Domingo  05 de Abril de 2020

Efecto coronavirus: el sistema sanitario ante la pandemia

A poco más de 100 días de la asunción de la nueva gestión, la expansión del virus cambió la agenda. Un "enemigo invisible" puso en evidencia las falencias del sector de la salud en la Argentina y en el mundo. La visión de los especialistas.

Efecto coronavirus: el sistema sanitario ante la pandemia

Cuando Alberto Fernández asumió la presidencia, lejos estuvo de imaginar que la salud pasaría a tener un lugar central en un país en el que los últimos años la cuestión económica dominó la agenda local. El proyecto para lograr el aborto legal, las vacunas para el sarampión y la reducción del precio de los medicamentos, entre otros muchos temas, dejaron de tener protagonismo tras la aparición en escena del covid-19.

Los datos que iban llegando del mundo comenzaron a alertar a las autoridades locales. La posibilidad de que el coronavirus no pudiera ser afrontado con la estructura sanitaria local, luego de ver cómo se desencadenaba en países como Italia, España o los Estados Unidos, obligó al Gobierno a tomar medidas para evitar el colapso del sistema sanitario. Al cierre de esta edición, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García se había reunido con representantes de Confeclisa, Acami, Adecra, FeCliBa, Ademp y obras sociales para avanzar en la coordinación entre el sector público y privado para dar una respuesta integral ante el aumento de casos.

Según Gabriela Piovano, médica infectóloga del Hospital Muñiz, "la nueva administración le da otro protagonismo al sector público y eso es alentador. Estamos preocupados, pero trabajando para que se atienda en las condiciones adecuadas. Es un desafío para todo el sistema, pero el Gobierno destinó un presupuesto alto para cubrir lo necesario en caso de travesar el peor escenario".

Para el médico sanitarista Jorge Rachid, desde el punto de vista político, el coronavirus se está enfrentando como una gran catástrofe "porque sabemos cuáles son los ciclos de una pandemia, sabemos cómo se va a desarrollar, no tenemos precisiones temporales, pero sí aproximaciones epidemiológicas de su evolución".

Un informe sobre posibles escenarios del avance del virus en el país plantea que la hipotética cantidad de enfermos iría de los 250.000 a los 2,2 millones, del más optimista al más preocupante. De esos números, según especialistas, entre el 15% y el 20% requerirían ser atendidos en terapia intensiva. De esto se desprende la necesidad de saber cuál es la situación del sistema sanitario de nuestro país, con cuántas camas, respiradores, áreas de alta complejidad y personal médico y de enfermería se cuenta para poder afrontar, en caso de presentarse el peor escenario, a todos los infectados.

Desde Adecra+Cedim, cámara que protege a las instituciones médicas privadas de todo el país, plantean: "Una de las cuestiones que nos preocupan y ocupan son los recursos, que debemos administrar bien para tenerlos a disposición del paciente grave. De 100 pacientes, hay un 5% que va a requerir cama de terapia intensiva, respirador y médicos terapistas y enfermeros especializados".

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 la Argentina contaba con 50 camas hospitalarias por cada 10.000 habitantes. En América latina, según los últimos datos disponibles de la OMS, solo Cuba (5,2), la Argentina (5) y Uruguay (2,8) superan el promedio mundial de camas hospitalarias, de 2,7 cada 1000 habitantes, de acuerdo con el Banco Mundial. Datos de 2018 muestran que la Argentina tiene 4,5 camas de internación por cada 1000 habitantes, siendo CABA (7,1 por mil), Córdoba (5,9) y Buenos Aires (5) los que cuentan con la mayor cantidad de plazas, menos que las 8 a 10 por habitante que recomienda la OMS.

Números de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) dan cuenta de que hoy hay unas 950 las unidades de terapia intensiva en el país y las camas disponibles son entre 3 y 4,5 cada 1000 habitantes, es decir, unas 160.000. Otro gran inconveniente radica en la escasez de enfermeros y médicos especializados en terapia intensiva para atender la demanda.

"Desde nuestro sector, venimos incentivando a toda nuestra gente para que trate de orientar las camas a terapia intensiva que, junto con los respiradores y los recursos humanos, son clave, y ahora el Gobierno nacional ya ha solicitado a los hospitales públicos y a los efectores privados reprogramar y/o suspender cirugías programadas no esenciales para liberar camas críticas", expresan en Adecra+Cedim.

Dado que los recursos humanos también se enferman. Pidieron a la SATI que brinde capacitaciones a distancia a los enfermeros, ya que se necesitan enfermeros para aumentar la cantidad de camas de terapia intensiva operativas.

A su vez, advierten: "Varias instituciones asociadas, que integran el sector prestador de la salud privada refieren inconvenientes en relación a los barbijos, los camisolines y el alcohol en gel, entre otros elementos, que hacen al kit de insumos correspondientes al coronavirus. Nos están faltando insumos, pero el Ministerio de Salud está haciendo compras para reaprovisionar a los hospitales públicos y al sector privado. Esperamos que esta iniciativa se cumpla para tener la capacidad de atender en relación directa con la cantidad de infectados por coronavirus que estamos atendiendo los privados: a la fecha, casi el 80% de los infectados se está atendiendo en el sector de la salud privada".

Lo que busca la administración del Presidente con las medidas adoptadas es "achatar" la curva de contagio para ir preparando todo para hacer frente a la pandemia. Así, el sistema estaría preparado para afrontar las demandas más urgentes. Sin embargo, que eso suceda dependerá del esfuerzo colectivo.

Silvia Cetani, especialista en Infectología y Clínica Médica, plantea: "Al ver lo ocurrido previamente en otros países, nos permite anticiparnos para mitigar el impacto de la mortalidad. Si bien contamos con excelentes epidemiólogos, infectólogos, sanitaristas y médicos en general, así como laboratorios de excelencia como el Instituto Malbrán, nada alcanza cuando una enfermedad es tan contagiosa, y rápidamente evolutiva".

En este sentido, Rachid asegura que, en esta etapa de expansión del virus, es cuando es necesario apoyarse sobre tres pilares esenciales, para tener una crisis controlada, que no nos llene de angustia durante meses y podamos acotarla. "Una conducción política firme, con liderazgo y medidas que permitan sancionar la indisciplina social o empresaria, que impera en amplios sectores de nuestra sociedad; el seguimiento epidemiológico horario interactivo, que permite ir corrigiendo los parámetros diarios de control del aislamiento; y poder recrear la solidaridad social".

Según Rachid, hay que perder el miedo a esta enfermedad porque es de alta penetración y de muy baja mortalidad, aún menor que la gripe común. "El 80% la cursa como gripe, el 15% la cursa como gripe complicada, como cuando llega a una bronquitis o trastornos gastrointestinales, síntomas vertiginosos y esas cuestiones que puede necesitar atención, y hay un 5% que son los enfermos de riesgo, los mayores de 65 años con enfermedades crónicas no transmisibles y complicadas, que necesitan atención". "Esta enfermedad mata poco, pero requiere mucho cuando son millones los que están contagiados, porque ese porcentaje ínfimo que requiere atención puede hacer colapsar el sistema sanitario. Para esto, hace falta que el ejército más importante sea solidario y se quede en su casa".

Frente a una catástrofe sanitaria como la actual, "no existe lo público y lo privado", decía Alberto Fernández. Cetani profundiza esta idea: "Cuando la situación se desborde, ya no va a existir lo público ni lo privado. De hecho, se están articulando acciones para disponer de los recursos para el diagnóstico confirmatorio que hasta hace unos días era privativo solo del Instituto Malbrán, lo cual va a permitir descentralizar y tener los resultados más rápido".

ESFUERZO CONJUNTO

Según Fernando Giannoni, director de Asuntos Externos de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), es el Estado el que está tomando la iniciativa, el rol directriz frente a una pandemia global. "Estamos ofreciendo a las autoridades nuestra colaboración, como sector de investigación y desarrollo, para contribuir en esta difícil situación. Entendemos que frente a la pandemia que determinó la emergencia sanitaria en el país, se requiere un estrategia clara y unificada entre todos los actores del sistema de salud".

Los laboratorios asociados a la cámara están realizando el máximo esfuerzo para, junto con las autoridades, garantizar el acceso en tiempo y forma de los medicamentos y especialidades medicinales a la población, frente al aumento de la demanda. Para ello, las empresas dispusieron operativos en las áreas de producción, logística y abastecimiento. "En todas las etapas se están cumpliendo con estrictas normas de higiene y salubridad alineadas no solo con los estándares internacionales establecidos por la OMS, sino también por las guías y normativas definidas por las autoridades sanitarias de Argentina a fin de garantizar la calidad de los medicamentos a lo largo de toda la cadena", asegura Giannoni.

Frente al avance del coronavirus, Omint armó en enero un equipo médico especializado que comenzó a seguir los protocolos propuestos por el Gobierno y los avances de la enfermedad en el exterior, a través de la red internacional a la que pertenece la empresa, International Assistance Group.

"Se creó un comité de crisis, formado por un equipo médico especializado, los principales líderes y áreas de comunicación del grupo. De manera coordinada, se van adecuando las definiciones acordes a la actualización de información brindada por el Estado y organizaciones acerca del tema", explica Daniela Mora Simoes, directora de Gestión & Desarrollo de Personas de la compañía.

Por su parte, Justo Nazar, director de Recursos Humanos para el Cono Sur de Sanofi, comenta que en relación con la provisión de medicamentos, el laboratorio está trabajando en los protocolos para la planta de producción de Pilar, el laboratorio de control de calidad y toda la cadena de suministro de medicamentos, en especial en los indispensables para la vida.

"La compañía tiene un equipo de crisis que monitorea la situación local para resguardar la seguridad de todos los colaboradores como también el acceso a los medicamentos. La industria farmacéutica no puede detener la producción de medicamentos por lo que existen normas y protocolos para situaciones coyunturales como la presente", remarca. "Existe un comité de crisis multidisciplinario que actualiza y renueva las medidas que está tomando la compañía alineada a las recomendaciones del Ministerio de Salud, la OMS y casa matriz".

Nicolás Vaquer, Country Manager de Pfizer Argentina, asegura que el Estado tiene un rol clave en la búsqueda de eficiencias que les permitan a más pacientes acceder a un sistema de salud confiable y de calidad. "En momentos de dificultades macroeconómicas, es importante implementar estrategias de trabajo colaborativo entre el sector público y privado, que ayuden a fomentar el desarrollo de la economía. En la salud, por ejemplo, tenemos el reto de garantizar que los pacientes sigan accediendo a un sistema de salud confiable y con acceso a los mejores tratamientos disponibles. En Pfizer participamos de esas conversaciones y buscamos trabajar colaborativamente con el Estado para lograrlo".

Desde la firma anticipan que, a nivel global, recientemente concretaron un acuerdo con BioNTech para trabajar de modo colaborativo en una posible vacuna para la prevención de infección por el coronavirus. "La colaboración apunta a acelerar el desarrollo del potencial programa de vacuna de ARNm COVID-19 de BioNTech, el primero en su clase, BNT162, que se espera que ingrese a las pruebas clínicas a fin de abril", dice Vaquer.

María Pía Saraceni, directora de Recursos Humanos de la compañía, agrega: "Nuestro compromiso no solo radica en colaborar con la lucha contra esta pandemia, sino también en garantizar que los pacientes puedan seguir accediendo a los tratamientos que necesitan. En este contexto, tenemos un equipo que sigue trabajando en nuestra planta local para garantizar la producción. Con ellos continuamos tomando las medidas de prevención y establecemos turnos y circuitos que eviten la cercanía y el contacto".

En línea, Nicolás Nobile, director de Asuntos Corporativos de Amgen Biotecnología de Argentina, sostiene que "es necesario generar un contexto en el cual el sistema de salud y el mercado diseñen políticas conjuntas para favorecer la sustentabilidad desde la innovación y fomentar la competencia a través de productos como los biosimilares, que suponen un potencial ahorro de costos".

Fernando Werlen, director General Grupo SanCor Salud, comparte: "Nos encontramos en una situación difícil, necesitamos que la ayuda sea de todos. Desde nuestro rol, como ente privado, contamos con una evaluación sobre medidas necesarias que iremos conversando, al mismo tiempo que iremos controlando las implementadas".

MÁS QUE FINANZAS

"El impacto de la pandemia es enorme no solo desde lo financiero", asegura Cetani. "El método de diagnóstico confirmatorio se realiza por biología molecular, que es muy costoso. La atención de los pacientes, sobre todo, los críticos que van a requerir terapia intensiva, demanda recurso humano, aparatología y drogas muy costosas, además de un tiempo de internación prolongado. Todos estos son agotables en el mediano plazo si la situación satura al sistema por el número de casos".

Para el vocero de Caeme, frente a esta situación, "se requerirán decisiones de excepción. En tal sentido, tal vez sirva mirar lo que están haciendo algunos países con la inyección de importantes sumas de dinero en todo el sistema de salud a fin de fortalecerlo y darle las herramientas para paliar la crisis, al tiempo de darle previsibilidad a las operaciones de las empresas que son, también, fuertes generadores de empleo. Queremos reafirmar nuestro compromiso de contribuir al acceso de medicamentos para la población dentro del sistema de salud".

LO QUE VENDRÁ

"Esta gestión se caracteriza por tener a la cabeza a un reconocido referente sanitario como Ginés González García, que posee criterio y muy buena reputación en la mayoría del colectivo de salud", comparte Daniel Nasuti, gerente General de Siemens Healthineers.

"Tener el respeto de sus colegas es un activo social no menor a la hora de construir consensos, tender puentes y coordinar un sistema de salud tan fragmentado como el de la Argentina. Múltiples actores e intereses en municipios, provincias, nación, distintas organizaciones y comunidades científicas necesitan unirse por objetivos comunes más que separarse por ideología política. Ante la aparición del coronavirus, no se han diferenciado colores políticos para combatir el virus", agrega.

"El Gobierno está mostrando un compromiso genuino en evitar que la pandemia tenga una mayor implicancia en nuestro país, convocando a todos los especialistas y escuchando todas las voces para que las decisiones sean consensuadas y unificadas. Se está informando a la comunidad sobre las medidas de prevención y se están aplicando lineamientos restrictivos para que el contagio no se propague", sostiene Vaquer.

Desde Caeme, su vocero entiende que es importante rescatar y reconocer cuán vitales resultan los recursos humanos, el talento, el esfuerzo y la dedicación de todos aquellos quienes forman parte de los trabajos en temas de salud, no solo en los laboratorios, sino también, principalmente, desde los científicos, médicos especializados, paramédicos, enfermeras hasta los choferes de las ambulancias.

En este sentido, agrega: "En forma paralela, y con una mirada más amplia y esperanzadora, puede resultar interesante hacer una retrospectiva y entender cómo la humanidad, de la mano de la ciencia, la investigación y el desarrollo ha podido acortar los tiempos para enfrentar los desafíos que se fueron registrando en materia de salud. Pensemos en el lapso que debió pasar para el desarrollo de vacunas o medicamentos efectivos para la vida moderna. Cuánto tiempo transcurrió para lograr la vacuna Sabin contra la poliomielitis o los medicamentos para el HIV. Ahora, frente al COVID- 19 en pocos días se logró aislar el virus y ya hay una docena de laboratorios del todo el mundo abocados a obtener una vacuna".

Saraceni agrega: "Esto requiere de un compromiso y una articulación muy altos por parte de las empresas, cuyas posibilidades son muy diferentes dependiendo de la industria y el tipo de organización. Las opciones que hoy ofrece la tecnología han facilitado el manejo de estas situaciones en muchas compañías. Sin embargo, hay sectores o áreas donde esto sigue significando un desafío. Las medidas que está implementando el Gobierno son necesarias y están contribuyendo a lograr un mayor control de la situación en nuestro país".

Ante este panorama, Rachid reflexiona: "Crisis es una fonética china, que no tiene traducción occidental y se expresa de esa forma, por ser el sonido en que se escucha. No se traduce, porque en la acepción china significa en un solo término 'Peligro y Oportunidad'".

Y continúa: "En este escenario que afrontamos en el mundo, ante la pandemia-infodemia, del coronavirus, mientras el seguimiento diario cuenta infectados y complicaciones, quizás nos podamos detener un minuto, en la reflexión de la "crisis civilizatoria". El mundo que vivimos ya no es aquel que conocimos, ni desde el punto de vista del trabajo, ni de la economía, ni de los sistemas de representación y hasta la democracia como tal, está en cuestión".

Para Cetani, "esta pandemia es un punto de inflexión que puso en jaque a todos los sistemas de salud. Quizá todo el mundo tenga en común el hacinamiento, el desplazamiento migratorio sin controles sanitarios llevando enfermedades asintomáticas de un lugar a otro del planeta, la mala calidad alimentaria en términos generales, el consumo de animales exóticos sin control, y la falta de cuidado del medioambiente, entre otras cuestiones. Si esto continúa, el coronavirus va a ser solo una más de las pandemias".

Por último, para Piovano, los efectos de la crisis van a ser muy grandes en todo el mundo, "pero lo que tiene que salir de acá es el fortalecimiento y el valor de la salud y la educación pública. Es una situación que nos va a increpar como sociedad. Y esta es una gran oportunidad para el mundo, pero también para cada uno de nosotros a nivel personal".

Dicho esto, es tiempo de que la salud en nuestro país comience a actuar como "sistema", en el que las partes funcionen como un todo y no como sectores, público por un lado y privado, por otro. Es hora de entender que al virus lo frenamos entre todos.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,355965,500070,5000
DÓLAR BLUE1,6260121,0000125,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,2935-115,2761
EURO0,259375,898176,0949
REAL0,277112,815312,8475
BITCOIN-1,85219.398,74009.400,0000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS2,919726,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D-25,000012,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-23,529413,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000026,6000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)4,651290,0086,00
CUPÓN PBI EN PESOS7,14292,252,10
DISC USD NY0,153865,1065,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-2,978038.985,8200
BOVESPA0,520086.949,0900
DOW JONES-0,070025.400,6400
S&P 500 INDEX0,48123.029,7300
NASDAQ1,29009.368,9890
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7379308,9227311,2192
TRIGO CHICAGO1,3605191,6184189,0464
MAIZ CHICAGO-0,6107128,1445128,9318
SOJA ROSARIO0,0000220,00000,0000
PETROLEO BRENT0,056735,310035,2900
PETROLEO WTI4,865035,350033,7100
ORO1,06811.731,60001.713,3000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology