U$D

LUNES 21/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval
Riesgo País
690 / 0.15

La tregua entre Trump y Xi le dan un poco de aire al comercio global

Habrá 90 días sin nuevos aranceles y una negociación por los vigentes, entre ellos la soja. La distensión ayuda a mejorar el golpeado intercambio mundial

La cena en el hotel Alvear que concentró la atención mundial y relajó la disputa

La cena en el hotel Alvear que concentró la atención mundial y relajó la disputa

Estados Unidos y China sellaron el sábado en Buenos Aires una tregua en la escalada en la guerra comercial que las dos principales economías del mundo iniciaron en abril pasado.

Una cena en el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires sirvió para que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping le dieran un poco de oxígeno al comercio global.

La cumbre, que generó la atención de todo el mundo y se dio luego de terminado el G20 en Buenos Aires, terminó con un compromiso para frenar por 90 días la escalada en los aranceles cruzados. Trump iba a elevar de 10% a 25% los aranceles a importaciones chinas por u$s 200.000 millones.

La tregua incluye, además, que durante ese lapso se discutan los aranceles vigentes para tratar de llegar a un acuerdo que beneficie a ambos.

Desde Washington se afirmó que el convenio incluye el compromiso de China de restablecer las compras de productos agrícolas norteamericanos en lo inmediato, desde Beijing nada mencionaron al respecto. Es que la soja norteamericana fue la más perjudicada porque además de la penalización del 25% para ingresar a China, el gigante asiático directamente se volcó a América del sur, y en particular Brasil para hacerse del poroto. Todo cuando la super cosecha nueva de soja en EE.UU. ya está disponible y no encuentra compradores alternativos.

Anoche, el mercado de Chicago celebraba la distensión en la guerra comercial.

Los primeros movimientos en la rueda electrónica mostraban alzas de hasta 8 dólares para las posiciones más cercanas de soja estadounidense, y de entre 6 y 7 dólares por tonelada para sus principales derivados: la harina y el aceite.

"Si hay rally, hay que vender. China podría volver a comprar en EE.UU, pero también hay que tener en cuenta que en esos 90 días en los que ambos gobiernos dicen que negociarán, se sabrá si la producción de soja de Brasil es tan buena como se espera (se habla de entre 122 y 129 millones de toneladas) y si la Argentina se recupera tras el año de sequía", explicó José Frogone, analista de granos de la corredora Cortina Beruatto.

En el gobierno argentino celebraron que en el marco del G20 se haya dado este acercamiento entre las dos naciones más importantes, sobre todo porque la disputa termina enfriando la economía global y las posibilidades del resto de los países de abrir mercados.

Argentina acaba de suscribir un convenio con la empresa estatal china Sinograin, que incrementará sus compras de poroto y aceite de soja argentino durante el ciclo 2018/19. Son negocios valuados en hasta u$s 1500 millones.

El secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, desestimó que la tregua en la guerra comercial perjudique ese compromiso. "En China hay lugar para todos", sostuvo.

El funcionario se manifestó muy conforme con "la semana bárbara" del G20 en Buenos Aires. "Se cerraron muchas de las cosas en las que todas las áreas trabajamos todo el año", manifestó en diálogo con El Cronista.

En línea con la política de reinserción "inteligente en el mundo" y en apertura de mercados, Etchevehere destacó los 7 protocolos suscriptos este año con China (carne vacuna enfriada, arándanos, cerezas, semén bovino, caballos en pie, entre otros) y la importancia de la reapertura del mercado estadounidense para la carne fresca local.

Y planteó que los próximos objetivos son: miel y habilitación de plantas de harina de soja para China; y cítricos dulces para Estados Unidos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés