Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

El Merval casi triplicó su valor en la era Macri: ¿cuánto más puede subir este año?

¿Qué factores podrían apuntalar esa suba? ¿Cómo influyó la inflación en el avance del indicador? ¿Podrá quebrar el índice su récord en dólares antes de fin de año?

El Merval casi triplicó su valor en la era Macri: ¿cuánto más puede subir este año?

Al Merval, el principal indicador de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, le fue muy bien desde que Mauricio Macri es presidente de la Argentina. Tan bien, que su valor casi se triplicó desde el 10 de diciembre de 2015 a la fecha. Aquel día, el indicador se situaba en los 13.100 puntos, mientras que hoy supera las 33.000 unidades.

No obstante, la incógnita en torno al desempeño futuro del Merval sigue recorriendo la mente de los analistas e inversores: ¿seguirá creciendo? ¿cuánto será el porcentaje de esa suba? ¿sufrirá un ajuste? ¿cuáles fueron las acciones que más avanzaron estos años? ¿Cuáles podrían ser las acciones que ganarían más en el corto plazo?

En diálogo con El Cronista, un grupo de analistas del mercado brindó sus opiniones respecto al futuro del principal indicador de la Bolsa porteña.

“Hacer una proyección de cómo puede seguir el Merval es algo complicado porque depende de una cantidad de variables distintas que son muy difíciles de pronosticar o proyectar”, remarcó Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.

“Lo que estamos seguro es que es muy difícil seguir con la magnitud del ritmo de suba del Merval que vimos en los dos primeros años de Cambiemos”, añadió.

Según Martínez Burzaco, “la mejor manera de poder ‘predecir’ la tendencia debería venir por el lado de los fundamentos de las compañía cotizantes”.

“Si ganan dinero por sus operaciones recurrentes y las perspectivas son que lo sigan haciendo, entonces es probable que las expectativas de las acciones hacia adelante sean buenas, aunque con altibajos seguramente. Por el momento, los mejores balances en estos dos años los hemos visto en el sector energético y bancario, que son los que lideraron la suba”, precisó.

Por su parte, Axel Cardin, analista de Research de Bull Market Brokers, resaltó que “sin dudas, el Merval tiene recorrido por andar todavía”, evitó deslizar algún tipo de porcentaje, y precisó que las energéticas y gasíferas fueron los sectores más beneficiados dentro del Merval desde que Mauricio Macri asumió su cargo de Presidente.

“El sector energético y gasífero desarrollaron un up-side estructural en asignación de capital como posterior estructuración en su equity y deuda para financiar la expansión”, explicó.

“Primero las empresas desarrollaron una fuerte revalorización sectorial que las hizo escalar al índice Merval. Una vez ocurrida este posicionamiento las empresas comenzaron a proponer la obtención de financiamiento para expansión”, añadió.

Según Cardin, “lo que empezó como una alocación de capital terminó como una asignación de recursos productivos".

Por otro lado, consideró que las acciones vinculadas a las desarrolladoras e industriales representan las mejores oportunidades para los inversores.

“Las constructoras, un sector complementario a las desarrolladoras, tuvieron un fuerte up-side como motivo de la obra pública, pero el impacto por la reactivación de los desarrollos urbanos aún no ocurrió. Esperamos que los recursos roten de constructoras a desarrolladoras, como también volumen de servicios a un sector más vinculado a la actividad de la construcción privada, y sobre todo los créditos hipotecarios”, expresó.

Macri y el titular de la Bolsa, Adelmo Gabbi

En cambio, Jorge Compagnucci, analista financiero de TMG, expresó sus reservas respecto a un mayor crecimiento del Merval en el transcurso de 2018.

“Creo que puede llegar a cerrar el año con una baja de entre 15% y 20% respecto a su valor actual”, estimó.

“Gran parte del desarrollo del crecimiento se debió a expectativas de arribo de inversiones extrajeras que no llegaron, sumado a un endeudamiento para cubrir déficit”, argumentó.

Según Compagnucci, “a estos factores hay que sumarles el cambio de ciclo en emergentes por el endurecimiento de tasas en EE.UU., el corte de hoja de balance de la Reserva Federal (Fed), y el avance de una política económica más cerrada en los Estados Unidos por la suba de aranceles”.

Al referirse a cómo influyó la inflación en el avance del Merval, los tres analistas también dejaron en claro cuál era su postura.

Martínez Burzaco subrayó que “la inflación es distorsionante por varios motivos, por un lado porque las compañías no pueden ajustar sus balances por inflación por lo que hay dos efectos”

“Por un lado, si no pueden trasladar la inflación a sus precios de venta se deterioran los márgenes; y por el otro, se pagan impuestos altos por ganancias que no son tales”, puntualizó.

Por tal motivo, para el director de MB Inversiones, “la inflación, a la larga, siempre es una mala señal para las acciones aunque de corto plazo puedan funcionar como cobertura”.

Por su parte, Cardin reconoció que el factor inflación influyó bastante en el avance del Merval aunque resaltó que, más allá de eso, el incremento es muy bueno.

“Desde 1 de enero de 2016 a la fecha, el índice Merval prácticamente se duplicó, mas allá de la inflación”, detalló.

En tanto, Compagnucci reconoció que “la inflación en una primera etapa ayudó al alza del Merval porque se vio emparentada con la suba del tipo de cambio”.

“No obstante, en gran parte, la mayoría del avance del Merval se debió al anabólico generado en las cotizaciones por el blanqueo de capitales”, consideró.

¿Podrá el Merval quebrar su récord

histórico en dólares?

 

Desde Bull Market Brokers, Cardin se mostró optimista y consideró que el Merval podrá quebrar su máximo histórico en dólares en el transcurso del año.

Hay dos drivers importantes, el primero la ley de mercado de capitales que entra en comisión el 21 y se votaría el 4 de abril. Si sale será un driver muy fuerte, que se sumará al de la expectativa de pasar a ser emergentes que se define a mediados de junio”, precisó.

Para Cardin, “es decir, que en los tres meses que van desde abril a junio deberíamos ver un mercado traccionando fuerte por estos dos drivers”.

 

En la vereda contraria, Compagnucci remarcó que el Merval “no quebrará su récord en dólares este año” al destacar “el ciclo del mercado está cumplido”.

 

“Más allá de algún repunte que se pueda gestar en el caso de que la Argentina vuelve a ser considerado mercado emergente,  hoy no veo las mismas expectativas hacia adelante que hace dos años. Argentina está mucho más vulnerable a un shock por eso el riesgo país es el que más sube en la región”, aseveró.

Por su parte, Martínez Burzaco subrayó que “cuando el dólar se mueve, las acciones actúan como refugio, pero hay que ver si efectivamente en el corto plazo siguen manteniendo esa propiedad”.

Según el director de MB, “por el momento, en las últimas semanas hemos visto un achicamiento fuerte del volumen, lo que sugiere cierto desinterés del inversor con las acciones”.

“A la cuestiones externas se le suman los problemas endógenos, tanto políticos como económicos. Soy razonablemente optimista, aunque la nueva ley de mercado de capitales podría ayudar a mejor aún más el ánimo y a empujar al país hacia la zona de Mercado Emergente (desde Frontera actual)”, completó.