Domingo  29 de Marzo de 2020

Coronavirus: los temas en los que la tv hace agua y algunos datos para hablar sobre ellos

Coronavirus: los temas en los que la tv hace agua y algunos datos para hablar sobre ellos

En estos tristísimos tiempos de pandemia y de lúgubres pronósticos sanitarios y económicos hay cuestiones en las que los medios de comunicación en general están haciendo agua.

Para explicar las defecciones, las excusas que generalmente tienen más a mano es que se trata de una situación de emergencia y que la caótica irrupción de las redes sociales les ha hecho perder el rumbo.

El caso más patético es el de  la televisión, justo en momentos en que su presencia en estos días de encierro es vital porque es el medio que más llega a la gente. Claramente atosigada de facilismo y de no querer ver algunas aristas de la realidad, allí sólo se expresa sólo lo obvio o lo superfluo o se le da manija a temas -algunos de alta connotación clasista- que enmascaran la ignorancia de muchos comunicadores a través de una indignación cada vez más impostada u otras veces a través del balbuceo. En tanto, hay algunas otras cuestiones bien críticas que no se tocan o que no se investigan lo suficiente porque así lo indica la línea editorial de cada medio.

Más allá de que hay un evidente alineamiento con la comunicación oficial, lo que parece sumamente lógico ya que en estos casos funcionan mejor los mensajes unificados, no es ésta que se viene dando por estas horas la tradicional pelea por informar o por entretener sino algo más profundo que está azotando a quienes tienen la obligación de contar la verdad. Hay cuestiones que se quedan en simples menciones, cuando habría que profundizarlas un poco más para no pasar gratuitamente por militantes, por operadores o por desprevenidos, tres malos caminos para ejercer el periodismo de calidad.

Van al respecto, algunas menciones de temas que hoy los medios en general ignoran o resuelven diciendo obviedades o barriendo debajo de la alfombra y sin poner en aprietos casi nunca a los funcionarios que tienen que rendir cuentas: la pelea subterránea entre la Nación y la CABA; el preocupante caso del Conurbano y, sobre todo, la incesante acción del narcotráfico; la grave decisión del Estado de monopolizar la compra y la asignación de respiradores y tests del COVID-19 y, relacionado con esto y con las políticas de fondo de la actual Administración, la acción cada vez más flagrante de los lobbies empresarios. El grave peligro en el que se contextualiza todo este menú de cuestiones hoy casi intocables es la posibilidad de que, en nombre de la crisis sanitaria y económica, se avance luego del pico hacia formas poco republicanas de convivencia, plagadas de altas dosis de despotismo.

Para ilustrar, bien se puede intentar una aproximación a cada uno de ellos:

a)     La pelea: después de las batallas de Cepeda (1859) y sobre todo la de Pavón (1861), la historia de las guerras civiles por la caja aduanera pareció cerrarse en el año 1880 cuando la Ciudad de Buenos Aires fue federalizada y quedó bajo la dependencia directa del presidente de la República, hasta que en 1995 consiguió el estatus de Ciudad Autónoma. No obstante, por dinero, crecimiento o elitismo, la “pica” entre los porteños y los habitantes del resto del país pasó de generación en generación. Con el tiempo, la grieta se abrió mucho más porque los habitantes del Conurbano han utilizado con naturalidad y sin costo los servicios de la Ciudad, los de salud en primer lugar.

Desde diciembre pasado, el gobierno nacional y el de la provincia son de signo ideológico opuesto al de la CABA y ya se vio desde el primer día que habría una guerra de recursos, focalizada en debilitar electoralmente a la Ciudad a cuatro años vista. Hoy, en medio de una pandemia que no mira colores políticos, aquellos viejos rencores subterráneos parece que han vuelto a renacer. Si bien da la impresión que la imagen pública de los gobernantes de la Nación y la CABA se ha fundido en una sola, hay cortocircuitos que han trascendido especialmente de la Ciudad por el equipamiento sanitario o las recriminaciones de la provincia por las contrataciones de médicos. Por ejemplo, en el edificio del Parque de los Patricios se ha seguido con mucha preocupación el convenio de exclusividad entre el gremio de camioneros y el gobernador Axel Kicillof: “¿no ingresarán porteños?”, se preguntaban.

Y para cerrar el círculo están los retenes alrededor de la Capital, una medida que hace al aislamiento y que se presentó bajo la fachada del control de tránsito. El primer día, la multiplicidad de videographs iguales en la televisión destinados a criticar la forma (“congestión”) hizo sospechar a Horacio Rodríguez Larreta que había alguna bajada de línea oficial para desairarlo. No obstante, los vecinos de los cruces que están cerrados apoyan la medida porque presumen -como muchos también en el mundo de la política- que esas vallas se han puesto para evitar hacia el futuro rapiñas sobre los supermercados (o las casas) porteños o aún para que los hospitales periféricos dela Ciudad no sean abarrotados por enfermos de la provincia. Hay una guerra sorda en este sentido, de la que tampoco se habla.

b)    El narco: ya se sabe que la pelea más grave que se deberá dar contra el coronavirus será justamente en el Conurbano bonaerense, sobre todo en las barriadas donde la gente vive hacinada y circula por pasillos y no por calles. Esos lugares son un tremendo caldo de cultivo del virus, ya que es imposible garantizar higiene absoluta donde se carece de agua corriente. Las colas para sacar el dinero de la AUH de los cajeros o la comida que se reparte entre tumultos son también focos permanentes de contagio. Será en todos esos lugares donde lo económico pesa también mucho más, ya que la mayor parte de los habitantes vive de ingresos en la mayor parte informales. Desde ese punto de vista, el Gobierno ha previsto dotar de fondos de emergencia a todas esas personas para que puedan sobrellevar algo mejor una situación que le agregará desgracia a la desgracia.

Sin embargo, en gran parte de esos barrios la actividad del narcomenudeo es sustento de muchas familias que son distribuidores de drogas en una cadena que no se puede parar. Es una actividad callejera de mucha gente descartable que tiene reglas de violencia que nunca han sido desactivadas, sino más bien toleradas por la connivencia policial y política. En algunos casos se trata de verdaderos ejércitos que resisten cualquier regla, mucho más la de quedarse en la casa sin posibilidades de vender y ganar algún dinero y así se ha visto en muchos lugares críticos del Gran Buenos Aires, con pedradas o balazos a coches policiales que trataban de impedir la movilidad callejera.

c)     Ginés: la preocupación de la provincia de Buenos Aires por el equipamiento le ha dado el Gobierno nacional la excusa perfecta para monopolizar la compra de respiradores. Así, el dedo del funcionario será el que diga quién lo va a recibir y quién no: discrecionalidad plena. En este sentido, el ministro de Salud, Ginés González García y todo el gobierno que integra, son férreos defensores de la potestad que tiene el Estado para asignar recursos, tarea que se difunde como un Credo ideológico: el Estado-presente, un eufemismo para tener una piedra libre que siempre favorecerá a alguien. Desde ya que la CABA teme también ser discriminada.

El ministro ha tenido algunos deslices médicos reprochables en cuanto a su apreciación original de la profundidad del problema. Pese a las exhortaciones lógicas del presidente Alberto Fernández sobre el momento en que se inició la crisis (“Dios nos ha dado una oportunidad...”), lo cierto es que el responsable del área se quedó dormido y eso hizo que las compras de insumos entraran en competencia con el mundo, se encarecieran o faltaran. Un tema crítico que no se aborda demasiado en los medios es el de los tests masivos de verificación, algo que parece que utilizaron con éxito Corea del Sur y Alemania. Lo cierto es que por centralizar ideológicamente la tarea en el Instituto Malbrán, la Argentina se durmió y hoy avanza hacia una compra directa que se presume tiene nombre y apellido.

d)    Los lobbies: siempre que el Estado se enseñorea hay alrededor de los funcionarios y de los legisladores un grupo de profesionales listos a hacerles “la oreja” para llevar agua para algún molino no sólo de empresas comerciales sino de organizaciones de todo tipo. En inglés, la palabra que identifica este accionar es “lobby”, algo más asociado al glamour de los salones donde se realizan fiestas para seducir a los políticos y no a los contubernios que ese accionar oculta. En cambio en castellano se usa “cabildeo” un término que identifica la “intriga que se lleva a cabo para conseguir algo entre un grupo de personas” y esa intriga, desde ya, necesita de los medios de comunicación como vehículos para ayudar a convencer a la opinión pública.

En esta crisis del “sálvese quien pueda”, el accionar de los lobbies se acrecentó en todo el mundo y así se ha visto también en la Argentina una furibunda presencia de actores que tratan de salvar la ropa, a costa de los demás. El resultado de las elecciones del año pasado ha determinado que la ideología del actual gobierno juegue a favor de los grupos de presión y entonces ya se ha visto a los fabricantes locales y especialmente a los laboratorios, que han ido muy fuerte en sus declaraciones para que se los tenga presentes en la primera línea de las decisiones.

Hubo otros que, viendo venir lo que se venía, se atrincheraron para ver cómo podían influir y sacar alguna tajada, no sólo para salvarse ahora sino para quedar bien parados luego de que pase la tormenta sanitaria. El accionar de las empresas de medicina prepaga, por ejemplo, quizás ha sido el más expuesto y aunque es verdad que están muy preocupadas porque la mano visible del Estado les ha quitado la posibilidad de equipar sus sanatorios con más respiradores, algo que quienes han pagado durante toda su vida mucho dinero para tener equipamiento adecuado les podrían reclamar, su presión original era para que ese mismo Estado (es decir los contribuyentes) se hicieran cargo de los sobrecostos de la situación que les genera el COVID-19.

Sobre estas cuatro cuestiones en general los medios han preferido surfear por encima de la ola en vez de meterse de lleno en ella. Éste podría ser un muy mal antecedente cuando la situación se tranquilice y se evalúen los daños terribles que desde lo humano y lo económico dejará esta crisis. Si a esto le sigue la resignación del periodismo, la Argentina se habrá condenado a perder la democracia y la administración de Justicia y a ser gobernada hacia el futuro por una casta de autoritarios.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000069,000074,0000
DÓLAR BLUE0,0000123,0000127,0000
DÓLAR CDO C/LIQ1,6320-109,8696
EURO0,067479,891879,9243
REAL0,025813,173813,1772
BITCOIN-1,18159.231,64009.237,7700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000029,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-31,250011,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-29,411812,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000029,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000094,0094,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,28762,302,33
DISC USD NY0,709271,0070,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,943043.339,6900
BOVESPA-1,190098.937,1600
DOW JONES-1,510026.287,0300
S&P 500 INDEX-1,08193.179,7200
NASDAQ-0,860010.433,6500
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,2782329,2236330,1422
TRIGO CHICAGO0,4086180,5953179,8605
MAIZ CHICAGO-0,5051135,7229136,4119
SOJA ROSARIO0,8621234,0000232,0000
PETROLEO BRENT-0,394442,930043,1000
PETROLEO WTI-0,369240,480040,6300
ORO0,86111.803,90001.788,5000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology