Sin embargo, la novedad surgió ayer tras el encuentro del presidente Mauricio Macri y su par brasileño Jair Bolsonaro, y revelaron que es un proyecto que debe a ser aprobado por los parlamentos de ambos países. El Banco Central brasileño intentó sacarle presión esta mañana al tema al aclarar que no se encuentra trabajando en una moneda común.

Desde el Gobierno argentino, se cree que la moneda común "puede ser un proyecto de largo plazo pero requiere de una convergencia macroeconómica previa".

Pero qué opina el mercado local sobre esta posibilidad. Consultados por El Cronista, coincidieron en que sería más beneficioso para la Argentina pero que para Brasil, aunque reconocieron que se da en un momento raro, entre un presidente que recién ingresa y otro cuya reelección está en duda.

También destacaron que avanzar en una decisión de este tipo podría llevar al menos 10 años, los atravesará varias gestiones presidenciales.

Diego Falcone de Cohen, precisó que de prosperar esta idea primero los países deben fijar "una convergencia en las variables nominales de inflación, tasa de interés y establecer una política monetaria común".

"Una vez que se firman todos esos acuerdos tenés que fijar el tipo de cambio, es decir el real se devalúa tanto respecto del peso para fijar el tipo de cambio y a partir de ese momento por un tiempo largo las economías van funcionando para converger a la moneda común", detalló.

De todas formas, aclaró que un acuerdo puede pegar en lo fiscal: "Si a Europa le complica, imaginate Argentina".Además, ambos bancos centrales deberán también fijar cartas orgánicas similares y pasar a un tipo de cambio fijo entre peso real.

Gustavo Neffa, director de Research For Traders consideró que "es una idea fantástica" aunque planteó que "choca con la realidad por las asimetrías entre las dos economías".

Destacó además que entre las contras se debe tener en cuenta que adoptar una decisión de este tipo "por lo menos llevará un lustro, siempre que se alineen los planetas" y recordó que a la moneda común europea "le llevó 10 años". 

"Si se suman el resto de los países del Mercosur el potencial aumenta. El problema es que si no se ponen de acuerdo dos países en poner arancel cero intrazona cómo van a ponerse de acuerdo en una moneda común", cuestionó.

Grecia e Italia están en el euro y tuvieron que hacer los ajustes cuando llegó la crisis: antes intentaban no hacerlos y simplemente se dedicaban a devaluar la moneda para volver a ganar competitividad. "Hoy Italia está siendo gobernada por una coalición entre un partido de izquierda (Movimiento 5 estrellas) y otro de derecha (La Liga). Puede que con el tiempo las diferencias terminen costando caro y más en Latinoamérica", advirtió. 

Los analistas coincidieron en que Brasil no ganaría tanto al integrarse monetariamente con Argentina. Asimismo, plantearon que la idea de la negociación parece ser pasar de una zona de libre comercio imperfecta a una Unión Económica con moneda propia al estilo Eurozona.

"Son pocos actores y demasiadas las diferencias. No solo podría perjudicar a Brasil que podría ser arrastrada por posibles devaluaciones que terminen perjudicando el consumo interno sino para Argentina que podría ver apreciar su moneda en términos reales si no corrijo la inflación a un dígito y elimina su problema fiscal y le da solvencia de largo plazo a su deuda, lo cual es muy improbable que pase en una sola gestión", explicó Neffa.

El economista Diego Martínez Burzaco consideró que el anuncio de una moneda común "parece una expresión de deseo imposible de cumplir en este momento".

"Sería un proceso súper largo. Primero habría que lograr una estabilidad macro y después complementar las estructuras económicas y finalmente un proceso de adaptación e integración", detalló.

Emilse Cordóba, directora de Bell Bursátil dijo que hay que ver si "esto es una promesa de campaña o una expresión de deseo". Recordó que hace años que esta idea "se puso sobre la mesa de armar una moneda común".

"Hay que ver que posibilidades tiene Argentina, un país con una moneda que fluctúa muchísimo, para poder pensar a largo plazo si no podemos ni heredar una política económica de un gobierno a otro", analizó.

Cordoba destacó que "es sumamente positivo para Argentina no tener que pasar por el dólar en las relaciones con Brasil", aunque planteó que es "un gran desafío".

Martín Vauthier, economista y director de Eco Go señaló que la idea "en cualquier caso va a ser de largo plazo".

Sostuvo que para que sea exitosa debe reunir varias condiciones como "libre movilidad de bienes y servicios, libre movilidad de capitales y de factor trabajo para que se vaya adapatando al perder la herramienta cambiaria los factores de la producción se vaya relocalizando dentro de la zona monetaria".

Vauthier subrayó que deben ser países "con convergencia en términos de productividad, tienen que ser países similares y estar expuestos a schocks similares externos". "Argentina y Brasil podrían cumplir estas condiciones pero falta aceitar la integración", sumó.

"Es una idea que a priori no está mal puede ser interesante a futuro, hay que aprender de otras experiencias como la zona euro, con problemas que no había libre movilidad entre los países y las consecuencias negativas que eso terminó generando. Es una experiencia negativa que hay que explorarla pero es a largo largo plazo", profundizó.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,500062,5000
DÓLAR BLUE0,000066,250066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,0095-74,9240
EURO0,364466,133766,1618
REAL0,562614,257814,2642
BITCOIN-6,02397.600,65007.601,2000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000045,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,754456,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,724157,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-0,83332,382,40
DISC USD NY0,641078,5078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,520033.421,1200
BOVESPA1,5400105.864,1800
DOW JONES-0,200027.821,0900
S&P 500 INDEX-0,15833.108,4600
NASDAQ-0,24008.526,7320
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5249330,7853332,5306
TRIGO CHICAGO-1,4064186,7499189,4138
MAIZ CHICAGO0,4772145,0729144,3840
SOJA ROSARIO0,1965255,0000254,5000
PETROLEO BRENT2,035363,670062,4000
PETROLEO WTI2,332958,340057,0100
ORO0,00001.473,30001.473,3000