U$D

JUEVES 21/03/2019

Avanza un acuerdo parcial de reglas de e-commerce, criticado por los gigantes del sector

Sería una convención "plurilateral" de una decena de países, al que podrán adherirse otros. Fuerte debate sobre la conveniencia o no de establecer reglas para las transacciones

Avanza un acuerdo parcial de reglas de e-commerce, criticado por los gigantes del sector

La XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio que culmina hoy en Buenos Aires, tendrá finalmente una magra cosecha. Se espera que haya avances o una hoja de ruta en facilitación de inversiones y en normas que regulen el comercio electrónico.

Mientras los gobiernos buscan establecer reglas al e-commerce, que entre otras cosas les permitan cobrar impuestos a las transacciones, en el sector privado prevalece una dura oposición a todo tipo de regulación.

La novedad es que ya habría un principio de acuerdo "plurilateral" sobre e-commerce en la XI Conferencia Ministerial, que involucra a una decena de países. En los acuerdos plurilaterales un grupo de miembros adopta determinada política por decisión propia, sin embargo, esto no es una decisión de toda la OMC ni obliga al resto a adoptarla. Es un pequeño avance con potencial para que en el futuro se sumen otros miembros.

El acuerdo tiene el visto bueno de Chile, Brasil, Costa Rica, y también algunos jugadores de peso en este tema, como China, los Estados Unidos y la Unión Europea. La principal oposición es de países africanos y de algunos latinoamericanos, como Cuba, Bolivia y Venezuela. Este grupo objeta la apertura, alegando la reducida penetración de la tecnología en sus países, la cobertura y la velocidad de conexión, que determinan una verdadera brecha digital con los países más avanzados.

En este contexto de fuerte debate acerca de las regulaciones al comercio electrónico a nivel mundial, Jack Ma, fundador y CEO de Alibaba, el gigante chino que empezó con ocho amigos y hoy da empleo a 33 millones de personas, pidió a la OMC y a los gobiernos de los países que al comercio electrónico "déjenlo ser". Y adelantó: "si tenemos demasiada regulación, no va a llegar la innovación".

En este sentido, se manifestó a favor de una "globalización inclusiva", en un escenario en el que en el futuro no habrá más productos que lleven el made in tal o cual país, sino que todo será "made in Internet", dijo.

Al respecto, el empresario chino, destacó que "siempre que hubo una revolución tecnológica se destruyeron empleos pero se crearon muchísimos más. No hay que temer, la tecnología está pensada para apoyar al hombre, no para superarlo".

Previamente, Marcos Galperín, CEO de Mercado Libre, recordó que cada vez más el comercio migra hacia la tecnología, como es el caso de la industria del entretenimiento. Reclamó "un campo de juego nivelado" pero admitió que "habrá ganadores y perdedores". Frente a ello, consideró que los gobiernos tendrán que garantizar que los costos se minimicen y pidió que "más personas tengan más oportunidades".