Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Más controles para las viviendas sociales

El ministerio del Interior habilitó un sistema para conocer la situación de quienes las reciben.

Luego de dos años de denuncias y relevamientos, el Gobierno Nacional lanzó el llamado Sistema de Gestión de Beneficiarios (Siete), que buscará conocer el nombre y situación de cada familia que reciba un techo en el marco del Plan Nacional de Vivienda. La herramienta busca lograr fortalecer la Base Única de Beneficiarios (BUB), una base de datos para conocer con precisión qué beneficios brinda el Estado a cada persona y, de esta manera, erradicar el clientelismo político y los casos de defraudación las arcas públicas.

La novedad se conoció a través de la resolución 1-E/2018, publicada esta semana en el Boletín Oficial, y se aplicará en principio para las viviendas construidas con fondos del Plan Nacional de Viviendas. El programa fue lanzado en marzo del año pasado en el seno del ministro del Interior, ya que es ejecutado por las provincias. Este año, los distritos recibirán fondos por hasta $ 15.000 millones para levantar viviendas sociales. La falta de control sobre estos programas generó casos de desfalco, con Sergio Schoklender y Milagro Sala como caras visibles de este flagelo.

Desde este año, los beneficiarios ya no podrán salir sorteados, sino que el Gobierno Nacional otorgará el beneficio de acuerdo a la necesidad familiar. Aunque ambicioso, el Plan siquiera logra atenuar el déficit de viviendas, que llega según el INDEC a 1,3 millones de unidades. Al ritmo de construcción de 2017, se necesitarían 250 años para revertirlo, ya que sólo se levantaron 5.200 soluciones habitacionales el año pasado. Según la cartera de Rogelio Frigerio, están en construcción más de 80.000 viviendas sociales con fondos nacionales en este momento.