U$D

SÁBADO 23/03/2019

Vaca Muerta: advierten que se podría estancar la producción de gas

Al reclamo de Tecpetrol se sumaron comunicados de YPF y Pampa Energia junto al lamento de privadas extranjeras que insisten que hubo "cambio en las reglas de juego".

Vaca Muerta: advierten que se podría estancar la producción de gas

El cambio de interpretación oficial acerca del pago de los subsidios a la producción de gas no convencional de Vaca Muerta puede tener un efecto que no sea inmediato, pero que sí perjudique a la actividad en el mediano plazo.

Como informó ayer El Cronista, Tecpetrol informó a la Bolsa que replanteará y podría frenar su plan de inversiones, ante la pérdida de su flujo estimado de fondos de unos $ 5655 millones solamente en 2018 ya que solamente se le otorgará el precio estímulo de u$s 7,50 por millón de BTU (que baja a u$s 7 este año y 50 centavos más de dólar cada año hasta fines de 2021, hasta terminar en u$s 6) a la mitad de su producción actual, que fue lo que originalmente declaró.

En tanto, la petrolera estatal YPF evaluará la continuidad de sus inversiones tras perder u$s 60 millones y Pampa Energía analiza "cursos de acción a seguir" (ver página 17).

Así planteado el escenario, la restricción fiscal que obligó al Gobierno a recortar los subsidios podría derivar en un estancamiento de la producción, según informaron fuentes privadas y también reconoció una fuente oficial.

La producción de gas natural en Argentina creció un 5,3% el año pasado y llegó a un promedio de 128,8 millones de metros cúbicos (MMm3/d) y llegó a su mejor nivel desde 2010, para recuperar una pérdida de ocho años.

La mejora en la actividad se debe exclusivamente a Vaca Muerta y a un campo de CGC (de la Corporación América) en Santa Cruz, ya que la extracción no convencional aumentó un 45% interanual y representó el 40% de la producción total del país.

En el no convencional se combinan el tight (que ya no será más subsidiado) y el shale (el tipo de gas que sí tendrá precio estímulo), que tuvo un salto de 233% interanual hasta los 28 MMm3/d.

Mientras tanto, la producción de gas convencional en todas las cuencas bajó un 11% en 2018, con lo que se hace evidente la necesidad de Vaca Muerta para mejorar la ecuación en las cuentas del país y evitar importaciones más caras que la actividad local.

Con todo, la producción de gas tuvo un pico entre marzo y octubre del año pasado, al calor de los subsidios reconocidos por las resoluciones 46 y 419 del Ministerio de Energía en 2017, sobre todo impulsadas por Tecpetrol.

En los últimos meses de 2018, según las cifras oficiales, se evidenció un leve descenso de la actividad y cayeron la cantidad de etapas de fracturas, un indicador que sirve para medir la productividad.

Desde el Gobierno reconocieron en reserva que el cambio de interpretación podría derivar en un estancamiento, aunque señalan que hay sobreabundancia de gas y que ya no hay ni demanda (en 7 u 8 meses del año) ni capacidad de transporte para producir aún más.

Tecpetrol no es la única perjudicada. Por ejemplo, PAE, Total e YPF proyectaron para Aguada Pichana Oeste una producción de gas de 750.000 m3/d y ahora generan 1,8 MMm3/d.

Una petrolera extranjera que tiene proyectos admitidos en la Resolución 46 dijo a El Cronista en privado que "todas las veces que el Gobierno firma algo y vuelve para atrás, pierde credibilidad".

"Esto es un cambio en las reglas de juego; se afecta la confianza y se complica convencer a la casa matriz cuando hay que hacer una inversión tan importante", lamentó esta fuente.

El ex secretario de Energía, Daniel Montamat, respaldó la postura oficial. "El Gobierno se encontró con una frazada corta: había un presupuesto acotado para los subsidios. No hay cambio en las reglas de juego, se está cumpliendo la 46".

"Hay que felicitar a Techint porque demostró que Vaca Muerta se puede desarrollar fuerte", dijo el consultor, para quien no tiene por qué caer la actividad.