U$D

VIERNES 18/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval
Riesgo País
690 / 0.15

La inmigración de negocios en la era Trump

LUIS DENUBLE Abogado. Fundador de Denuble Law PLLC

0
La inmigración de negocios en la era Trump

A partir de la asunción de Donald Trump hemos leído una larga serie de noticias sobre cambios en la política de inmigración de Estados Unidos. Declaraciones sobre la muralla a construirse en la frontera con México, el récord de deportaciones de indocumentados, las restricciones al ingreso al país de extranjeros provenientes de países con mayoría de población musulmana, y el fin del DACA (Acción Diferida para los llegados en la niñez), entre otras.

Sin embargo, en los últimos tiempos se observaron algunas buenas noticias en materia de Business Immigration, o inmigración relativa a los negocios.

Una de esas novedades es el Proyecto de ley presentado por John Rutherford (Florida), que permite a los titulares de visas E-2 (visa de inversionista) el cambio de estatus a la residencia permanente, más conocida como Green Card.

Actualmente la visa E-2 es una visa de no inmigrante, que le permite vivir y trabajar en los Estados Unidos a un extranjero de un país que tiene un tratado bilateral, siempre que se invierta una cantidad sustancial de capital en un negocio ubicado en los Estados Unidos.

El régimen de la visa E-2 permite al inversor y su familia residir en los Estados Unidos hasta cinco años de aprobada la visa, pero puede extenderse en forma ilimitada cada 5 años en la medida que el negocio objeto de la inversión haya generado nuevos puestos de trabajo y que el retorno de la inversión no sea marginal.

Esta visa requiere, para su otorgamiento, que el inversor declare que tiene intención de abandonar los Estados Unidos cuando su visa E-2 expire.

Si este Proyecto de Ley se aprobara, aquellos inversores con visas E-2 que hayan estado bajo ese estatus durante al menos 10 años y que hayan generado como mínimo dos puestos de trabajo full time, podrían solicitar la residencia permanente o Green Card. Se estiman unas 100.000 personas las que se podrían beneficiar, de aprobarse este proyecto de ley.

La segunda buena noticia es que se ha prorrogado hasta diciembre de 2017 la vigencia del programa que creó la categoría de visa EB-5, que se trata de un camino hacia la residencia permanente o Green Card específicamente para los inversores inmigrantes (distinto a la visa E-2 que es una visa de no inmigrante).

Para obtener una visa EB-5, un extranjero debe invertir al menos un millón de dólares para establecer una nueva empresa comercial o invertir en un negocio en problemas que emplee directamente a 10 ciudadanos estadounidenses a tiempo completo.

Los ciudadanos extranjeros pueden también calificar para una visa si invierten 500.000 dólares en un negocio en un área o centros regionales ubicados en localidades cuyo índice de desempleo supera el 150% del promedio nacional.

Más allá de las adhesiones o críticas a la política migratoria de esta nueva Administración, las últimas novedades sobre inmigración en materia de negocios en los Estados Unidos son alentadoras.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés