U$D

SÁBADO 23/03/2019

La economía de China es 12% menor de lo que reflejan los datos oficiales

La economía de China es 12% menor de lo que reflejan los datos oficiales

La economía de China es cerca de 12% más chica de lo que indican la cifras oficiales, y su verdadero crecimiento se exageró en 2 puntos porcentuales anuales en los últimos años, según una investigación.

Los resultados del estudio publicado ayer por Brookings Institution, un centro de investigaciones con sede en Washington, reafirman la desconfianza que hace mucho tiempo generan las estadísticas oficiales chinas.

Los autores también creen que la desaceleración económica de China es más severa de lo que reconoce el gobierno. Aún en base a los datos oficiales, la economía del gigante oriental se expandió 6,6%, el ritmo más lento desde 1990.

La investigación abarca desde 2008 a 2016, por lo que no contiene una estimación del crecimiento del PBI del año pasado o del tamaño de la economía china. Pero si el PBI de 2018 fue sobrestimado tal como los autores calcularon para 2016, implicaría que el actual PBI de 2018 es 10,8 billones de yuanes (u$s 1,6 billones) menor a la cifra oficial de 90 billones de yuanes.

El énfasis que puso el gobierno chino en las metas numéricas —un legado de la planificación estatal maoísta— convirtió el incremento del PBI en un número políticamente sensible. El partido comunista evalúa el desempeño de los cuadros locales mayormente en base al crecimiento de sus respectivas regiones.

"Como los gobiernos locales tienen una recompensa en función al cumplimiento de las metas de crecimiento y de inversión, existe el incentivo para distorsionar las estadísticas locales," señalaron los autores liderados por Chang-Tai Hsieh, economista de la Booth Business School de la Universidad de Chicago e investigador asociado de la Oficina Nacional de Investigación Económica de los Estados Unidos.

Durante años, la suma de los PBI provinciales de China superó la cifra nacional, una clara señal de inflación estadística a nivel local. La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) antes reconoció que "algunas estadísticas locales son falsas", y en 2017 el gobierno central acusó a tres provincias del noreste de China de inventar datos.

El paper de Brookings recalca cómo la ONE en Beijing tiene problemas para hacer ajustes a los datos inflados que recibe de los funcionarios locales. El análisis indica que esos ajustes eran mayormente precisos antes de 2007-08 pero que "después de esa fecha ya no lo son".

La ONE hizo mucho para deshacerse de los números falsos que agregan los gobiernos locales, pero simplemente no tiene suficiente poder y capacidad, y tampoco existen los incentivos correctos", dijo a Financial Times Michael Zheng Song, profesor de Economía en la Universidad China de Hong Kong y coautor del trabajo. "Sería injusto culpar a la ONE de inventar las cifras del PBI".

Los economistas usaron los datos sobre la recaudación del impuesto al valor agregado para ajustar la serie de crecimiento histórico del PBI. La información fiscal, que se compila mediante un sistema computarizado desde 2005, es altamente resistente al fraude y a la manipulación, aseguran.

Song aseguró que mantiene una fluida comunicación con funcionarios actuales y anteriores de la ONE y de la oficina fiscal, incluso con Xu Xianchun, ex vice director de la ONE y jefe del departamento de cuentas nacionales de la agencia. "Me preocupaba mucho que Xu se fuera a enojar, pero al final, estaba muy contento. Me dijo: 'Has hecho un trabajo serio, y lo aprecio".

La investigación llegó a la conclusión de que los datos oficiales exageraron el crecimiento del PBI nominal en promedio 1,7 puntos porcentuales por año entre 2008 y 2016, lo que indica que en 2016 la economía era 12% de lo que indicaban las cifras oficiales.

Más allá de esos datos, la investigación indica que la exageración en las cifras de inversión y de producción industrial es severa, si bien los datos oficiales de consumo y del sector servicios son más confiables.

En los últimos años, las autoridades de los gobiernos locales y del gobierno central hicieron menos énfasis en las duras metas de PBI.

En la apertura de la reunión anual del Parlamento en China el martes, el premier chino Li Keqiang anunció una meta de crecimiento del PBI de entre 6% y 6,5% en 2019.

"Factores como la contaminación se convirtieron en temas mucho más importantes para evaluar a los funcionarios locales, por lo que el peso relativo del PBI disminuyó. Pero aún tiene importancia. "Si dicen entre 6% y 6,5%, todavía hay que cumplirla," aseguró Chen Long, economista de Gavekal Dragonmics en Beijing.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés