LOUIS VUITTON
LOUIS VUITTON

Tiemblan las marcas de lujo: China endurece sus controles aduaneros

Primero empezó como un rumor en las redes sociales pero ahora los efectos se ven en los mercados: la aduana china se volvió más estricta a la hora de revisar las valijas de los pasajeros entrantes... Y las marcas de lujo están en problemas.

El mercado de lujo no está atravesando un buen momento y las consecuencias ya se sienten en Wall Street: las acciones de la firma francesa de artículos de lujo LVMH siguen en caída –cuyas acciones ayer cerraron un 8,4% a la baja–en el marco de un debilitamiento de la demanda en China.      

“Las autoridades chinas tienen algunas leyes que a veces son ejecutadas con más fuerza y eso es lo que estamos viendo en este momento”, le explicó Jean Jacques Guiony (CFO del grupo LVHM) a Bloomberg. Lejos de generar tranquilidad, sus comentarios lograron el efecto opuesto y encendieron las alarmas de los inversores vinculados a empresas de lujo en el contexto de fuertes rumores, surgidos de las redes sociales, de que China está endureciendo sus controles aduaneros con el objetivo de reducir la cantidad de productos de lujo importados sin autorización.

De comprobarse, sería un golpe fuerte para las grandes maisons ya que el mercado chino constituye un tercio de las ventas del sector de lujo a nivel mundial y ha sido uno de los mayores impulsores del crecimiento que experimentó en los últimos años, según la consultora Bain. El objetivo, según trascendidos, sería desarticular el mercado paralelo que se creó alrededor de este tipo de productos: se especula con que ciudadanos chinos compran artículos de lujo fuera del país, donde son más baratos, para poder revenderlos en el mercado nacional a un precio menor que al que los venden las propias sucursales de las brands en China.

Este mercado paralelo, al que llaman daigou, “no es algo que tratamos de promover”, le aclaró Guiony a Bloomberg, y explicó  que, de hecho, el grupo LVMH tiene un límite en relación a la cantidad de productos que los clientes pueden comprar en sus tiendas de París y sus otras boutiques alrededor del mundo.  Y aunque manifestó que “sería bueno que los chinos se mantuvieran en la misma línea”, aclaró  que el grupo no tiene planes de equipar sus precios en China con el de sus otros locales alrededor del mundo. Aunque las diferencias persistirán, la brecha se redujo un poco en los últimos meses gracias a la disminución de las tasas aduaneras en e l país.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping