Lunes  21 de Septiembre de 2020

Dapena: las nuevas medidas cambiarias "son de muy corto plazo, pero planeadas para el largo"

En un nuevo Mercados a Fondo, El Cronista conversó con José Pablo Dapena, director del departamento de Finanzas de UCEMA, quien analizó las nuevas restricciones.

Tras la implementación del súper cepo, los activos financieros reaccionaron muy mal a la medida. El riesgo país subió casi 10% desde entonces, el Merval y los adrs se desplomaron y el dólar mostró fuertes avances. La medida cambiaria nuevamente golpea la confianza de los inversores. Para tener una visión sobre la actualidad y futuro de las variables financieras, El Cronista conversó con José Pablo Dapena, director de la maestría en finanzas de UCEMA quien sostuvo que implementar un cepo impide que salgan los dólares pero también que entren, generado un gigantesco “corralito económico”.

¿Como observas la actualidad y los últimos cambios en materia monetaria?

No soy una persona que esté de acuerdo con el cepo. Cuanto más libres sean los precios, mejor. Los precios señalizan lo que está pasando de la economía y dentro de eso, un cepo genera una distorsión de los precios. Estamos frente a una situación de desconfianza y escasez pública de dólares que se acentuaron en el último mes ya que las reservas siguen cayendo. Tarde o temprano alguna medida debía tomarse sino la ecuación era inconsistente ya que las reservas son finitas y están en el límite inferior. La medida que se anunció es de muy corto plazo pero planeada para el largo plazo.

¿Se soluciona el problema entonces?

Un cepo es algo que se puede implementar de manera temporal para resolver una situación de estrés en el mercado financiero. Sin embargo, si no se ataca problemas de fondo que están sucediendo vinculados a cuestiones monetarias y fiscales y con inconvenientes a la provisión genuina de dólares a través de las exportaciones o el financiamiento voluntario se hace difícil que esta medida se pueda levantar en el corto plazo, lo cual no es una buena noticia.  En mi perspectiva, nos adentramos en un escenario económico similar al vivido a partir de 2011, pero partiendo de en una situación mucho peor. Es una economía que no crece y con precios pisados. Si se introduce una dificultad para comprar dólares de manera implícita es una medida que dificulta la venta de dólares. Cuando impedís que algo suceda terminas logrando el efecto contrario. Si cierro una puerta nadie sale pero nadie entra. De esta manera, todo esto termina siendo un gigantesco corralito laboral, cambiario, humano, etc. Si el cepo fuese una medida positiva para el crecimiento, no hay dudas que se aplicaría en todos los países.

¿Cómo se saldría del cepo en este contexto?

Un gran punto fue renegociar la deuda. Sin embargo, el problema de fondo es la falta de confianza y la escasez relativa de dólares, y digo relativa porque hay dólares en Argentina, pero con esta situación es difícil encontrar vendedores. Argentina no crece desde 2011 y no crece porque justamente el cepo te impide crecer. Es algo que te permite controlar de corto plazo pero no genera incentivos de mediano y largo plazo. En Argentina sobran dólares ya que los tiene la gente pero no los vende básicamente porque si cada vez es más difícil comprar dólares, el inversor se queda sin cobertura ante esta situación en un contexto de tanta desconfianza. Además la importante emisión monetaria que se hizo recientemente es un factor también a considerar, ya que anticipa un horizonte inflacionario. Los momentos que menos preocupación ha tenido la economía por el precio del dólar han coincidido con periodos de disciplina fiscal (ciclos iniciados en 1993 y en 2003).

Se esperaba que el arreglo de la deuda externa traiga alivio y confianza sin embargo, la deuda viene cayendo.

El tema de la deuda vino a blanquear una situación que ya estaba expresado en los precios de los bonos, permitiendo que una deuda impagable se transforme en performing (que es diferente de pagable), y ni bien mejora un poco el precio, se deshacen posiciones. Cuando se ven los precios y las paridades previo a la negociación, estaba expresando que Argentina no podía pagar esa deuda en el corto plazo. Lo que se hizo fue mejorar levemente el precio previo y patear la deuda para adelante, lo que le convino a todos, pero nada cambio sustancialmente. Si bien el riesgo país bajó a la mitad, el bono sigue valiendo casi lo mismo. Si se compara con Ecuador que atravesó una situación similar, este no tiene control de cambios y llego a un acuerdo con el FMI y está en un plan que busca sustentabilidad fiscal. Es lo que necesitamos, es decir, menos controles.

No vamos a ver compresión de spreads entonces…

Todo va a depender de la confianza y de las medidas en tal sentido, pero dado que el Gobierno alivió la necesidad de refinanciar deuda en los próximos años, no creo se encuentre tan pendiente del riesgo país, que se relaciona al costo del refinanciamiento voluntario. Supongo que la política detrás de esto es ir muy gradual sin que se altere el escenario político. Si hay una compresión de spreads de los bonos no creo que pase del 12% al 8%, al menos no en el corto plazo (quizá pueda verse algo en 2021 dependiendo de las expectativas respecto de los resultados de las legislativas). Lo mismo va a pasar con el precio de las acciones. Básicamente porque lo que se necesita incentivar no se está estimulando, en especial las exportaciones y la inversión. El consumo no creo que sea la variable que dispare la demanda agregado, y el gasto requiere de financiamiento. Podría ayudar un repunte en el precio de los commodities agrícolas pero condicionado el resultado al clima en lo que respecta a la cosecha.

¿Y cuál va a ser la dinámica de precios en la economía real?

Sin consumo traccionando la demanda agregada y con el gasto limitado debido a que no hay un mercado de capitales internacional abierto, el Gobierno termina dependiendo del mercado local para su financiamiento. Sin embargo, también está limitado ya que no es un mercado profundo ni con elevada capacidad para prestarle todo lo que necesita. Si aún con eso se estima que el déficit fiscal va a ser del 4,5%, entonces la lógica es que va a seguir habiendo inflación, con cierta licuación del gasto público. La inflación no va a bajar el año que viene. Salvo que suceda un shock positivo o negativo en expectativas, que mejore o empeore la situación, creo que veremos una economía similar a la del 2011 a 2013, sin crecimiento genuino, precios pisados y poca recuperación del precio de los activos financieros..

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000077,500083,5000
DÓLAR BLUE-3,4286165,0000169,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,6793-150,1923
EURO0,059991,219391,2739
REAL0,103513,637513,6414
BITCOIN0,718513.560,020013.565,2100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,396031,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,562531,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,428634,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000080,0080,00
CUPÓN PBI EN PESOS12,67611,601,42
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,837044.914,2400
BOVESPA-2,720096.582,1600
DOW JONES-0,590026.659,1100
S&P 500 INDEX-1,21303.310,1100
NASDAQ-2,450011.185,5930
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,4754388,2892386,4520
TRIGO CHICAGO-0,8696219,9111221,8402
MAIZ CHICAGO-0,2509156,4898156,8835
SOJA ROSARIO-3,2641326,0000337,0000
PETROLEO BRENT-0,531237,450037,6500
PETROLEO WTI-1,327135,690036,1700
ORO0,56281.876,10001.865,6000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology