U$D

JUEVES 21/03/2019

Macri despide al barco regasificador de Bahía Blanca

El exceso de gas permitirá disponer del importado

El exceso de gas permitirá disponer del importado

El presidente Mauricio Macri asistirá hoy a las 9 a la despedida del barco regasificador de Bahía Blanca, en el puerto de Ingeniero White. Será una ocasión para que el mandatario pueda mostrar que, después de la dureza de dos años y medio de persistentes y fuertes aumentos en las tarifas, su política energética está dando el resultado buscado: el progresivo fin de las importaciones y la concreción de un creciente saldo exportable.

Es que la partida del buque Excelsior, de la empresa estadounidense Excelerate Energy, que tiene una capacidad de 17 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) sucede porque la producción nacional de gas crece a ritmo acelerado por Vaca Muerta. La extracción del combustible avanzó en agosto hasta su mejor nivel desde 2010.

Esta mayor oferta local posibilitará la salida de una terminal importadora, en la que Argentina dejó u$s 1200 millones en los últimos diez años, desde que el kirchnerismo decidió contratar el barco para suplir la carencia de gas en tiempos de congelamiento tarifario, que generó una baja en la oferta y una mayor demanda, al ritmo del crecimiento económico.

Mientras tanto, el que sí seguirá operativo será el barco regasificador de Escobar, que ampliará su capacidad para cubrir los picos de la demanda en invierno. "El país pagó un promedio de u$s 150.000 diarios en concepto de costos de operación de cada regasificador", informó el Gobierno.

En el Gobierno destacaron que, mientras que en el 2011 la presidenta Cristina Kirchner inauguraba en Escobar instalaciones que le permitieron importar gas cubriendo las necesidades faltantes de consumo, el presidente Macri está generando políticas de estímulo a la producción local para abastecer al mercado doméstico y exportar. Hoy lo permanente finalmente sustituye a lo temporal, que tanto nos costó. "Y esta sustitución es con políticas energéticas en firme", subrayaron. En eso se basará el discurso de Macri esta mañana en Bahía Blanca.

En junio de 2008 amarró en Bahía Blanca el primero de estos buques. La importación creció haciendo pico en el 2013 y 2014. Se pasó de importar seis barcos de GNL en el 2008 a 42 en el 2013 sólo en el puerto de Bahía Blanca. En 2014 se llegó a desembolsar hasta u$s 17,5 promedio el millón de BTU de los buques que llegaron a Bahía Blanca y Escobar, representando máximos históricos. Y se llegó a pagar casi u$s 2000 millones en 2013.

Por supuesto, el hecho de no tener la necesidad de pagar el alquiler de un barco que convierta el Gas Natural Licuado (GNL, que es gas procesado para transportar en forma líquida a 161° bajo cero, comprimido en su volumen) a gas natural y el regreso de las exportaciones de gas natural a Chile por los gasoductos que atraviesan la Cordillera no hubiera sido posible sin el extraordinario incremento en las tarifas energéticas que impulsó Cambiemos, que tuvo un doble efecto: retrotraer la demanda de los usuarios residenciales y mejorar la rentabilidad de las petroleras para tener más oferta.