Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno celebra un triunfo que apuntala el camino hacia el 22-O

Varios funcionarios de primera línea de Casa Rosada se acercaron a festejar con Valdés. Macri, que fue a la provincia el miércoles pasado, siguió la elección desde Olivos

El Gobierno celebra un triunfo que apuntala el camino hacia el 22-O

El gobierno nacional celebraba anoche la victoria que el frente Eco-Cambiemos obtenía en Corrientes, que consagraba gobernador al radical Gustavo Valdés, aunque existía cautela en relación a la diferencia con el peronismo. Hubo presencia de dos funcionarios centrales de la Casa Rosada, como el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, que volaron hacia la capital provincial para saludar al nuevo mandatario y también al gobernador saliente, electo senador provincial, Ricardo Colombi.

 

En la previa a los comicios correntinos, la expectativa era muy alta de parte del presidente Mauricio Macri y, también, de los funcionarios de la primera línea. No fue casual que Macri, Peña y Frigerio, por citar tres casos, recorrieran la provincia la semana pasada, en el marco de la campaña local, pero también con la mira en las generales nacionales del domingo 22.

Presidencia descontaba el triunfo de Valdés sobre Espínola, aunque en la previa la expectativa era por una diferencia mayor. "Será amplia, sin necesidad de ballottage", sostenían fuentes ejecutivas, a la par que enviaban encuestas que daban al actual diputado nacional con una diferencia de hasta doce puntos sobre Espínola.

Si bien el margen se acortaba, Eco-Cambiemos lograba superar el filtro necesario del 45%, y así se imponía en primera vuelta. Por la noche, pasadas las 22, fueron arribando al búnker de Valdés los principales funcionarios de Balcarce 50, con Frigerio y Peña a la cabeza, además del diputado Emilio Monzó, y también referentes del radicalismo, como el gobernador jujeño Gerardo Morales, el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, y el titular de la bancada oficialista en Diputados, Mario Negri.

Para el macrismo era trascendental que Valdés, además de ganar sin segunda vuelta, lo hiciera con un porcentaje superior al 45,44% que obtuvo Cambiemos en la PASO del 13 de agosto, cuando superó por más de diez puntos al PJ provincial.

El Presidente, en tanto, siguió la elección desde Buenos Aires, luego de haberse mostrado cerca de Valdés y Colombi la semana pasada, en plena campaña. El mandatario, puertas adentro, consideraba vital la elección correntina para fortalecer el dominio de Cambiemos en el interior, algo que pretende profundizar en 2019 en otras provincias todavía gobernadas por el peronismo, como Tucumán, San Luis y Formosa.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar