Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El escrutinio del domingo sumará nuevos componentes digitales

En las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) de mañana se incorporará, a modo de prueba, un dispositivo de reconocimiento biométrico de votantes en seis provincias. 

Las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Salta y Misiones serán parte de una prueba piloto de identificación biométrica.

Las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Salta y Misiones serán parte de una prueba piloto de identificación biométrica.

En las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) de mañana se incorporará, a modo de prueba, un dispositivo de reconocimiento biométrico de votantes en seis provincias y diversos sistemas electrónicos durante el escrutinio provisorio, medidas que fueron objetadas por especialistas informáticos y políticos opositores.

Unos 362.460 electores de las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Salta y Misiones serán parte de una prueba piloto de identificación biométrica, a través de la comparación electrónica de su huella con una base de datos que se encuentra en un dispositivo que controla el presidente de mesa.

La Cámara Nacional Electoral adelantó que al tratarse de un simulacro, el rechazo por parte del sistema de identificación biométrica no será causal de impugnación del voto y aclaró que, en ese caso, se guardará una copia de la huella dactilar del ciudadano para determinar la causa del fallo.

El sistema biométrico fue cuestionado por expertos informáticos que, entre otro puntos, criticaron la imposibilidad de realizar una auditoría sobre los dispositivos y la portación de las más de 300.000 huellas en cada uno de ellos.

Esta semana también se conoció que los trabajadores del correo afectados al operativo deberán usar una aplicación móvil que servirá para informar el despliegue de las urnas, la cantidad de votantes al mediodía y a las 16 horas, el cierre de mesa y posibles incidentes.

Desde el Correo Argentino respondieron que "la plataforma y su operación tienen por objeto el monitoreo del desarrollo de los comicios y no recaba datos sobre los electores o resultados. Lejos de ser un elemento que pueda vulnerar algún derecho, es una herramienta de transparencia".

A partir de las 18, cuando se cierra la votación, comenzará el tradicional conteo de votos en las mesas, donde la autoridad electoral deberá confeccionar un acta que queda con la urna para el escrutinio definitivo que se realiza días después y un telegrama que contiene los mismos datos para el escrutinio provisorio de esa noche.

El telegrama es trasladado por un trabajador del Correo a uno de los 397 centros de intercambio donde se escanea el papel y se lo transmite hacia los servidores que esa dependencia posee en el barrio porteño de Barracas.

En ese punto, el ex director Nacional Electoral y hoy asesor del Correo, Alejandro Tullio, explicó que los servidores solo pueden recibir información por parte de las máquinas identificadas previamente a través de una dirección particular (MAC address) para evitar que puedan llegar datos de origen irregular.

Además se anunció la instalación de Unidades de Fiscalización Informática de Distrito en cada capital y una Unidad de Fiscalización Informática Nacional que monitoreará todo el operativo.

A medida que las imagen de los telegramas llegan al servidor del Correo, este los transmite a los que posee la empresa que desde 1997 realiza el escrutinio provisorio, la española Indra.

Los funcionarios del Correo afirmaron que una vez que los telegramas llegan al sistema de la empresa, todos los sistemas y dispositivos carecen de conexión exterior, siendo imposible una vulneración online.

Cada telegrama aparece entonces aleatoriamente en la pantalla de dos de los 1200 digitadores que transcriben a un soporte digital aquello que leen de la imagen y solo si los resultados coinciden quedan finalmente cargados para integrar el resultado provisorio.

En caso de una divergencia entre ambas cargas, la mesa en cuestión va a un sistema de verificación e incidencias para una tercera revisión.

A partir de las 21, comenzará la difusión de los datos del escrutinio provisorio a la ciudadanía y dos días después, en cada provincia, se realizará el escrutinio definitivo con las actas que descansan junto a las urnas en poder de la justicia electoral. Desde Indra destacaron que en las últimas elecciones presidenciales, las diferencias entre los resultados provisorios y los definitivos fueron inferiores al 0,25 por ciento.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Gabriel Colia
Gabriel Colia 13/08/2017 07:35:32

eso se hizo siempre.