U$D

JUEVES 25/04/2019

Analistas extranjeros dudan que se logre el déficit cero y esperan un "waiver" del FMI

El perdón por un posible incumplimiento se daría en caso que el gobierno electo en octubre mantenga un eje común con las políticas económicas actuales. 

Analistas extranjeros dudan que se logre el déficit cero y esperan un

Ejecutivos encargados de manejar las carteras de los inversores extranjeros que juegan fuerte aseguraron que, con las elecciones 2019 de por medio, el panorama de la economía argentina puede tornarse volátil y el Gobierno podría no alcanzar la meta de déficit cero este año. 

"Estimamos que el déficit primario finalmente terminará en 0,2% ó 0,3% del PBI, que no será un gran cambio y no creo que ni el Fondo Monetario Internacional ni el mercado castigue a la Argentina por estos puntos de diferencia", abrió el juego Alberto Bernal, jefe de Estrategia de XP Investments, en un panel del Council of the Americas sobre perspectivas de la Argentina para 2019. 

Coincidieron con el pronóstico los participantes Joydeep Mukherji, jefe de Rating Soberanos para América latina y el Caribe de S&P; y Casey Reckman, directora del Grupo Económico Mercados Emergentes de Credit Suisse

Los tres analistas le restaron importancia a las diferencias "mínimas" del cierre de las cuentas fiscales. "El waiver -el perdón de incumplimientos financieros- del FMI va a venir sin problemas siempre y cuando la próxima gestión se muestre dispuesta a seguir cumpliendo con el programa", dijo Bernal. 

"Mauricio Macri ha logrado crear fuertes vínculos políticos con Barack Obama y Donald Trump, asi como también lo ha hecho con varios líderes del mundo, tal como se vio reflejado en el G20", dijo Mukherji, y concluyó: "Hay mucha voluntad política de los 'dueños' del Fondo Monetario Internacional para seguir aliado a la Argentina".

El "cómo" importa 

En cambio, Casey se paró del lado de los inversores y aseguró que, para este grupo de agentes, la gravedad de que no se cumpla la meta de déficit cero dependerá de un factor principal: cómo se llegó a ese error

"Los mercados van a castigar menos a la Argentina en caso de que no se llegue a la meta fiscal por un mal cálculo de supuestos, que es lógico dado el contexto electoral, que si no se llegó al equilibrio porque el Gobierno no estuvo dispuesto a hacer los ajustes que eran debidos", aclaró la experta de Credit Suisse.

El segundo trimestre

La gran esperanza del Ministerio de Hacienda está puesta en la recaudación y, ésta, depende en gran medida del crecimiento. En este punto, los tres coincidieron que el crecimiento fuerte empezará a levantar en el segundo trimestre del año. 

"La Argentina va a crecer en el segundo trimestre por la recomposición del poder adquisitivo, una buena cosecha y, por sobre todo, porque vas a estar comparando contra el mismo trimestre de 2018 que fue horrible", dijo Bernal.

Pronósticos imposibles

Cuando le preguntaron a los analistas por predicciones exactas de crecimiento, la tendencia de las respuestas fue conservadora

"Con las elecciones es imposible acertar un pronóstico con la Argentina porque la suma de dos o tres factores que tomen tal o cual rumbo hará que el país crezca en 2% o, si juegan en contra, la economía caiga un 2%", explicó Bernal. "El desvío estándar de los pronósticos es muy grande", explicó, en términos técnicos. 

"La economía argentina tiene la virtud o desgracia de reaccionar rápido ante los buenos y malos estímulos que vengan del exterior", agregó en la misma línea el directivo de S&P. 

No obstante, observó que con el crecimiento de 2,5% de Brasil y si la Reserva Federal de los Estados Unidos no hace cambios abruptos de política monetaria, "hay muchas razones para ser optimistas en el 2019". Y agregó: "Si a esto le sumás que el mercado confía en que habrá continuidad de las políticas económicas, el desvío estándar que mencionó Alberto (Bernal) será real, para bien".

El dólar

La principal preocupación previo a las elecciones se concentró en un ingrediente principal: el tipo de cambio. "Si hay una nueva corrida cambiaria como la de 2018, esto puede definir las elecciones presidenciales", apostó Bernal. Aunque el economista dejó en claro que, dado el manejo que tuvo el nuevo Banco Central dirigido por Guido Sandleris, la posibilidad de una nueva devaluación es mínima

En cambio, tanto Mukherji como Reckman se mostraron más preocupados por el rumbo económico que tome el gobierno electo, en caso de que Cambiemos pierda.

"La inflación subió, la deuda también. Se deterioraron todos los indicadores que siguen a diario las calificadores. Esperamos que, sin importar el Gobierno que gane, se mantenga la línea de la pólítica económica que se viene implementando", advirtió el jefe de S&P.