Banca Privada Galicia

El Cronista Comercial

MIÉRCOLES 24/07/2019
Lunes  17 de Junio de 2019

En un lugar muy, muy lejano

Vivir tres meses en Asia ayudan a dimensionar cómo el eje del mundo se está moviendo hacia Oriente.

En un lugar muy, muy lejano

"En términos de centros de gravedad del mundo de los negocios, América del Norte es el presente. Los emergentes son el futuro. El mundo está moviéndose hacia Oriente". La frase, dicha por el director de Mercados Emergentes de una multinacional, suena más o menos similar a algo que se viene escuchando cada vez con más fuerza. Con China a la cabeza, parecería que es el turno de Oriente de "adueñarse" del eje geopolítico del mundo.

Desde este lado del mundo -y en el extremo austral- a veces es difícil dimensionar este cambio. Pero tres meses en Asia -el tiempo que, por motivos familiares, me tocó vivir con base en Singapur - bastó para verlo con otros ojos. Los datos duros: la población de China rondaría los 1400 millones; Japón, 126,8 millones; y el Sudeste Asiático, 641 millones. Pero esos números se vuelven realidad a la hora de subir a un subte en Tokio, Singapur o Seúl: un hormigueo de gente tan densa que, en comparación, uno siente que la combinación de las líneas B, C y D debajo de la 9 Julio está vacía incluso en hora pico.

Dicen que China produce dos nuevos multimillonarios cada dos semanas (o sea, con fortunas de más de u$s 1.000 millones). Un tarde húmeda y calurosa (como todas) en el Ion, uno de los shoppings más modernos y lujosos de Singapur, muestra a decenas y decenas de orientales haciendo fila para entrar a locales de los que salen con múltiples bolsas. ¿Cadenas de fast fashion? No, marcas de lujo como Louis Vuitton, Gucci o Prada, que tuvieron que implementar sistemas con sogas para organizar la entrada a sus tiendas -con personal de seguridad incluido- porque no dan abasto con la demanda.

El cambio en la sociedad y una naciente clase media que "sale" al mundo se hace realidad en uno de los dos aeropuertos de Bangkok, capital de Tailandia y hub para moverse hacia el resto del Sudeste Asiático o Europa. Cientos y cientos de personas haciendo check in en las decenas de mostradores de las aerolíneas low cost con valijas, mochilas y paquetes, en lo que para la gran mayoría es la primera salida de su país. Siempre, claro, hay códigos universales: todos llenan el carry on hasta el último gramo permitido para evitar pagar el despacho.

Muchas de las consecuencias de este crecimiento no son tan positivas. Cualquier día en Seúl muestra a miles y miles de personas con barbijo bajo un sol que nunca termina de asomar. No porque le tengan miedo a los gérmenes, sino porque el nivel de smog en cualquier día es tan alto que un par de horas en la calle producen picazón de garganta y ojos. La cosmética coreana, tan alabada y codiciada en el mundo, es imprescindible para que la piel sobreviva a esos niveles de contaminación.

Y para progresar hay que trabajar. Mucho. Japón y su cultura del trabajo sean quizá uno de los ejemplos preferidos para hablar sobre cómo una isla de 377.000 kilómetros se convirtió en potencia. El lado B: después de jornadas extenuantes de 12 o 14 horas, los oficinistas de Tokio se toman el subte, salen a beber hasta casi perder la conciencia y duermen en hoteles cápsula donde al otro día se despiertan, se bañan, salen a trabajar y la rueda vuelve a girar.

Como todos los cambios con impacto mundial, los desafíos son muchos -y grandes. Desde si el planeta está preparado para este desarrollo -a nivel ambiental y de alimentos, por ejemplo- hasta si los toques autoritarios de muchos gobiernos asiáticos son "trasladables" a la cultura occidental, tan acostumbrada a la privacidad en muchos ámbitos. Pero el futuro oriental parece muy cercano -casi inevitable- una noche calurosa y húmeda (como todas) en Gardens by the Bay, esos árboles típicos de la postal singapurense que parecen salidos de la película Avatar y que todos los días, a las 20 y a las 20.30, combinan un show de luces y música que, justo esta noche, es de bandas sonoras de grandes éxitos de taquilla como Harry Potter o Star Wars. Por un momento, es estar en una galaxia muy, muy lejana...

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,460841,600043,6000
DÓLAR BLUE0,340544,000044,2000
DÓLAR CDO C/LIQ-1,4130-43,0984
EURO0,085247,599947,6185
REAL-0,257311,313511,3180
BITCOIN-3,51089.963,09009.966,2100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000048,2500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,694958,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,250059,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000049,2500
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)6,6667176,00165,00
CUPÓN PBI EN PESOS-0,88892,232,25
DISC USD NY-0,7005120,50121,35
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,290038.729,9800
BOVESPA-0,2400103.949,4600
DOW JONES0,220027.171,9000
S&P 500 INDEX0,26732.985,0300
NASDAQ0,05008.204,1370
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,4503324,9063326,3760
TRIGO CHICAGO-0,4105178,2989179,0337
MAIZ CHICAGO0,0000166,2335166,2335
SOJA ROSARIO-0,2151232,0000232,5000
PETROLEO BRENT-0,442662,980063,2600
PETROLEO WTI-0,231256,090056,2200
ORO-0,28061.421,30001.425,3000
Revista Infotechnology