Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Detienen a la cúpula de la Uocra bahiense acusada de corrupción por Vidal

El secretario general y otros diez dirigentes están acusados de extorsionar a empresas y frenar obras. La gobernadora advirtió irregularidades en septiembre

Detienen a la cúpula de la Uocra bahiense acusada de corrupción por Vidal

Once sindicalistas de la seccional Bahía Blanca de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), entre ellos su secretario general, fueron detenidos ayer acusados de asociación ilícita y extorsión, en una investigación en la que otras cuatro personas estaban hasta anoche prófugas.

Por orden del fiscal Gustavo Zorzano, efectivos de la Policía Bonaerense, encabezados por el jefe de la fuerza, Fabián Perroni, llevaron a cabo 19 allanamientos en simultáneo, en los que se produjeron los arrestos.

Entre los detenidos está Humberto Monteros, titular del gremio bahiense, quien fue apresado en su casa de la localidad de Monte Hermoso, donde hallaron más de $ 5 millones y u$s 100.000 en bolsas y cajas, además de drogas.

Los efectivos de la Bonaerense también allanaron la sede gremial y viviendas de otros dirigentes en Coronel Suárez.

Por el operativo, quedaron detenidos José Burgos, Pablo Gutiérrez, Nelson Cabrera, Carlos Carrillo, Mario González, Raúl Erbín, Sergio Vázquez, Aníbal Aranda y David Muñoz.

Las denuncias contra los gremialistas fueron presentadas por firmas constructoras, que sostuvieron que la cúpula sindical les exigía sumas de dinero en cada obra, que eran paralizadas en caso de no pagar los sobornos.

El fiscal general de Bahía Blanca, Juan Pablo Fernández, señaló ayer que la investigación recoge un presunto pedido de pago por $ 750.000 solicitado por la conducción hoy detenida para permitir el avance de las obras en la central termoeléctrica Luis Piedrabuena, ubicada en la cercana localidad de Ingeniero White.

En septiembre pasado, tras la detención del secretario general de la Uocra La Plata, Juan Pablo "Pata" Medina, la gobernadora María Eugenia Vidal había señalado que en Bahía Blanca ocurría "una situación similar".

"Tenemos cuatro rutas con obras que están paradas porque se exige que se contraten determinadas empresas de catering, de transporte y otros servicios por parte del gremio. Esto ya ha sido denunciado en el Ministerio de Trabajo y se va a intervenir", avisó entonces Vidal.

La cúpula de la seccional Bahía Blanca del sindicato de la construcción había sido removida por la Uocra central en octubre, alegando incompatibilidades en la función gremial. Desde entonces, la filial está a cargo del interventor Ricardo Rodríguez, quien a su vez es el secretario general de la seccional Trenque Lauquen.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguró que el arresto de los sindicalistas es "un paso gigante para terminar con las mafias y la impunidad en la provincia", a la vez que advirtió que el gobierno de María Eugenia Vidal no tendrá "contemplaciones con ningún sector".

"Hoy es un paso gigante para terminar con las mafias y la impunidad en la provincia de Buenos Aires; el cambio que empezó hace muy poco es profundo y no va haber contemplaciones con ningún sector que tenga formas extorsionadoras en sus conductas", subrayó Ritondo.

Por su parte, el fiscal general de Bahía Blanca, Juan Pablo Fernández, consideró que se trata de "una señal para quienes realizan prácticas de naturaleza mafiosa, para que sepan que este tipo de cosas no pueden seguir pasando".

En declaraciones al diario La Nueva Provincia, Fernández detalló que la dirigencia sindical está acusada de extorsionar a compañías constructoras por diferentes sumas.

En tanto, el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, manifestó que fueron confiscados "efectos que son la base para la continuidad de la investigación, que tiene como objetivo llegar a la conclusión de la efectiva comisión del delito de extorsión, que prevé penas de hasta 20 años para las personas involucradas".