Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Estudian proyectos hidroeléctricos para aumentar 245% la provisión energética

El Ministerio de Energía y Minería fijará un cronograma de prioridades antes de fin de año. Si se hicieran todos, se incrementaría 245% la provisión actual de energía

Estudian proyectos hidroeléctricos para aumentar 245% la provisión energética

Para septiembre se espera que empiece la construcción del proyecto del complejo hidroeléctrico Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Una vez concretado, sólo queda que la Corte Suprema levante la cautelar que tiene paralizado el proyecto de infraestructura más grande que tiene el país.

Pero en el Ministerio de Energía no sólo esperan esto con ansiedad para poder sumar generación a la distribución, sino que avanzan en poco más de medio centenar de proyectos hidroeléctricos.

Según explicaron a El Cronista fuentes oficiales están en estudio 55 proyectos de hidroeléctricas de diferentes tamaño que, de concretarse en su totalidad, "significará sumar una potencia de más de 165% de la que está actualmente instalada".

En la actualidad, la capacidad instalada de la Argentina está compuesta por 56 hidroeléctricas con potencia instalada por 11.170 megavatios (MW) y una capacidad de generación de 36.200 Gigavatios hora (Gwh) anuales. Los proyectos en carpetas sumarán casi la misma cantidad de instalaciones de diferentes porte con una potencia de 18.440 MW y una generación de 88.600 MW al año. De concretarse la totalidad de las carpetas que están en estudio en el Ministerio de Energía significaría que la se incrementaría en 245% la provisión actual.

El problema de la concreción, y aunque la necesidad de contar con más energía es un hecho, es la financiación. Este punto figuró en la última gira del presidente Mauricio Macri a China, pero el resultado no fue el esperado.

El freno a las represas en Santa Cruz, donde los bancos chinos ya devengaron u$s 800 millones de un total de u$s 4300 millones, implicó que se enfriaran las posibilidades para otros proyectos como por ejemplo el de El Tambolar, en San Juan presentó una carpeta para obtener u$s 823 millones de financiamiento.

Parte de todos estos proyectos van a ser gestionados por la Plataforma Argentina de Hidroenergía (Plahe) que desarrolló la empresa estatal Emprendimientos Binacionales (Ebisa), compañía que comercializa Salto Grande y Yacyretá, y gestiona las interconexiones con Brasil, Paraguay y Uruguay.

Aunque la plataforma estaría en funcionamiento a fines de septiembre, en la web de la compañía estatal figuran como proyectos, además de las represas Kirchner-Cepernic, el complejo Garabí y Panambí desarrollo binacional con Brasil de aprovechamiento del tramo compartido del río Uruguay; como los más avanzados.

Además, como Gestión de Proyectos se encuentran Portezuelo del Viento (Mendoza), Los Blancos (Mendoza), Itatí-Itacorá (Corrientes) y Alto Neuquén (Neuquén).

Según informó Télam los otros proyectos de relevancia incluidos en la Plahe son Chihuido I, sobre el río Neuquén (671 MW de potencia); Michihuao, sobre el río Limay (Río Negro y Neuquén, 621 MW); y Río Blanco II-Uspallata, sobre el río Mendoza (597 MW). Sobresalen luego los proyectos de Cerro Rayoso (Neuquén), de 560 MW de potencia instalada; La Invernada, en la misma provincia e igual potencia; y el complejo de centrales sustentables en ríos de llanura (Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Santa Fe), de 500 MW.

De las 55 carpetas proyectos que hoy están en discusión en el Ministerio de Energía, este diario pudo reconstruir 36 de ellos. La provincia que mayor cantidad de obras de infraestructura de este tipo buscará desarrollar es Neuquén, con 16 hidroeléctricas de diferente tamaño. Aunque lejos, en segundo lugar quedó Mendoza con cinco proyectos, seguida de cerca por Corrientes y Santa Cruz con cuatro. En el caso de esta última provincia, cuenta con el desarrollo de mayor envergadura tanto desde la generación como del costo de la obra.