Miércoles  30 de Mayo de 2018

El acuerdo entre Argentina y el FMI: ¿no hay alternativa?

El acuerdo entre Argentina y el FMI: ¿no hay alternativa?

ALI BURAK GÜVEN  Profesor del departamento de Política. Universidad de Birkbeck

Que Argentina esté negociando un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es una noticia importante para la comunidad internacional. Después de todo, ningún poder emergente golpeó las puertas de la organización en más de una década. Incluso durante la crisis financiera global, los países más golpeados como Turquía resistieron la tentación bajo el argumento de defender su soberanía política y, así, el orgullo nacional.

Es cierto que México, Colombia y Polonia firmaron acuerdos conocidos como la Línea de Crédito Flexible, pero esto es esencialmente una póliza de seguros que marca el apoyo del Fondo al status quo y es ofrecida con el entendimiento explícito de que el miembro no recurrirá a estos fondos.

En cambio, Argentina desea acceder inmediatamente a un préstamo, que por su tramo de ingresos puede ser el anticuado Acuerdo Stand By (SBA) o su primo más intrusivo, el Extended Fund Facility (EFF). Ambos pueden resultar en la imposición de condicionalidades, lo que significaría perder autonomía política. Esta no es una opción envidiable para ningún país, mucho menos para uno al que le garantizaron un asiento permanente en la más alta plataforma para la gobernanza económica global (G20) al cual el FMI reporta.

¿Argentina tenía que pedir un préstamo al FMI? Y ahora que considera esa opción, ¿qué clase de arreglo puede esperar? La respuesta a la primera pregunta es un rotundo "no". Ir al FMI es una elección y el asombro de los analistas internacionales en las noticias lo dice todo. Desde afuera, la situación se parece más a una decisión deliberativa de la gestión de Macri buscando una pérdida de autonomía política para poder apuntalar políticas y reformas para las que hay poco apetito público. Los políticos, especialmente los de inclinación neoliberal, hicieron precisamente eso en decenas de países en los años 80.

Si este es el caso, es decir, a menos que Macri, Dujovne y compañía genuinamente crean que un colapso financiero es inminente, entonces este puede en realidad no ser un momento desafortunado para ir al FMI, por dos razones: primero, el Fondo va a estar expectante de tener a Argentina como cliente activo.

Los días de gloria durante la crisis de la eurozona ya pasaron, y su clientela no incluye ningún país con ingresos medio-altos. Argentina va a ser un caso para mostrar para el FMI, una oportunidad para mostrar al mundo que la organización todavía es relevante como prestamista de última instancia para los "grandes muchachos". Por tanto, es esperable que sea muy cuidadoso y selectivo con el programa que impondrá.

Segundo, el Fondo ha cambiado algo en la última década. Una dosis de humildad fue inyectada, ha adquirido más experiencia en entornos complejos y diversos, las normas políticas que la organización defiende se volvieron menos dogmáticas y su enfoque es menos "de talla única", y el marco de condicionalidad se renovó. Esto no quiere decir que Argentina puede esperar un programa flexible, pero debería poder negociar un trato más favorable que las SBA típicas del Consenso de Washington. Una negociación que es "relativamente" equilibrada está entre las posibilidades.

"Relativamente" es la palabra importante acá. Como académico que ha escrito en algunas ocasiones sobre las aventuras de países en desarrollo o emergentes con las organizaciones financieras internacionales como el FMI, creo que los legisladores argentinos podrían ir al Congreso con los partidos de la oposición para tratar de alcanzar un plan nacional para abordar las causas más profundas de los problemas económicos de larga data del país, un plan que puede incluir, o no, alguna participación internacional. Por más ingenuo que pueda sonar, las dificultades económicas casi siempre requieren soluciones políticas.

Como economista político, no puedo ver un país tan grande e históricamente complicado como Argentina buscar su salida de una crisis latente sin un mandato político fuerte. En momentos delicados como estos, los pasos deben tomarse con el más amplio consenso democrático posible. Nadie lo sabe mejor que los argentinos.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN1,234658,000061,5000
DÓLAR BLUE3,717569,250069,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-0,0000-76,5294
EURO0,650165,632365,6552
REAL1,489114,569714,5787
BITCOIN-6,49217.500,41007.504,8500
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000053,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-0,826460,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-0,813061,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000056,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)3,2258160,00155,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,58061,591,55
DISC USD NY2,500082,0080,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-2,410033.262,6400
BOVESPA0,0400107.381,1100
DOW JONES0,020026.788,1000
S&P 500 INDEX0,05112.995,9900
NASDAQ-0,01008.104,2950
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,1338343,6456343,1863
TRIGO CHICAGO0,2896190,8836190,3324
MAIZ CHICAGO-0,1289152,5529152,7498
SOJA ROSARIO0,0000245,0000245,0000
PETROLEO BRENT2,361861,110059,7000
PETROLEO WTI2,588155,890054,4800
ORO0,31721.486,40001.481,7000