U$D

MARTES 19/03/2019

Declaración de Hamburgo, antecedente del nuevo acuerdo del G20

Comercio y cambio climático tambièn habìan sido temas centrales del documento acordado por los líderes en la cumbre del año pasado.

Declaración de Hamburgo, antecedente del nuevo acuerdo del G20

Las diferencias entre los miembros del G20 en comercio y cambio climático obligaron a la presidencia argentina a buscar consenso como fuera para sacar el comunicado de cierre del encuentro. La vara estaba puesta la cumbre de Hamburgo, en la que ante un escenario multipolar, un texto de 15 páginas rechazó el “proteccionismo”, clamó reiteradas veces por la cooperación internacional y el sistema basado en reglas y defendió el Acuerdo de París, ante el rechazo de Estados Unidos.

El comunicado logrado en la cumbre argentina ratifica todas esas posturas del texto de hace un año.

Tal como marca el último informe de la OMC, los miembros del G20 cada vez aplican más medidas defensivas en comercio. Las diferencias con el régimen multilateral se agudizaron en el último año y expone más diferencias entre Estados Unidos y la mayoría de los líderes del Foro que buscan revitalizar el sistema de comercio abierto. Por eso en las últimas dos semanas habían trascendido versiones respecto a que el comunicado de este año sería “lavado”.

La vara, como se dijo, la dejó el comunicado de Hamburgo. En julio de 2017, el capítulo de comercio fue uno de los más importantes y aparecía en segundo lugar. Tras pedir que se mantengan los mercados abiertos, aludía a la reciprocidad y al principio de no discriminación. Esta norma es el corazón del sistema multilateral: si un país concede un favor comercial a otro país (como bajar aranceles) entonces tiene que aplicarle el mismo trato a todos los otros miembros de la OMC.

Acto seguido, pedía luchar contra el proteccionismo. El comunicado de Hamburgo ya mostraba las diferencias en este punto ya que daba lugar (tal como reclama Donald Trump) a aplicar instrumentos de defensa comerciales si había prácticas comerciales injustas por parte de otro país.

El texto de la cumbre en Alemania de entrada resaltaba el valor de la “cooperación internacional” y en su introducción planteaba afrontar los desafíos del “cambio climático”. Todo esto lo pedía bajo el “orden internacional basado en reglas”, y lo que se discute actualmente es que asoma un “orden internacional basado en el poder”, tal como ocurrió antes del establecimiento del GATT y luego la OMC.

En cuanto al cambio climático, el año pasado el comunicado pedía mitigar las emisiones de gas invernadero, bajarlas, y se comprometían a mejorar el sistema económico y energético. Pero dedicaba un párrafo aparte a Estados Unidos que renunciaba al Acuerdo de París y se comprometía a bajar las emisiones pero dependiendo de como afectaba a su economía y seguridad. Y la diferencia brutal era que agregaba esta línea: “Los líderes del G20 consideramos que es irreversible el Acuerdo de París”.

Si bien el comunicado de Hamburgo impulsaba el fortalecimiento de las normas de la OMC, el resultado a lo largo de 2018 fue cuesta abajo, tal como muestran los últimos informes de la Organización Mundial de Comercio sobre cómo los miembros del G20 tomaron mas medidas restrictivas.Por eso se esperaba hoy un llamado a “reforzar” la OMC, de modo tal de modificar sus reglas y adaptarlas a este orden más multipolar.