Las confesiones de Michelle Obama: Trump, infertilidad y candidatura

Las confesiones de Michelle Obama: Trump, infertilidad y candidatura

Llega a las librerías el libro de memorias de la ex Primera Dama estadounidense. Ya es un fenómeno de ventas en Amazon.

Definitivamente, Michelle Obama no fue una Primera Dama  estadounidense más. No sólo fue la primera afroamericana en ocupar ese cargo, sino que contribuyó a que la Casa Blanca alcanzara sus mayores cuotas de apertura e inclusión en la Historia. Y se destacó particularmente por su trabajo en la promoción de las mujeres y las niñas, tema en el que hizo foco durante su visita a la Argentina en 2016 junto a Barack Obama.

En Mi historia (Penguin Random House), su libro de memorias, Obama relata las experiencias que la marcaron: desde su infancia en el South Side de Chicago y los años como alta directiva durante los que tuvo que compaginar las exigencias de la maternidad con las de su vida profesional hasta su paso por la Casa Blanca y su regreso a la vida común. Con una primera edición es de 3 millones de copias a nivel mundial, y en 31 idiomas., ya se encamina a ser el uno de los libros más vendidos del año.

"Mi principal aspiración era crear algo que pudiese ser útil para otras personas, darles algo que pudiesen usar en sus propias vidas, así que me centré en contar mi historia con la mayor sinceridad posible. No buscaba ajustar cuentas ni ofrecer un relato político pormenorizado, sino acercar a los lectores la experiencia de una niña que creció en una familia de clase trabajadora y llegó a ser la Primera Dama de Estados Unidos", explicó en una entrevista publicada por el sello editor.

Entre las partes del libro que más llaman la atención, Michelle dice que "nunca perdonará" a Trump por los rumores que él difundió cuestionando la legitimidad del certificado de nacimiento estadounidense de Barack Obama, ya que considera que amenazó a su familia sn pruebas. "Todo el asunto [del nacimiento] era loco y mezquino. Su intolerancia subyacente y su xenofobia casi no se ocultaban. Pero también era peligroso, deliberadamente destinado a agitar a los locos y chiflados", escribió. "Donald Trump, con sus insinuaciones ruidosas e imprudentes, estaba poniendo en riesgo la seguridad de mi familia. Y por esto nunca lo perdonaré".

Michelle también reitera que la política no es para ella, aludiendo a su anterior negación de una posible candidatura presidencial en 2020. "Nunca fui una fanática de la política, y mi experiencia en los últimos diez años ha hecho poco para cambiar eso", escribe.

Becoming Michelle

Apelando a la franqueza, la ex Primera Dama estadounidense relata cómo fue crecer en South Side de Chicago, con una cariñosa familia afroamericana de clase media, y cómo cambió su barrio durante la época de la "fuga blanca". También cuenta sus años en Princeton, donde fue una de las pocos estudiantes afroamericanas y los inicios de su vida profesional tras licenciarse en Derecho en Harvard y obtener un trabajo como abogada junior en uno de los mejores bufetes de Chicago, donde tendría a su cargo a un joven becario llamado Barack Obama, que pese a lo distintas que eran sus experiencias vitales y sus personalidades, acabaría convirtiéndose en el amor de su vida.

También relata momentos difíciles: desde su experiencia de pérdida de su padre y de una amiga íntima de la universidad hasta reflexiones sobre el proceso de adaptación a las realidades del matrimonio, incluidas las dificultades que tanto su marido como ella afrontaron en sus esfuerzos por tener hijos, incluido un aborto espontáneo y el hecho de que sus hijas fueron concebidas mediante la fertilización in vitro.

Coincidiendo con la publicación del libro, Michelle Obama se embarca en una gira por los estadios de 10 ciudades de los Estados Unidos, producida por Live Nation. Comenzará en Chicago, su ciudad natal, con Oprah Winfrey como moderadora. Luego tiene prevista una gira internacional por Reino Unido, Francia y Alemania a principios de diciembre.