U$D

MIÉRCOLES 20/03/2019

Trump anunció un proyecto para bajar a la mitad la inmigración legal

La propuesta que irá al Congrso priorizará a los postulantes que tengan buena educación, el inglés fluido y las habilidades laborales por sobre los lazos familiares

Trump anunció un proyecto para bajar a la mitad la inmigración legal

Donald Trump ayer brindó su apoyo a la legislación que cambiará radicalmente las normas que rigen la inmigración legal ya que disminuirá a la mitad la cantidad anual de personas que ingresarán al país y priorizará la educación y las habilidades por sobre los lazos familiares al momento de decidir quiénes podrán hacerlo.

La propuesta "reducirá la pobreza, subirá los salarios y ahorrará miles de millones de dólares a los contribuyentes", dijo Trump desde la Sala Roosevelt de la Casa Blanca, lugar que lleva el nombre del ex presidente que era descendiente de inmigrantes holandeses.

Trump junto a los senadores Tom Cotton de Arkansas y David Perdue de Georgia, autores del proyecto de ley, pidieron un sistema de puntos que beneficie a los migrantes con mayor educación, inglés fluido y habilidades laborales.

Basada en los sistemas australiano y canadiense, la iniciativa llega en un momento en que el Senado trata de recuperarse del fracaso que significó no poder promulgar el proyecto de ley de salud. Todavía tiene que aprobar la legislación para elevar el tope de la deuda antes de fines de septiembre. Los republicanos también deben acordar un presupuesto y tienen esperanzas de modificar el código tributario norteamericano, objetivos que dejan poco tiempo para la inmigración antes de la campaña electoral de 2018.

"Va a ser muy difícil que lo apruebe el Congreso", dijo Stephen Yale-Loehr, de la Escuela de Derecho Cornell. "La inmigración es igual de complicada que la reforma de salud y la impositiva".

Los demócratas se muestran fríos ante la idea de reducir a cerca de un millón los ingresos anuales de inmigrantes legales.

"La conclusión es que disminuir a la mitad la inmigración legal a un millón de personas no tiene mucho sentido", dijo Chuck Schumer, líder de la minoría del Senado. "Esto es diferente a la inmigración ilegal. Crea empleos en Estados Unidos. Ayuda a Estados Unidos. Y creemos que es un imposible".

La última propuesta significativa para reformar el sistema inmigratorio norteamericano tardó varios meses en pasar por el Senado en 2013 antes de derrumbarse en la Cámara de Representantes.

El renovado debate de ayer llega con un récord de 43,2 millones de inmigrantes viviendo en EE.UU. o 13,4% de la población total. La proporción de extranjeros es más de dos veces superior a la de 1960, cuando era de sólo 5,4%.

Desde que asumió, Trump ordenó ajustar los controles en la frontera con México e incrementó las deportaciones de extranjeros indocumentados. En medio de las medidas enérgicas, algunos productores agropecuarios de California aseguran que la falta de mano de obra los está obligando a dejar que se pudran los cultivos.

Los defensores del proyecto de ley Cotton-Perdue sostienen que el actual sistema admite demasiados trabajadores no calificados que compiten con los norteamericanos con menos estudios al momento de buscar trabajo, por lo que deprime los salarios. Los sueldos ajustados por inflación para el segmento de estadounidenses con menor capacitación en los últimos 40 años han bajado, dijo Mark Kirkorian, director ejecutivo del Centre for Immigration Studies, que defiende la inmigración de personas de bajos recursos.

Si bien los trabajadores nacidos en EE.UU. a menudo no quieren recolectar cultivos, compiten con los inmigrantes por otras posiciones de baja calificación, como conductor de camiones y obrero de la construcción. Tres cuartas partes de los empleos de portero, por ejemplo, están ocupados por norteamericanos, aseguró Kirkorian.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés