U$D

MARTES 18/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Los abusos sexuales en el deporte

Imagen de DANIEL VIOLA

DANIEL VIOLA Abogado.Estudio Viola y Appiolazaa

0
Los abusos sexuales en el deporte

Semanas atrás, los canales de noticias se hicieron eco de una denuncia sobre abusos sexuales a varios futbolistas menores en el club Independiente de Avellaneda. Luego de las declaraciones de una invitada al programa de TV de Mirtha Legrand, el procurador general de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, en conferencia de prensa dijo: "Ningún periodista, responsable de medios, artista o conductor de TV se encuentra involucrado en esta causa. Ninguna de las personas mencionadas públicamente que se desempeñan bajo estos perfiles profesionales están siendo investigadas". Luego de recibirse testimonio a Natacha Jaitt en la causa que se investiga en la fiscalía (UFI) número 4 de Avellaneda, a cargo de María Soledad Garibaldi, el procurador apuntó: "Por el momento, no descartamos sus dichos".

Pronto se sumaron otras denuncias. La asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) denunció que dos juveniles de la pensión y una jugadora de vóley habrían sido abusados en River Plate. Un ex entrenador de 67 años fue detenido acusado de abuso sexual y corrupción de menores por denuncia de la madre de un futbolista de 13 años del Club Deportivo Mc Allister de La Pampa.

El flagelo de los abusos sexuales en el deporte tiene implicancia a nivel mundial desde antigua data. En 2007, el Comité Olímpico Internacional hizo pública una Declaración de Consenso que expresaba: "...Tanto el acoso como el abuso sexuales se producen en cualquier deporte y a cualquier nivel, y parece ser que con mayor frecuencia en el deporte de élite. Los miembros del entorno del atleta que ocupan puestos de poder y autoridad suelen ser los principales autores, aunque los compañeros de los atletas también suelen identificarse como autores y normalmente son con más frecuencia personas del sexo masculino que del sexo femenino. La investigación demuestra que el acoso y abuso sexuales en el deporte pueden afectar de forma grave y negativa a la salud física y psicológica del atleta, dando lugar a una reducción del rendimiento y provocando la marginación del atleta. La información clínica indica que las enfermedades psicosomáticas, la ansiedad, la depresión, el abuso de sustancias, las autolesiones y los suicidios son algunas de las graves consecuencias para la salud".

El Código de Ética Deportiva de la UNESCO prescribe que las organizaciones deportivas tienen la responsabilidad de implantar y velar por garantías en un marco general de apoyo y protección a menores, jóvenes y mujeres, con el fin de protegerlos del abuso y acoso sexual e impedir la explotación de los menores. Entre las sugerencias de esta organización mundial para el dictado de leyes contra el acoso sexual en el deporte pueden citarse:

1) Hacer base en los principios generales de la legislación nacional sobre la materia.

2) Tener en cuenta los diversos entornos en los que se realizan actividades deportivas.

3) Controlar las relaciones entre entrenadores, deportistas y otros auxiliares que prestan a apoyo y formación.

4) Evaluar la especial dinámica de poder existente entre deportistas y sus entrenadores. En Argentina se carece de una legislación específica cuya tipificación alcance a las actividades deportivas. El Código Penal prescribe para los delitos contra la integridad sexual que será reprimido con reclusión o prisión de 6 meses a 4 años el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de trece (13) años. La pena se eleva de 8 a 20 años cuando se genere un grave daño para la salud física o mental de la víctima, o cuando el hecho se atribuya a un ascendiente, descendiente, tutor, curador, ministro de algún culto, encargado de la educación o de la guarda, entre otras agravantes.

En enero pasado, la Cámara de Representantes de los EE.UU. aprobó un proyecto de ley (406 votos contra 3 en contra) para combatir y prevenir los abusos sexuales en las organizaciones deportivas. El proyecto obliga a los equipos, federaciones y otras entidades deportivas a denunciar a las fuerzas de seguridad cualquier tipo de abuso sexual en un plazo máximo de 24 horas. Además, se le encomienda a la ONG Centro de Estados Unidos para un Deporte Seguro, el desarrollo de políticas públicas para prevenir los abusos sexuales y emocionales. El disparador de esta iniciativa parlamentaria fue la condena al ex médico del equipo estadounidense de gimnasia, Larry Nassar (54). Tras dos décadas de abusos sexuales en al menos 156 casos de jóvenes mujeres, la jueza Rosemarie Aquilina de Lansing (Michigan) le dictó una condena ejemplar: de 40 a 175 años de cárcel, que se suman a otra de 60 años por delitos de pornografía infantil. Acabo de firmar tu sentencia de muerte. No has hecho nada para que merezcas andar libre nunca más, afirmó la jueza antes de leer la condena.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés