U$D

DOMINGO 16/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Macri le tiró un hueso a la UIA

Macri le tiró un hueso a la UIA

En el círculo más cercano al Presidente circula una apuesta clave para el post Mundial. Sería primer termómetro de la reelección. Apuestan a que la inflación se amesete en el segundo semestre gracias a que la industria repunte su nivel de actividad. Hay datos oficiales preliminares que anticiparían una suba del nivel de actividad industrial en febrero cercana al 0,8% que ya registró el primer mes de este año. Y por lo que varias fábricas dejaron trascender en la Casa Rosada este podría ser un buen año para el sector, aunque prefieren decirlo bajito para evitar paritarias calientes. Con este escenario, la industria podría complementar lo que al Gobierno le faltaría por los embates climáticos en el campo, unos u$s 4000 millones.

Para la Casa Rosada es clave relanzar la alianza del Gobierno con el sector industrial y por eso se recurrió a un alfil decisivo: el aún secretario de Industria, Martín Etchegoyen, acaba de ser designado como el jefe de asesores del Ministerio de Producción, que comanda Francisco Cabrera. Si bien en las formas, se concretará en unos 10 días, en la práctica a nueva rutina ya empezó. Un reciente informe de la consultora Abeceb, que preside Dante Sica, abona esta teoría oficial. Prevé que este año la industria recuperará los niveles de actividad de 2015 y reveló que si bien la tendencia es generalizada, la dinámica intersectorial marca una supremacía del rubro automotriz y sólo tabaco y papel y cartón no lograrán mejorar.

La movida de Etchegoyen llegó en el momento justo. La relación entre la Unión Industrial y Cabrera estaba totalmente desgastada, tanto de un lado como de otro. Había habido demasiados roces y muchos cruces calientes en los últimos dos años. Para los referentes de la industria, Cabrera desconoce los temas fabriles y es más cercano filosóficamente al libre comercio sin protección. Para el ministro, la UIA es un grupo de dirigentes prebendarios con escasa gimnasia o voluntad exportadora. Que el nexo ahora sea Etchegoyen ayudará mucho a distender y oxigenar pero, sobre todo, a poner en marcha opciones reales para mejorar la producción de economías regionales, pequeñas y medianas empresas y sectores sensibles que deben reconvertirse para subsistir. El flamante funcionario ascendido "viene de los fierros", lo definen en el sector, en alusión a que proviene del grupo Techint y del corazón de la UIA. No hay mejor interlocutor en este contexto de dirigentes y dueños de fábricas con ceño fruncido. Al titular de la central fabril, Miguel Acevedo también le sirve el cambio porque implicaría más diálogo con el Gobierno en su último año de gestión y con buenos resultados en su haber sumará chances para una eventual reelección en la entidad.

La decisión se terminó de tomar luego de la reunión que mantuvo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con la mesa chica de la UIA y el ministro Cabrera, el 12 de este mes. Allí, se limpió la mesa, hubo pase de facturas aunque con glamour pero los industriales dejaron en claro que necesitaban un interlocutor más activo y receptivo a los reclamos fabriles debido a la heterogeneidad dentro del sector. Tambi én Marcos Peña dejó en claro que no habría cambios de hombres y que se habían terminado las prebendas. Por eso definió ratificó que la receta oficial son las mesas tripartitas, el modelo que prefiere Cambiemos para impulsar la competitividad y las exportaciones. Fue luego de ese encuentro cuando Cabrera, en su interior, tomó la decisión de ejecutar lo que, en realidad, hacía tiempo tenía en mente.

Etchegoyen tiene hoy en sus manos la coordinación de las mesas sectoriales, donde intervienen empresas, gremios, provincias y el Gobierno Nacional y que buscan replicar el éxito de Vaca Muerta, que ya dio frutos con autos, motos y la foresto industria. En estos momentos se están concentrando las negociaciones en la mesa de frutihorticultura, donde se discute el impacto del costo energético en el sector y la olivícola, donde se encara el desafío de modernizar y sustituir los sistemas y equipos actuales de riego para abaratar costos fijos.

La necesidad de mejorar la performance industrial es clave para atraer inversiones y generar más empleo. De hecho es el sector que despierta más curiosidad en el exterior junto con el de energías renovables. Así surgió de los numerosos encuentros que se realizaron en paralelo a la reunión de ministros de Finanzas y titulares de los bancos centrales del G-20. Por ejemplo, uno de ellos organizado por el banco de inversión Puente convocó a embajadores y cónsules de varios países que quisieron saber sobre la inflación y el gradualismo del gobierno de Mauricio Macri. Uno de los expositores para el reducido grupo de extranjeros fue el economista Miguel Kiguel quien defendió la versión gradualista más que por las metas económicas por las necesidades políticas. El experto también destacó que si bien la inflación aún es mayor a la esperada, el Gobierno logró que los aumentos tarifarios no dispararan los precios y, como también cree el Gobierno, le dejó en claro a los diplomáticos que la verdadera batalla inflacionaria 2018 todavía no empezó, el partido central se juega después de mitad de año.

Comentarios1
Juan Armendaris Conforte
Juan Armendaris Conforte 28/03/2018 09:31:02

Alejandra: el punto es que Cabrera es un improvisado. Y Echegoyen y Grasso saben mucho de Industria, pero no comparten la ideologia del minsitro( sobretodo en terminso de apertura)

Más notas de tu interés