Esa estrella era mi lujo: Virgin Galactic reveló la cabina para los primeros turistas espaciales

Virgin Galactic avanza con su proyecto de turismo espacial. Con selfies, videos, fotos y contenidos para redes sociales, la compañía liderada por Sir Richard Branson promete una experiencia singular a los pasajeros del SpaceShipTwo en los próximos vuelos comerciales espaciales. 

17 ventanas tipo ojo de buey para tener vistas hacia todos ángulos, 6 asientos ultralivianos y de alta performance que se ajustan automáticamente según el momento del viaje, lo mismo que la iluminación. 16 cámaras registrarán todo el vuelo para que cada pasajero pueda revivir ese momento único, compartir la experiencia en redes sociales y hasta tendrán una película personalizada para cada uno. Habrá selfies, videos, fotos y contenidos para redes sociales.

 

 

Estas son algunas de las características, funcionales, emocionales y centradas en el cliente, que Virgin Galactic develó para el diseño de la cabina de sus futuros vuelos comerciales espaciales a bordo del SpaceShipTwo.

 

 

"La cabina es la pieza central en esta jornada transformadora. Es este espacio el que va a llevar a cientos, y luego a miles de personas, a lo que va a ser la experiencia más inolvidable de sus vidas", explicó Michael Coleglazier, actual CEO de la compañía, quien dejó su puesto de director de Customer Experience en Disney para ocupar el sillón en Virgin Galactic. 

"Hoy les vamos a compartir la culminación de mucho trabajo, creatividad y compromiso en la búsqueda de nuestro sueño de acercarnos al espacio y cambiar al mundo", afirmó. Y agregó: "Sólo tuvimos una cosa en mente al diseñar esta cabina: que nuestros pasajeros puedan disfrutar al máximo la visión de la Tierra desde el espacio".

 

 

La exclusiva experiencia que la empresa liderada por Sir Richard Branson piensa para sus pasajeros, que ya pagaron unos u$s 250.000, comienza en la Tierra, con el soporte y movilidad de camionetas Land Rover y trajes diseñados y realizados por Under Armour, compañia textil que también participó en la terminación en los asientos de cabina.

 

 

Los turistas podrán desabrocharse los cinturones a la altura máxima para flotar en la cabina en condiciones de gravedad cero. Para que esa experiencia sea plena, en la parte de atrás de la nave se colocó un espejo circular donde podrán verse inmersos en el espacio, mientras flotan.

 

 

Según trascendió, Virgin Galactic tiene más de 500 inscriptos para volar y otros tantos expresaron su deseo. Pero aún no hay una fecha cierta para el primer vuelo espacial comercial, demorado a raíz de un accidente que tuvo la empresa en un vuelo de prueba.

De todos modos, se espera que el multimillonario esté a bordo para ese acontecimiento histórico. En la página de Virgin Galactic ya se puede reservar un asiento en cabina con un depósito por u$s 1.000.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar