U$D

MARTES 19/03/2019

Tras el paro, Triaca busca retomar el diálogo con la CGT la próxima semana

El funcionario avanza con charlas sectoriales pero también habla con la entidad. La CGT endurece su postura, tras el paro, y el Gobierno teme los efectos de una recesión

Tras el paro, Triaca busca retomar el diálogo con la CGT la próxima semana

Tras el paro más masivo de la principal central obrera del país contra la gestión de Cambiemos, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, mantuvo conversaciones informales con referentes de la CGT con el objetivo de retomar el diálogo y celebrar una reunión la próxima semana. Los líderes sindicales reclaman un "diálogo en serio" sobre despidos y paritarias libres, mientras avizoran un escenario de recesión para el segundo semestre, tal como asumió el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El ministro Triaca avanzó con mesas sectoriales, como las que hubo ayer con la construcción y la industria automotriz. "De a poco vamos a ir hablando", comentó a El Cronista, tras el paro que protagonizó la central obrera el lunes, junto con las dos CTA, el sindicalismo de izquierda y movimientos sociales. El funcionario confirmó que mantendrá reuniones por sector, mientras tiende líneas para un encuentro con el triunvirato de conducción de la central, que componen Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

El encuentro será la semana próxima, según las conversaciones extraoficiales entre Triaca y referentes de la conducción de la entidad. El triunvirato reclama un "diálogo en serio", "institucional", con el Gobierno. En ese contexto, dicen que buscan solucionar los principales reclamos que motivaron el paro general de este lunes, tales como un pacto para frenar despidos, garantía de paritarias libres, marcha atrás con la reforma laboral en el Congreso (sobre todos los cambios sobre la Ley de Contrato de Trabajo), y políticas para fortalecer la industria local, frenar importaciones, bajar la inflación y fomentar la creación de empleo. "Si vienen por la reforma laboral y su agenda, olvidate, va a ser un diálogo de sordos", advirtió un referente.

A su vez, el Gobierno prevé una recesión y necesita a la CGT. El temor oficial es que el malhumor social se expanda, con movilizaciones, si se tiene en cuenta que Macri está comprometido con un ajuste fiscal, tras el acuerdo con el FMI, que puede afectar el empleo público así como al sector de la construcción por el congelamiento de las obras públicas.

El encuentro entre Triaca y la entidad afloraría las tensiones. En el Gobierno reconocen que no podrían acordar frenar los despidos. "El año pasado creamos 600 mil puestos de trabajo, no estamos en un escenario negativo en el sector laboral", advirtieron. A su vez, la Casa Rosada habla de paritarias libres, tal como reclama la CGT, pero el presidente Macri pidió el lunes un esfuerzo a gobernadores e intendentes con los sueldos provinciales. Con esta iniciativa, y los despidos en organismos descentralizados, el Ejecutivo prevé una relación tensa con los gremios estatales como UPCN. A su vez, Triaca buscará pactar con la CGT para avanzar en leyes laborales como el proyecto de formación continúa e intentará sumar más voluntades para apurar la ley de blanqueo en el Senado, aunque perciben más reticencias.

En tanto, la jefatura sindical, fortalecida por la contundencia del paro, ya decidió asumir una posición de endurecimiento en la relación con la administración macrista y amenaza con profundizar un escenario de confrontación si no hay respuestas de la Casa Rosada. Sostienen que la expectativa de un segundo semestre de retroceso de la economía y mayor suba de precios, derivará en mayor conflicto social si no hay medidas de contención.