Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El paso por las urnas dará una señal sobre qué cambio pretende la sociedad para los próximos años

El país experimentó en los últimos dos años un cambio de modelo que eliminó distorsiones de la economía, como el cepo cambiario, las restricciones al comercio exterior y las retenciones agropecuarias, entre otras. Una etapa que modificó el vínculo del poder con la sociedad y abrió una perspectiva de crecimiento para algunos rubros. Pero que también derivó en un período de alta inflación y retracción de la actividad, marcado por el ajuste tarifario, la devaluación del peso, el déficit fiscal y un creciente endeudamiento.

El tiempo de la recuperación para la industria y el empleo comenzó a experimentarse recién en los últimos meses y de manera dispar, con sectores que aún no ven bondades en los tiempos del gradualismo y alimentan el reclamo opositor. Pero así como las encuestas revelan que la realidad no cumple con sus expectativas, también señalan que la mayoría proyecta un futuro mejor.

Con esa imagen, que atraviesa a la sociedad, el Gobierno pondrá a examen su gestión el próximo domingo. Y es que más allá de que el turno electoral sólo sea una primaria legislativa, es la propia dinámica de la campaña la que llevará a plebiscitar la gestión macrista en 48 horas, principalmente en la provincia de Buenos Aires.

Salvo por las internas oficialistas en 13 provincias y algunas opositoras, las PASO servirán principalmente de filtro para reducir la cantidad de boletas en los comicios de octubre próximo. Sólo Cambiemos se presentará con listas propias en todo el país, ante un peronismo fragmentado y partidos distritales. Pero su mayor desafío estará centrado en el territorio bonaerense, donde decidió nacionalizar la elección con la presencia proselitista del presidente Mauricio Macri y, fundamentalmente, de la gobernadora María Eugenia Vidal que buscó contrarrestar el peso de Cristina Kirchner y restarle votos a Sergio Massa. Y es allí donde radica el eje de una elección en la que el cambio forma parte del discurso de todos. El ya conocido, que propone profundizar el Gobierno con reformas fiscales, previsionales y laborales que dejen atrás la década kirchnerista y el que plantea establecer la oposición, tras los magros resultados de la primera mitad de gestión macrista.

Del cambio que elija la sociedad en las urnas dependerá el rumbo que emprenderá el país en los próximos años. El domingo comenzará a delinearse cuál es el destino deseado.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Ariel Anibal Pastura
Ariel Anibal Pastura 12/08/2017 08:56:01

cambio de que , lo que propone macri ya se vio , en los 70 y en los 90 . no hay nada nuevo bajo el sol . y la pobreza de ahora es gracias a esos periodos