U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Después de su peor semana en dos años, Wall Street tuvo su rebote

La volatilidad global que afectó a la Bolsa Argentina y ayudó a disparar al dólar tuvo una reversión importante ayer. Por ahora, los bonos no acompañaron

Después de su peor semana en dos años, Wall Street tuvo su rebote

Tras sufrir la que fue su peor semana en dos años, los índices bursátiles neoyorquinos tuvieron un día de respiro ayer y, con el mercado argentino cerrado por el feriado de carnaval, las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street acompañaron con subas de hasta el 8%. Sin embargo, la recuperación bursátil no alcanzó a aplacar del todo la suba en la tasa de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años, cerró en 2,85%, y los bonos argentinos mostraron mayoría de bajas, aunque con pocas operaciones.

Las subas en los índices de Nueva York fueron impulsadas por una recepción positiva de la propuesta de presupuesto presentada por el presidente de los Estados Unidos, en el que se abandona el camino hacia un equilibrio fiscal y se duplica las estimaciones de déficit para 2019, hasta llevarlo a u$s 984.000 millones. Con fuertes aumentos a las partidas de defensa, u$s 200.000 millones en gasto de infraestructura y una asignación de recursos importante para la construcción del muro fronterizo con México, las novedades impulsaron a los sectores de materiales e industriales y ayudaron así al rebote del mercado.

Un dato sobre el fuerte crecimiento del empleo y los salarios americanos publicado el 2 de febrero había elevado las expectativas de inflación en los Estados Unidos y con ellas los miedos a una aceleración en el ritmo previsto de subas de la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal. Esto último disparó una suba en los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, una disparada en los indicadores de volatilidad y un derrumbe en el precio de las acciones. De jueves a jueves, el S&P 500 perdió 6%, su peor semana en dos años, antes de empezar a recuperarse.

Estos temores fueron morigerados parcialmente ayer por un sondeo de la Reserva Federal de Nueva York en el que las expectativas de inflación caían.

Ayer, los índices de Wall Street anotaron su segunda suba consecutiva. El índice abarcativo S&P 500 cerró con un alza del 1,39%, el industrial Dow Jones trepó 1,70% y el tecnológico Nasdaq ganó 1,56%. Diez de los once sectores de la economía comprendidos por las 500 acciones que lista el S&P 500 terminaron el día con alzas sustanciales, la única excepción del sector inmobiliario, muy sensible a la tasa.

Precisamente las tasas, eje de los dolores de cabeza para la Argentina durante esta semana de extrema volatilidad, no tuvieron una mejora comparable a la de las acciones. La tasa de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos tocaron un récord de cuatro años durante el día de ayer, 2,902%, antes de retroceder y quedar en 2,8621%. Pero si no fue una mejora, al menos se trató de cierta estabilidad.

La tasa a 10 años de Estados Unidos es la referencia para los costos de financiamiento del resto de las emisiones de deuda soberanas, por ejemplo las argentinas.

En esa línea, los títulos de deuda argentinos ayer todavía no se anotaban en las subas. Aunque por pocas operaciones por la falta de jugadores locales dado el feriado de carnaval, el bono a 100 años caía levemente un 0,35% en el día.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés